El Heraldo
Cortesía
Córdoba

Militares heridos en emboscada siguen bajo observación médica en Montería

Golpes y fracturas son algunas de las lesiones más comunes entre los sobrevivientes del ataque atribuido al ‘Clan del Golfo’ en Puerto Libertador.

Bajo observación médica permanecen los siete militares que fueron remitidos a Montería luego de haber sido víctima de una emboscada atribuida al Clan del Golfo, en la que murieron otros cinco uniformados.

Los soldados lesionados fueron identificados como Jorge Paternina, Álvaro Javier Peñaranda, Carlos Andrés Bustos, Julio Cesar Urrea, Elkin José Díaz, Rubén Darío Guerra y Francisco Javier Urango, están siendo atendidos en las clínicas Imat, Central, Amigos de la Salud, y Materno Infantil Casa del Niño.

Con relación a la evolución de los militares, se supo que presentan condiciones favorables.

Voceros del Ejército informaron este jueves 23 de septiembre que uno de los pacientes se encuentra en la Uci de la Clínica Materno Infantil.

“El paciente se encuentra en condiciones generales positivas. Hermodinámicamente estable. Fue ingresado por un politraumatismo, presenta traumatismo cerrado de tórax y abdomen, una fractura de miembro inferior derecho, está estable, no ha presentado más sangrado. Dentro de todo se encuentra muy estable”, reseñó.

Sobre los militares internados en la Clínica Imat, se estableció que se encuentran bajo observación de su evolución con buenas condiciones tras ser sometidos a operaciones.

De igual manera en la Clínica Central, donde llegó otro de los sobrevivientes se informó que “al paciente se le hizo reparación de la arteria  poplítea, se le hizo anastomosis y la circulación mejoró. El paciente actualmente se encuentra con buena temperatura”.

Entre tanto continúan las labores de peritos forenses para reconstruir los hechos y enviar los cuerpos de los soldados profesionales fallecidos a sus lugares de origen.

En vida respondían a los nombres de Gustavo de Jesús Paternina Moreno, de Tierralta, Córdoba; Leonardo Avellaneda Duarte, natural de Cúcuta, Norte de Santander; Francisco Antonio Casarrubia Avilés, de Arboletes, Antioquia; José Gabriel Candela Socha, de Bogotá, Cundinamarca; y Nelson Zapata Castrillón, de Salgar. Cuyos cuerpos están en las instalaciones de Medicina Legal, en la capital cordobesa.

Cabe recordar que este martes 21 de septiembre una unidad adscrita al Batallón de Operaciones Terrestres, Batot 23, de la Séptima División del Ejército fue emboscada por hombres del Clan del Golfo que detonaron explosivos en momentos en que los uniformados eran trasladados en un camión por la vía que conduce a la vereda La Piedra, entre los corregimientos de La Rica y Juan José, en la subregión del San Jorge.

A la altura de la vereda La Liboria, jurisdicción del corregimiento La Rica, estalló el artefacto al paso de un camión tipo turbo en el que se desplazaban los militares, a unos 50 minutos del casco urbano del municipio de Puerto Libertador.

Por información que permita dar con los autores materiales de este hecho, se ofrecieron $200 millones de pesos.

Este hecho fue atribuido a la banda criminal Clan del Golfo, como posible retaliación a los golpes que las autoridades les han propinado recientemente con la captura de algunos cabecillas.

El autor intelectual fue señalado como alias ‘Cabeza’, quien se encuentra en poder de la justicia y purga un proceso judicial en una cárcel de máxima seguridad.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.