El Heraldo
Duque pidió a Biden incluir a Maduro y compañía en la lista de países promotores del terrorismo.
Archivo
Colombia

¿Venezuela, promotor del terrorismo?

Excancilleres e internacionalistas dan su punto de vista a EL HERALDO sobre la solicitud de Duque a los Estados Unidos.

Opiniones diversas genera entre los expertos la petición de esta semana del presidente Iván Duque a los Estados Unidos de incluir a Venezuela en la lista de países promotores del terrorismo.

El excanciller Julio Londoño Paredes le dijo a EL HERALDO que, en su consideración, “es una posibilidad muy remota, por varias razones: por una parte porque ha habido un sutil acercamiento del presidente Joe Biden a Venezuela, entonces no creo que en esta coyuntura se vaya a dar esa posibilidad”.

De otra parte, agrega el diplomático, “seguramente lo que hará Venezuela es señalar que ellos no son propiciadores del terrorismo y que lo que pasa es que hay unos grupos colombianos que Colombia no ha tenido la capacidad suficiente para reprimir y evitar su ingreso a Venezuela, y que ellos, por el contrario, lo que han hecho es luchar contra los grupos armados colombianos en territorio venezolano”.

“Sin antecedente”

El experto en seguridad internacional y geopolítica, Mauricio Jaramillo, opinó en este diario que no es viable la petición.

“Es una decisión soberana del Departamento de Estado de los EE. UU. Por información que le llega de los servicios de inteligencia lo que hace es incluir algunos estados que comprobadamente ellos creen son promotores del terrorismo, porque financian guerrrillas, porque protegen actores terroristas que le hacen daño a EE. UU.”.

Según el internacionalista, la solicitud de Colombia demuestra “desconocimiento de la política externa e interna de EE. UU., el principio de injerencia. Yo la verdad creo que eso no tiene antecedentes, y es una señal de hostilidad muy grande hacia Venezuela, que de prosperar tendría además consecuencias nefastas porque implicaría un endurecimiento de sanciones y esto en la práctica llevaría a Venezuela a una crisis peor de la que ya tiene”.

Finalmente, considera Jaramillo que los eventuales diálogos entre Caracas y la oposición no tienen relación con Colombia ni con la petición que formula a EE. UU.: “Lo que pasa es que la exigencia que ha hecho Nicolás Maduro para negociar es que la oposición tiene que pedirle a EE. UU. que levante las sanciones como condición para negociar. Y en la última negociación en Barbados, el oficialismo se retiró básicamente porque consideraba que no podía negociar con una oposición que apoyaba sanciones contra Venezuela”.

“Están coordinados”

Vicente Torrijos, profesor de ciencia política, comentó en este medio que al tratarse de una medida que solo puede tomar directamente, unilateralmente, Washington, “la sugerencia que ha hecho Colombia debe estar coordinada con la Casa Blanca, y debe estarlo para lograr un objetivo político que a mi juicio sería el de presionar a Maduro para que las negociaciones que va a emprender con la oposición en el próximo mes de agosto en México, sean unas negociaciones responsables, con unos compromisos tangibles y verificables y que no sean las negociaciones típicamente tramposas que Maduro ha emprendido en el pasado”.

Otra cosa, dice el experto en defensa y relaciones internacionales, “es que para el régimen de Maduro este asunto sea percibido como una verdadera presión, y en cualquier caso, aun suponiendo que el gobierno Biden lo declarase como promotor del terrorismo internacional, ese tipo de medidas lo tendrían sin cuidado, porque Maduro ha aprendido a absolver todas las iniciativas en su contra procedentes de Washington y Bogotá: primero logro controlar los efectos del ‘cucutazo’, de la ayuda humanitaria de principios de 2019; y segundo, las presiones del Grupo de Lima, y ya no existe; y ahora vendría este tercer episodio pero lo podría absolver con toda facilidad”.

“Habrá deterioro”

 El profesor de relaciones internacionales de la Universidad de Lasalle, César Niño, puso de presente en diálogo con esta casa periodística que se trata de “una gran novedad” que un gobierno de un tercer país le pida a Estados Unidos que incluya a otro país como patrocinador del terrirismo: “Esta suele ser una decisión unilateral”.

No obstante, las probabilidades de que Washington le siga la cuerda a Bogotá, señala, “tienen que ver con la capacidad de agencia que el embajador Juan Carlos Pinzón pueda lograr y tambien la Cancillería colombiana”.

Las implicaciones, de otro lado, comenta, son “varias, y son regionales y diplomáticas: en la agenda Caracas-Bogotá seguramente vamos a ver un deterioro más profundo de las relaciones”.

