El Heraldo
Archivo
Colombia

El calvario de los líderes y excombatientes en Colombia

Durante el primer trimestre del 2021 fueron asesinados 37 dirigentes y 13 ex-Farc. El mininterior, Daniel Palacios, dialogó con EL HERALDO al respecto.

Durante su camino al calvario, Jesús de Nazareth sufrió la flagelación, la humillación, el dolor de la corona de espinas y el cargar con una pesada cruz que incluso él, el hijo de Dios, cansado y exhausto, llegó a su máximo de resistencia y tuvo que compartir su peso con Simón de Cirene, quien la levantó y le ayudó a llevarla hasta el lugar donde sufriría la agonía máxima de la crucifixión

Es así como la creencia católica le dio fuerza a la significación de “cargar la cruz” en lo icónico, lo metafórico y lo simbólico, derivada de la misma conceptualización y popularizando frases como “cada quien carga su cruz”, haciendo alusión a que todas las personas tienen que sobrellevar una situación difícil en su vida.

Nadie está exento de “llevar una cruz a cuestas”, y en un país como Colombia, con un conflicto armado histórico, son muchos los sectores que llevan en su hombro el peso de la guerra. En el caso específico de los líderes sociales, políticos y comunales y los excombatientes de la extinta guerrilla de las Farc, el peso de esa cruz, al igual que la de Jesús, se volvió demasiado excesivo para soportarlo, pero estos no tienen un Simón de Cirene que les ayude a sobrellevar el latente temor de ser asesinados.

Según registros del Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz), durante el primer trimestre del 2021 fueron asesinados 37 líderes y lideresas y 13 firmantes del Acuerdo de Paz.  Asimismo, el 2020 cerró con las alarmantes cifras de 310 dirigentes sociales asesinados y 64 ex-Farc victimas de homicidio selectivo.

De acuerdo con datos de la ONU, más de 130 líderes fueron asesinados durante todo el año, con 74 en proceso de verificación, mientras que la Defensoría del Pueblo reportó, entre enero y septiembre del 2020, 139 asesinatos.

Aunque no existe un consenso general sobre el número exacto de muertes, organizaciones nacionales e internacionales se han mostrado preocupadas por la clara agudización de la violencia hacia estos grupos diferenciales en Colombia.

Expertos consultados por EL HERALDO concuerdan en que esta espiral de violencia en Colombia ha tomado fuerza debido a un asentamiento del conflicto entre grupos armados de toda índole por la adjudicación de las rutas de economía ilegal en el país.

Camilo González Posso, director de Indepaz, en diálogo con este medio de comunicación aseguró que el crecimiento de los crímenes contra líderes sociales y excombatientes  “se debe a peleas de rutas y de territorios. Hay una ruptura y recomposición de grupos armados en los territorios”.

González agregó que “la pandemia tiene influencia en el aumento de los hechos de violencia, porque hay menos presencia del Estado, se han postergado los programas, las inversiones y hay mayores disputas, porque así como el mundo y las grandes empresas se están adaptando a una nueva realidad, asimismo la criminalidad está en un proceso de reinvención (…) el Estado debe distinguir en particularidades y mirar la violencia desde un enfoque territorial”.

Para Jairo Libreros, experto en seguridad, consultor y analista internacional en temas de paz, estas dinámicas del conflicto vienen tomando relevancia porque “es una forma de acallar los liderazgos que se consolidan en los territorios. Muchos de esos lugares se caracterizan por ser rutas del narcotráfico”.

Libreros mencionó que “en algunos casos los líderes construyen bases sociales relacionadas con los procesos de restitución de tierras y también se presenta la situación del ‘ajuste de cuentas’, en muchos de los casos se da por personas que se han visto afectadas con el liderazgo o las acciones de estos dirigentes o excombatientes”.

Asimismo, el analista calificó de “lamentable” el papel que ha jugado el Estado colombiano en el tema de los asesinatos a los líderes y excombatientes.

