El Heraldo
Barranquilla

¿Por qué se formó un islote junto al malecón?

El Instituto de Estudios Hidráulicos y Ambientales de la Uninorte detalla cuáles han sido los factores que incidieron en la formación de este terreno.

En las últimas semanas los medios de comunicación han anunciado la existencia de un islote frente al Malecón (entre el K13 y el K18), o mejor, una sedimentación interna propia de procesos fluviales en curvas. Con el objetivo de explicar su existencia, y dada la importancia de la estabilidad morfológica del río para su navegación y el desarrollo portuario y turístico, desde el Instituto de Estudios Hidráulicos y Ambientales (Ideha) de Uninorte y su Observatorio del Río, presentamos un análisis de las causas potenciales de dicha sedimentación para proponer un plan de acción para el monitoreo, intervención planificada y mantenimiento del canal navegable en el sector.

Los antecedentes

En los últimos 8 años, el río Magdalena ha tenido cambios morfológicos importantes entre el sector de Calamar y Bocas de Ceniza, que han sido inducidos por distintas causas fluviales o fluviomarinas, dependiendo del sector. Los cambios morfológicos son propios de la dinámica natural de los ríos y sus ciclos dependen principalmente del régimen hidrológico, la concentración de sedimento, las condiciones hidrodinámicas y las características geológicas y geomorfológicas de cada tramo. Sin embargo, cuando hay eventos extremos, alteraciones importantes en la cuenca como la deforestación, o la construcción de estructuras hidráulicas, las condiciones hidrosedimentológicas puede ser modificadas lo suficiente como para generar cambios morfológicos importantes, algunos deseados y otros no. 

La Niña 2010 – 2011 y el Puente Pumarejo

Entre 2010 y 2011 ocurrieron cambios morfológicos fuertes en los primeros 115 km del río debido al Fenómeno de La Niña, entre los cuales se destacan: Guáimaro con una alta dinámica del cauce hacia la margen derecha; Isla Rondón la cual pasó de 1,680 m a solo 960 m de longitud (cambiando el ancho de la sección predominante de uno de los brazos de la isla de 700 m a 1,400 m y causando una reducción en la velocidad de flujo en ese sector); y la Isla Cabica donde hubo un cambio en la distribución del caudal de sus brazos y fue necesario trasladar el paso subfluvial de la tubería de gas por el riesgo de falla. En ese sector, actualmente las corrientes inciden casi frontalmente sobre el dique de la vía de la prosperidad en el departamento de Magdalena.

Ahora bien, la gran masa de material erosionado (predominantemente arenas) entró a la corriente del río y ha sido arrastrada con menor velocidad que la velocidad promedio del río, depositándose en sectores con baja corriente. Este proceso de arrastre puede tomar meses o años en mover el sedimento algunos kilómetros aguas abajo. 

Por su parte, la construcción del nuevo puente Pumarejo, que inició en el 2015, generó una socavación local en el fondo del lecho causada por efecto de las pilas, lo cual ha sido claramente identificado y contemplado como parte de la construcción de puentes. Este material también ha sido resuspendido del lecho y arrastrado aguas abajo. Sin embargo, la masa del material socavado localmente por las pilas es mucho menor al material erosionado por el río debido a los cambios morfológicos ocurridos en el 2010-2011.  

 

Sedimentación en el sector de RiverPort

El sector K13-K18, entre el muelle de RiverPort y el Malecón del Río, corresponde a una curva donde el proceso hidrodinámico se caracteriza por tener altas velocidades tangenciales y corrientes secundarias como vórtices frontales sobre la parte externa de la curva, y por el contrario bajas velocidades en la parte interna. Por lo tanto, gran parte del material erosionado que ha venido siendo arrastrado desde 2010 se ha venido acumulando en la margen izquierda, en donde las velocidades son bajas. Por el contrario, la zona de mayor profundidad en la parte externa de la curva tiene mayor velocidad, por lo tanto se ha inducido un proceso de erosión sobre la orilla derecha entre el 2010 y el 2018. 

