El Heraldo
Cesar

Denuncian mortandad de peces en la ciénaga de Zapatosa

Pescadores indicaron que Corpocesar se ha mostrado indiferente ante la emergencia que se viene presentando con especies nativas.

Habitantes del corregimiento Candelaria, en jurisdicción de Chimichagua, alertaron a las autoridades ambientales sobre una mortandad de peces que viene registrándose en la ciénaga de Zapatosa, denunciando que la emergencia obedece a la falta de oxígeno que se registra presuntamente por el uso de nutrientes para criaderos de tilapia y dorada en el afluente.

Libia Esther Arciniegas, presidenta de la Federación de Pescadores Artesanales y Ambientalistas del departamento del Cesar, indicó que “en la ciénaga de Zapatosa ha habido mortandad de arengas o sardinas, porque el agua está descompuesta debido a la materia orgánica que hay en ese rincón de La Candelaria, que es un área de reproducción, eso se debe a las intervenciones que han hecho en el complejo cenagoso, ya que le metieron al menos 80 jaulas flotantes para criaderos de dorada y tilapia, y cuando le echan la comida que es purina para peces las especies no alcanza a comerse todo y el sobrante va a dar al fondo, y eso produce que haya más materia orgánica y el agua se descomponga”.

Precisó que “eso produce que las especies nativas como la arenga se muera porque es muy frágil cuando el agua pierde oxígeno, esa siembra ha traído perjuicio al ecosistema, al menos son como 60 a 80 jaulas, lo mismo sucede en cercanías al muelle flotante de Chimichagua; todo este daño a la ciénaga ha provocado que especies nativas  como el coroncoro, la doncella, el blanquillo y la picúa, se hayan desplazado, lo que se está consiguiendo es cachama negra que no es nativa, fue traída del Amazonas”.

Por su parte, uno de los pescadores de la zona, afirmó que “no sabemos por qué Corpocesar se ha hecho de la vista gorda frente a la problemática que ha causado la reproducción de alevinos en jaulas flotantes, las cuales la hicieron con hierro, eso en principio está contaminando la ciénaga y que además son miles de alevinos que hay que alimentarlos todos los días y muchas de esas heces están haciendo cambio al agua, hemos explicado muchas veces esta situación y hemos recibido son amenazas”. 

Libardo Lascarro coordinador del Pomca de Corpocesar, indicó que “hay una hipótesis partiendo que ese sector es una bahía, no es agua abierta por así decirlo, y no tiene un oleaje permanente que hace que el agua se esté oxigenando y por tanto tiene mucha productividad primaria, es decir, plantas microscópicas; pero además de acuerdo con los estudios que hemos hecho en esta parte de la ciénaga se presenta una gran cantidad de salina sobre todo en el verano se concentra más y se generan piedras calizas encontrando Ph por encima de lo normal, por eso en verano se baja la pesca en esta zona, los pescadores tienen que salir a ciénaga abierta”. 

“Esto no tiene que ver con criadero de peces porque si fuera así los peces de los criaderos también se murieran, esas no son jaulas son unas mallas, incluso debajo de las mallas hay todo tipo de peces aprovechando todo lo que sale de las jaulas. Eso sucede por condiciones fisicoquímicas, no se han muerto más especies solo la Arenga que de pronto era un banco de peces que iban saliendo, no son especies de alto valor comercial, igualmente son especies, pero no de alto valor comercial”, puntualizó el funcionario.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.