El Heraldo
Luis Rodríguez
Deportes

Así fue la noche de ‘Teo’ en su regreso al ‘Metro’ para enfrentar a su Junior

El delantero recibió el cariño de la afición rojiblanca, fue protagonista con el Cali, participando en los dos goles, y dejó varias imágenes virales y para el recuerdo.

Teófilo Gutiérrez recibió en Barranquilla el trato que merece un referente histórico del Junior. El delantero currambero se gozó de principio a fin su partido en el ‘Metro’, contra el equipo de sus amores y ante una afición que lo idolatra y añora su regreso, para que finalmente se retire donde inició todo, como rojiblanco.

Desde que pisó suelo barranquillero recibió el cariño a gotas de la gente. “¡Bienvenido, Teo!”, le gritó una aficionada cuando el delantero iba ingresando al Hotel GHL Collection, sitio de concentración del Deportivo Cali en Barranquilla.

Desde ese momento comenzaron a llover las muestras de cariño de la afición entorno a la figura del jugador que lideró la obtención de las dos últimas estrellas que hoy reposan en el escudo del equipo rojiblanco.

Le puede interesar: ¿Confusión de Teo? Por poco se sube en el bus del Junior

Solo fue que saliera por el túnel que conlleva del vestuario al gramado del ‘Coloso de la Ciudadela’, para que los aficionados rojiblancos le regalaran un sonoro aplauso, que él respondió, hacia la tribuna de occidental, con un gesto que repitió una y otra vez toda la noche, la formación de un corazón con sus dos manos.

‘Teo’ se llevó la mano al pecho y levantó sus brazos, agradeciéndole a la gente ese gesto entorno a su figura, a pesar de que esa noche las pinceladas de su fútbol iban a verse vestidas de verdiblanco e iban a jugar en contra de Junior.

Con el juego iniciado, la afición se centró en su Junior sin olvidarse de ‘Teo’, que portaba la cinta de capitán del Deportivo Cali. Al minuto 29, en respeto al número que siempre portó como rojiblanco, los hinchas decidieron hacerle el mayor de los homenajes: corear su nombre, una y otra vez, al unísono, en pleno partido.

“¡Oleee, Ole, Ole, Ole, Teooo, Teooo! “¡Oleee, Ole, Ole, Ole, Teooo, Teooo!”, se escuchaba en el ‘Metro’, a lo que ‘Teo’ respondió nuevamente con la formación de un corazón con sus manos, moviéndolo de un lado a otro.

Luis Rodríguez

El partido

En lo futbolístico, ‘Teo’ vivió dos momentos. Pasó de un primer tiempo irregular, donde poco o nada pudo hacer, a un segundo tiempo en donde fue protagonista, liderando al Cali y participando en los dos goles que pusieron a temblar a los rojiblancos.

Primero armó toda la jugada del primer tanto —el que abrió la cuenta en el partido—, participando en dos oportunidades con sus pases precisos, y luego ejecutó el tiro de esquina que terminó en el gol de cabeza del cordobés Jorge Marsiglia, que significó en ese momento el 2-1 a favor del Deportivo Cali.

Y como era de esperarse, también se jugó un partido aparte sin la pelota en los pies. Intentó desestabilizar a Sebastián Viera interponiéndose cuando el arquero iba a realizar un saque rápido. Luego tuvo una discusión con Germán Mera, que terminó con un agarrón de manos a ‘regañadientes’ por parte del defensor rojiblanco. Quemó tiempo al momento del cambio, que fue lo único que la gente no le perdonó ni le aplaudió, porque ya a esa altura del partido —minuto 92—, con 2-2 en el marcador, Junior buscaba insistentemente el gol del triunfo y todo el estadio ya estaba en ‘modo remontada’, dejando aún lado la idolatría por el ‘29’.

Luis Rodríguez

Su adiós

Terminó el partido y el delantero barranquillero se fue feliz por esa noche especial que vivió en el ‘Metro’. La afición le mostró todo su cariño y en lo futbolístico su Deportivo Cali terminó llevándose un punto de una plaza complicada como el ‘Metro’, con él como protagonista, sin necesidad de marcarle al equipo de sus amores, que hubiese sido algo extraño tanto para ‘Teo’ como para la afición currambera.

Por último, una imagen —a propósito o natural— que se volvió viral y con la que cerró su noche en el ‘Metro’. Cuando ya se iba del estadio, caminó en dirección al bus del Junior, como en los viejos tiempos. Al darse cuenta, lanzó un ‘ñerda’, expresión muy barranquillera, y cambió rápidamente de dirección hacia el transporte del cuadro verdiblanco. Una aficionada le puso la ‘cereza’ al peculiar momento con la frase de la noche: “la costumbre, la costumbre”, que desató no solo la risa de los presentes sino también la de ‘Teo’, el gran protagonista de la noche.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.