Años secos consecutivos

Aunque la barra interna de la curva en el sector K13-K18 afloró entre 2016 y 2018, no significa que se haya formado y consolidado en ese período de tiempo. Esta barra ha venido formándose desde años previos y solo ahora es evidente porque está sobre la superficie del agua.  Después del evento del 2010, cuando hubo procesos de erosión significativos por los altos caudales, el río Magdalena presentó caudales bajos durante casi 4 años consecutivos (entre 2013 y 2016), acelerando los procesos de sedimentación en zonas susceptibles de corrientes bajas, como es el caso de la barra de la curva en el sector del Malecón. 

Los muelles ubicados en el sector de Riverport fueron construidos entre 2013 y 2015 con una longitud que permitiera llegar hasta el canal navegable debido a que las profundidades en la margen izquierda del río ya eran bajas en ese entonces; es decir, el proceso de sedimentación ya se venía presentando. No obstante, es necesario valorar los efectos hidrodinámicos en el sector, dado que a pesar de que los muelles son permeables (permiten el paso de la corriente entre las pilas), la acumulación de sedimento y vegetación por las bajas velocidades durante estos años secos (2013-2016) en la parte interna de la curva, ha podido obstruir las aberturas y generar un aumento en la rugosidad, creando una sombra de corrientes muy bajas que han podido acelerar el proceso de sedimentación en el sector del Malecón, y como consecuencia, el río tendería a erosionar la orilla derecha para equilibrar el ancho de la sección hidráulica del tramo.

Condiciones hidrodinámicas 

Las modelaciones realizadas por el Observatorio del Río Magdalena y el Instituto de Estudios Hidráulicos y Ambientales – Ideha- de la Universidad del Norte, muestran que el efecto sombra de la reducción de velocidad en la curva del Malecón se empieza a desarrollar desde el K19 frente a la Sociedad Portuaria de Palermo y termina hasta el sector del Centro de Convenciones Puerta de Oro junto a la descarga del arroyo de la 84. Para un caudal 5,000 m3/s, 7,000 y 12,000 m3/s, el canal navegable tiene velocidades medias en la vertical de alrededor de 0.85 m/s, 1.2 m/s y 1.7 m/s, respectivamente. Mientras que, para la parte interna de la curva, las velocidades se reducen de 0.85 m/s a 0.2 m/s hacia la orilla izquierda. Estas condiciones son naturales y generan el espacio perfecto para la acumulación del sedimento erosionado en el 2010.

El ancho mínimo entre el K0 y el K23

Si revisamos distintos sectores del río entre el K0 y el K23 y las modelaciones realizadas, se observa que las mayores velocidades se concentran en un ancho de 450 m, el cual es el ancho mínimo predominante en distintos sectores: La abscisa K2 en el dique guía, K9 frente al campamento de Las Flores, K17 en el sector de los muelles de Riverport, y K18 en el sector del muelle de Palermo. Por lo tanto, dada la dinámica hidromorfológica asociada a las condiciones naturales y el efecto de las obras hidráulicas, este ancho tendería a mantenerse. No obstante, la migración potencial del río hacia el Parque Isla Salamanca es algo no deseado para la estabilidad de la navegación y la actividad portuaria, por lo que se debe mantener un monitoreo frecuente y de ser necesario, proteger la margen derecha contra la erosión.

