El Heraldo
Josefina Villarreal
Judicial

Atracos: ¿por qué terminan en homicidios?

En 2021, han asesinado a 29 personas en medio de estos hechos en Barranquilla y el área metropolitana, según la Policía. 

En Barranquilla y el área metropolitana, en lo que va del 2021, según la Policía, se han registrado 29 homicidios en medio de atracos, una cifra que preocupa a las autoridades y crea zozobra entre la ciudadanía, por la manera en que terminan estos hechos delictivos.

Uno de los casos más recientes fue el ocurrido la noche del viernes 6 de agosto en la carrera 38 con calle 56, barrio Recreo, donde un escolta fue asesinado a bala al forcejear con un delincuente en medio de un atraco.

La víctima de este hecho fue identificada como Jonathan Eduardo Chimas Robinson, quien murió en la Clínica La Merced, mientras recibía atención de los galenos.

Diez días después de este crimen, las autoridades aún no han reportado la captura de los responsables de este caso que puso en evidencia la ola de inseguridad que atraviesa ese sector de la ciudad.

Ante esta situación, EL HERALDO consultó a un sociólogo, un experto en seguridad, una psicóloga y al mismo comandante de la Policía de Barranquilla para poder comprender qué está influyendo a que los antisociales aparte de despojar a las personas de sus pertenencias terminen con sus vidas.

 

 

 

Varios factores

Arturo García, experto en seguridad, aseguró que son varios los factores que influyen en que los delincuentes asesinen a sus víctimas en medio de atracos.

“Se trataría de personas que apenas están comenzando su vida criminal y no tienen la experticia en el manejo de armas de fuego, entonces,  entran en pánico y disparan como ha sucedido en varios casos”, explicó.

Asimismo, sostuvo que hay varias organizaciones criminales que obligan a los delincuentes a asesinar a una persona para medir su capacidad para luego incorporarlos en sus bandas.

“Hay delincuentes que no les importa la vida de la víctima y suman con ella una muestra de “su valor” para poder tener el ingreso a organizaciones criminales en la ciudad, es decir, mostrar que son capaces de ultimar a una persona”, afirmó.

De igual manera, sostuvo que el ‘modus operandi’ de los delincuentes “ha cambiado” y han adoptado otras modalidades para delinquir.

“La acción del delincuente barrial de esta región nunca estuvo acompañada de crímenes y si se están presentando estos caso puede ser que se estén adoptando nuevas modalidades criminales que son empleadas en otros países cercanos a Colombia”, puntualizó.

 “Una sociedad anómica”

Entre tanto, el sociólogo y docente de la Universidad del Bosque, Carlos Arroyave Bernal, dijo que en Barranquilla y en varias zonas del país existe “una sociedad anómica”, es decir, carente de normas.

 “En este sentido, el delito del robo acompañado del crimen implica también un no respeto a la vida, dado que implica no considerar la dignidad de cada persona y el reconocimiento de los derechos que son innatos a toda la humanidad”, explicó Arroyave.

El experto también sostuvo que el aumento de la criminalidad en el país podría tratarse de la pobreza y falta de oportunidades laborales.

Según el Dane, la pobreza en Colombia pasó del 35,7 % de la población en 2019 al 42,5 % en 2020, cifras que reflejan la crisis económica y social que se ha acentuado con el coronavirus en el país.

“Barranquilla se ubica, según el Dane, como la tercera ciudad del país con el mayor porcentaje de jóvenes que no estudian ni trabajan, con un 30,8 %. Dichos factores influyen definitivamente en la búsqueda de formas ilegales para el logro de ganancias económicas y por ende de incursión paulatina de bandas criminales y atracos que muchas veces terminan en homicidios”, expresó.

La desconexión moral

La psicóloga Mónica Castillo Bassil, Coordinadora de Bienestar Universitario Sergio Arboleda Barranquilla y magíster en Desarrollo Social, afirmó que la ocurrencia de estos casos se registra debido a la desconexión moral que ocurre en los delincuentes al momento de cometer sus ilícitos.

“Como seres humanos vamos interiorizando mediante la socialización lo que está bien y lo que está mal. Lo anterior, se logra con la formación que se recibe desde la casa y en los entornos escolares frente a las normas sociales que están establecidas. Entonces, se transgrede la norma y es cuando nos damos cuenta que la sola norma no es suficiente para evitar su quebrantamiento. Ahí es cuando ocurre esa desconexión que tiene varios tipos y que la utilizan para justificar las acciones que van en contra de lo establecido”, explicó Castillo.

Añadió que la pandemia ha dejado estragos mentales en las personas que ya no saben cómo reaccionar frente a este tipo de situaciones (atracos)  que se llegan a presentar en cualquier momento.

“La pandemia nos desestabilizó tanto mentalmente que muchas personas ya no saben de qué se tienen que defender. Los grandes índices de ansiedad que se están viendo reflejados en los comportamientos de cada uno de nosotros, dejan consecuencias fatales”, expresó.

¿Qué hace la Policía?

A través de las redes sociales, la ciudadanía deja ver su descontento por los constantes hechos delincuenciales que se han registrado en Barranquilla y los municipios del área metropolitana, pues aseguran que la percepción de seguridad es “bastante baja”.

El general Diego Hernán Rosero, comandante de la Policía de Barranquilla, afirmó que los casos se han venido registrando en el último mes con más frecuencia, pero que de igual manera “están creando nuevas estrategias” para contener estos casos lamentables.

“Nosotros como Policía Nacional debemos ser muy dinámicos con la creación de las estrategias porque la delincuencia es dinámica. En agosto se nos han presentado varios casos que nos han puesto en alerta y hemos lanzado en ‘Plan Blindaje’, ‘Escuadrón Antihurtos’ y el fortalecimiento de la drónica en Barranquilla”, informó Rosero.

También dijo que estas situaciones de crímenes, en medio de intentos de hurto, se registran porque los delincuentes se encuentran bajo los efectos de sustancias alucinógenas y no miden sus actos.

“Nada justifica que le quiten la vida a una persona, pero en muchos casos hemos evidenciado que los delincuentes están bajo los efectos de drogas y es ahí cuando accionan las armas de fuego en contra de sus víctimas”, agregó.

Rosero también dio a conocer que mediante los planes preventivos que realizan en Barranquilla y el área metropolitana han logrado capturar a 1.945 personas por el delito de porte ilegal de armas de fuego e incautar 1.565 de estos elementos que son usados para estos hechos delictivos y 906 personas han sido judicializadas por el delito de hurto en sus diferentes modalidades.

EL HERALDO conoció que el 80 % de los delincuentes que han sido capturados por hurto son reincidentes de ese mismo acto delincuencial.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.