También, señala el experto en derecho internacional y seguridad y defensa, “habrá que tener en cuenta las pruebas que el Estado pueda presentar ante la comunidad internacional sobre la eventual participación del régimen en los atentados a Duque y a la guarnición militar en el Norte de Santander”.

Advierte, además, que la administración Biden no es la de Donald Trump, “entonces seguramente el Departamento de Estado de los Estados Unidos mirará con mayor pragmatismo, con el acercamiento de Maduro a un eventual diálogo con la oposición, y habrá que ver cómo lee la situación colombiana la administración Biden”.

Finalmente, indica Niño que si los Estados Unidos resuelven incluir a Venezuela como el quinto país de la lista de países promotores del terrorismo, “no va a ser por Colombia sino que tendrá unos cálculos más estratégicos, y si Estados Unidos quiere construir lazos de confianza para reconstruir el diálogo con Caracas, de cara a una eventual transición de poder, seguramente no va a barajar la posibilidad de una clasificación como esta. Trump decía que todas las opciones estaban sobre la mesa, y esto no lo dice Biden”.

Según los expertos, es una petición inédita pero podría estar coordinada.
La solicitud de Duque a Goldberg

El presidente Iván Duque pidió el pasado lunes a Estados Unidos que declarara a Venezuela país promotor del terrorismo porque, según dijo, allí se protege a las guerrillas del Eln y a disidencias de las Farc que perpetraron atentados contra la Brigada 30 del Ejército, en la que trabajan uniformados norteamericanos que asesoran a Colombia en la lucha contra el narcotráfico. “Claramente esa anuencia del régimen dictatorial de Venezuela amerita una declaratoria, por parte de los Estados Unidos, también, como un país promotor del terrorismo”, dijo Duque en un seminario sobre prevención del terrorismo urbano, en el que también participó el embajador de Estados Unidos en Colombia, Philip Goldberg. El ministro de Defensa, Diego Molano, aseguró la semana pasada que tanto el atentado contra Duque del 25 de junio, como contra la Brigada, el 15 de junio, “fueron planeados desde Venezuela”.

El fiscal Francisco Barbosa aseguró que tienen pruebas de que esos atentados fueron perpetrados por el Frente 33 de las disidencias de las antiguas Farc, que están lideradas por alias ‘Jhon Mechas’ y se refugian en Venezuela.

Y el Bloque Magdalena Medio de las disidencias de las Farc reconoció en un video publicado el fin de semana pasado que fue el autor del ataque contra la Brigada en Cúcuta y del atentado contra Duque y parte de su gabinete. Por eso, Duque dijo que es necesario “afinar” los sistemas de inteligencia para “darnos cuenta de dónde están esos protectores de esas estructuras (grupos criminales) y apelar a sanciones”. Según el mandatario, en Venezuela están protegidos alias Iván Marquez, El Paisa y Romaña, que comandan las disidencias de las Farc, y también están Gustavo Aníbal Giraldo Quinchía, alias Pablito, y Antonio García, del Eln. El embajador Goldberg aseguró por su parte que Colombia y Estados Unidos comparten valores y democracia y por eso “estamos trabajando en contra del terrorismo”.

Países promotores del terrorismo según EE. UU.

La lista de los países promotores del terrorismo, del Departamento de Estado de los EE. UU., fue creada en 1979, pero a lo largo de las décadas sus miembros han ido cambiando. Por ejemplo, en ese año fueron incluidos Irak, Libia y Yemen del Sur. El primero fue removido en febrero de 1982 y luego puesto nuevamente en 1990. Finalmente, fue retirado en 2004. Libia, por su parte, salió de la lista en 2006 y Yemen del Sur en 1990. También, en 1982, se incluyó a Cuba, salió en 2015 y volvió en 2021.

En 1984, se agregó a Irán. En 1988 entró Corea del Norte, que fue retirada luego en 2008 pero volvió en 2017. Sudán fue añadido en 1993 y retirado en 2020. Actualmente permanecen Irán, Corea del Norte, Siria y Cuba.

Las sanciones que impone EE. UU. son normalmente la cancelación de la exportación de armas, la vigilancia de las exportaciones con doble objeto, las restricciones en la ayuda económica, las restricciones financieras, el bloqueo de créditos en el Banco Mundial e instituciones similares, permitir denuncias contra ellos en tribunales estadounidenses por daños civiles a las familias de víctimas del terrorismo, la denegación de deducciones fiscales para sueldos cobrados en esos países, la eliminación del 'duty-free' a importaciones, la posibilidad de prohibir a ciudadanos estadounidenses entablar relaciones financieras con esos países y la prohibición al Departamento de Defensa de contratar por más de 100 mil dólares con compañías controladas por los países de la lista.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.