El Dique Direccional y su migración 

El Dique Direccional fue construido en 1984 debido a que en ese entonces el río estaba migrando hacia la margen derecha por el brazo de la isla 1972, dejando con bajas profundidades la margen izquierda donde se encontraban los muelles en Barranquilla. Esta obra ha sido exitosa por permitir concentrar el caudal del río por el canal principal, manteniendo velocidades y profundidades adecuadas para la navegación y la actividad portuaria. Hoy debido a la sedimentación de la barra interna de la curva se ha presentado una erosión de alrededor de 50 m en la parte más externa de la curva y de 28 m junto a la estructura de anclaje del dique. El dique direccional tiene una longitud de anclaje de cerca de 186 m lo cual para las condiciones actuales aún mantendría su estabilidad. No obstante, es importante mantener permanente monitoreo del sector para anticipar tasas de erosión significativas que puedan poner en riesgo la estabilidad de la estructura, dado que la tendencia natural del río es migrar hacia la margen derecha.  

Modificación del sistema de Caños

La barra está generando un cambio en el sistema de caños a la altura del Caño de las Compañías entre la Avenida al Río y la Base Naval. Esta nueva condición debe ser analizada en cuanto a la capacidad de descarga en temporada de lluvias, la circulación hidráulica en temporada seca y la calidad del agua que drena la ciudad al caño para evitar olores nauseabundos y un deterioro del entorno turístico a lo largo de casi la mitad de Malecón del Río.

Algunas acciones

Si se integran todos los factores antes mencionados, claramente no se trata de una causa específica, sino de la suma de condiciones naturales y antropogénicas, así como también las consecuencias y necesidades potenciales son distintas dependiendo del enfoque que se analice: el riesgo en la navegación, la migración del río hacia la margen derecha, el riesgo de inundación en zonas bajas y la calidad del agua de los caños son algunas de ellas. En cuanto a la sedimentación en la margen izquierda a lo largo del Malecón del Río, este corresponde a un proceso natural, más aun teniendo en cuenta la erosión ocurrida en las islas Rondón y Cabica desde el 2010 y que aún siguen evolucionando aguas abajo. La proyección de la curvatura interna del río con un ancho mínimo de 450 m tiende a llegar hasta el inicio del Malecón junto a la descarga del arroyo de la 84, donde el río tiene cerca de 450 m de ancho. En este sentido, es posible que la sedimentación pueda alcanzar hasta ese sector con el transcurso de los años dependiendo de las condiciones hidrológicas y sedimentológicas del río. 

Desde el Observatorio del Río se propone que las acciones que se emprendan para mitigar el impacto del sedimento y la erosión del río, deberán:

Identificar hasta donde continuará y se consolidará el proceso de sedimentación/erosión en el sector para las condiciones de infraestructura actual. 

Determinar si los escenarios contemplados de la evolución morfológica del sector afectarán la navegación con los anchos, profundidades y velocidades proyectadas, dado que, si el proceso de consolidación sugiere una erosión significativa hacia la parte externa de la curva, sería necesario proteger la orilla derecha para detener la migración y mantener el ancho operativo del canal navegable.

Identificar y estimar el riesgo de represamiento de las descargas de los arroyos y caños susceptibles de inundar zonas urbanas cercanas durante épocas de lluvia y diseñar alternativas y condiciones de descarga con la presencia de la barra. La barra ya está modificando el sistema del Caño de las Compañías.  

Casi la mitad del Malecón del Río, desde la Base Naval hasta la Avenida al Río, no tendría vista o salida directa al cauce principal del río Magdalena, sino al sistema del Caño de las Compañías, que también hace parte del río y del paisaje natural. Ese escenario no solo requeriría acciones como en los otros caños para prevenir inundaciones, sino también sobre la calidad del agua, pues este es el lugar turístico más concurrido de Barranquilla.  

Las decisiones deben ser estudiadas científica y técnicamente, planificadas, bien valoradas y socializadas para obtener los mejores resultados que garanticen la navegabilidad, actividad portuaria, las condiciones de drenaje, la calidad del agua y turismo en este sector del río Magdalena.

Por: Humberto Ávila*

PhD havila@uninorte.edu.co 

Director del Instituto de Estudios Hidráulicos y Ambientales y del Observatorio del Río Magdalena
Universidad del Norte

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.