“No se ha logrado establecer una ruta de protección que permita a los dirigentes y ex-Farc mantenerse en su territorio en condiciones seguras y tampoco ha logrado una estrategia que conecte con las actividades del aparato de justicia y con el aparato de seguridad para que vía penal se puedan establecer los motivos y las razones de estas violencias, sino que envíen un mensaje disuasivo para que los victimarios no se mantengan en la posición de cometer estos delitos”.

El ministro del Interior, Daniel Palacios, en diálogo con EL HERALDO se refirió a esta problemática asegurando que “las respuestas se debían buscar en quiénes son los que atentan contra líderes y excombatientes, en el dónde y el por qué”.

Explicó el ministro que “tenemos algunos lugares del territorio nacional donde las situaciones son más complejas, porque las realidades en materia de seguridad son distintas y esa realidad es la que debemos plantear en cada uno de los territorios”.

Asimismo, mencionó que el Gobierno ha adelantado un plan de microfocalización y tiene claro que “hay unos focos en el país a los que hay que prestarles más atención y se la estamos prestando”.

“En el caso específico de líderes sociales hemos logrado a través de la microfocalización tener la certeza de dónde los están matando, por qué los están matando y quiénes los están  matando. Y es algo que quiero decirle claro y contundentemente al país: quienes están asesinado a los líderes y excombatientes son las disidencias de las Farc, el señor ‘Gentil Durante’, ‘Jhon 40’, Iván Márquez, ‘Santrich’, ‘Romañana’, ‘El Paisa’, el Eln, Los Caparros, el Clan del Golfo, son ellos los responsables del 70% de los homicidios contra líderes sociales”, declaró el ministro.

Ante el interrogante de dónde y quiénes los están asesinando, Palacios respondió que “los matan en 24 municipios de Colombia,  5 ciudades, donde se concentran el 66% de los homicidios. Los matan por distintos temas. En materia de reincorporados se presentan casos de su decisión de no volver a delinquir o ajustes de cuentas, y a los líderes en su labor de querer avanzar en la erradicación de cultivos ilícitos y en la restitución de tierras. Todo esto está orientado hacia una sola gasolina y es la gasolina del narcotráfico”.

Agregó el jefe de la cartera política que “este gobierno ha hecho un esfuerzo y un avance enorme en este tema, por eso cuando nos dicen que el aumento de la violencia en el país es consecuencia del incumplimiento de los acuerdos de La Habana nosotros decimos ¿perdón? Nosotros hemos venido cumpliendo de manera significativa con los puntos de los acuerdos”.

Asimismo, Palacios aclaró que son algunas personas las que le están incumpliendo a Colombia, no el Gobierno nacional. “El problema son las personas que le están incumpliendo a Colombia, esos que después de que el país les dio la mano para reintegrarse a la sociedad; después de haber asesinado, secuestrado, reclutado menores, decidieron escupirles la cara a los colombianos y a costa de la sangre de estas poblaciones dedicarse al narcotráfico y a la economía ilegal. Esa es la realidad de quién mata a los líderes y a los reincorporados”.

Para finalizar, el ministro Palacios aseguró a esta casa editorial que “gracias a la microfocalización y a ese entendimiento, hoy podemos decir que hemos incrementado en un 200% en el esclarecimiento en los asesinatos de líderes y en un 300%  de reinsertados, realmente hay un esfuerzo claro del Gobierno nacional”.

Alerta internacional

La representante en Colombia de la Oficina de la Alta Comisionada de la ONU para Derechos Humanos, Juliette de Rivero,  lanzó una alerta sobre los reiterados hechos de violencia contra líderes sociales.

Ha especificado que la violencia se extiende a diversos sectores de la población, entre los que se cuentan mujeres, niños, líderes sociales y defensores de derechos humanos, por lo que “hay una necesidad imperiosa de incrementar los esfuerzos” para proteger a la población.

Asimismo, la Misión ONU en distintos reportes ha  puesto en manifiesto que es urgente adoptar medidas inmediatas y concretas para hacer frente a este problema.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.