El Heraldo
Josefina Villarreal
Barranquilla

Repunta el embarazo adolescente en la región Caribe

Según el Icbf, Magdalena, La Guajira, Bolívar y Atlántico son los departamentos con mayor índice de jóvenes gestantes en el país.

Cuando se enteró que estaba embarazada no dijo una sola palabra, estuvo quieta durante algunos segundos sin hacer ni decir nada. Tras volver del trance su única reacción fue darse puños de forma consecutiva en el vientre para ver si con eso lograba acabar con la vida de la criatura que se formaba dentro de ella.

En ese momento se encontraba estudiando Talento Humano en una corporación, soñaba con ser una mujer independiente, ayudar a su mamá y conocer el mundo. Ella no se veía con una “barriga, amamantando o cambiando pañales”. Pero fue lo que le tocó.

Vanessa Rangel es una joven barranquillera de 24 años que se convirtió en mamá a los 18 y dejó sus estudios a medias para dedicarse al cuidado de su hija. Pero el proceso no ha sido fácil.

“Han pasado cinco años desde que yo parí a Isabella y aún no me hago a la idea que soy mamá”, cuenta Vanessa, quien hoy en día ya es una mujer y se dedica a las labores del hogar.

En 2016, cuando quedó embarazada, sintió que el mundo se le vino encima, que su vida estaba truncada por un bebé que ella no buscaba, atribuyéndole lo sucedido a la falta de información que había recibido por parte de sus papás y el haberse dejado llevar de sus placeres, sin el menor grado de responsabilidad.

“Me sentía angustiada porque me daban cantaleta, me decían que tener un hijo no era fácil, que tenía que cuidarlo, me repetían frases como —ahora prepárate—,  y cualquier cosa que hacía o decía siempre me la reprochaban”.

El desempleo en la mujer una mujer que se embarazó joven es de 16.5% frente a la 11.0% en la mujer adulta. Luis Rodríguez

Cuando se enteró estaba viviendo con su papá, quien en ese momento no reaccionó de forma violenta; por el contrario, Vanessa le agradece a él que hoy su niña esté con vida. La solución del problema, según ella, era practicarse un aborto. Por desgracia o fortuna no logró conseguir un lugar seguro para hacérselo.

“A mí esto sí me dio duro, me puse mal, hice mala barriga, yo no quería ser mamá”, manifiesta.

El postparto también tuvo sus complicaciones, le dolían los senos, bajó de peso y se sentía frustrada. Sin embargo, todos esos sentimientos negativos que al inicio de la maternidad la embargaron hoy los ha convertido en fortalezas.

Siempre contó con el apoyo de su familia y la compañía de su pareja, quien es el padre de la bebé. Hoy Isabella está en el colegio cursando jardín, tiene el cabello rizado como ella, es morena como el papá y tiene la capacidad de hacer que Vanessa descubra su mejor versión diariamente.

Actualmente en Colombia hay muchas jóvenes como Vanessa que se ven obligadas a dejar sus estudios y sueños para dedicarse exclusivamente al cuidado del recién nacido. Según el último informe entregado por el DANE, en lo que va de 2021 se ha registrado un aumento del a un 9,6% de los embarazos de mujeres menores de 14 años, en comparación con el mismo periodo de 2020.

La directora del ICBF, Lina Arbeláez, llegó a barranquilla para hablar sobre las estrategias que buscan minimizar el embarazo en adolescentes.

Acciones del ICBF

 Durante la clausura de la Semana Andina de Prevención del Embarazo en la Niñez y la Adolescencia, que se llevó a cabo en la Universidad del Norte, la directora del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Lina Arbeláez, explicó que “los embarazos que se tienen en la adolescencia tiene elementos que son preocupantes para la sociedad porque la adolescente lo primero que hace es retirarse del sistema educativo y eso le da desventaja en el mundo laboral”.

También hizo un llamado a la corresponsabilidad de las familias, la sociedad y el Estado para prevenir la concepción temprana en niñas y adolescentes, a través del fortalecimiento de la educación sexual en todos sus entornos protectores.

“Si prevenimos el embarazo adolescente, podemos ahorrar hasta 12.000 millones de pesos anuales, lo que sería una inversión adicional para generar desarrollo, equidad y mayores oportunidades”.

El ICBF se encuentra desarrollando los programas Sacúdete, Tírala Plena y En la Jugada en los 4 departamentos con mayor índice de embarazos adolescentes que son Atlántico, Magdalena, Bolívar y La Guajira.

En el evento también estuvo presente la Gestora Social, Silvana Puello y la representante de UNFPA, María Lucía Rubio Mery Granados

En Barranquilla se habla ‘A Calzón Quitao’

Una de las grandes apuestas del Distrito es crear mejores oportunidades para los jóvenes y promover espacios en los que se puedan abordar temas de interés como lo es la educación sexual.

El programa A Calzón Quitao es uno de esos proyectos que está ejecutando la gestora social, Silvana Puello, en alianza con la Fundación Santo Domingo, el ICBF y Profamilia, con el que busca quitar los tabúes que hay actualmente sobre la sexualidad. El público objetivo son los jóvenes, pero también se promueven espacios en los que acudientes y cuerpo docente puedan vincularse y desarrollar libertad de expresión sobre el tema.

“Estos programas deben ser transversales con las secretarías, porque este tema no es algo que se pueda abordar solo desde la salud o educación, necesitábamos el compromiso de cultura, deporte, de la Oficina de la Mujer. Entonces hemos identificado que para poder abordar este tema es necesario no llegar solo a los colegios, sino en los barrios”, explicó Puello.

Los barrios que fueron intervenidos de forma inmediata por el alto índice de embarazos en menos de 18 años fueron Rebolo, La Luz, El Bosque, Las Nieves y Siete de Abril. Allí se busca reducir embarazos a temprana edad, fortalecer el amor propio, prevenir deserción escolar, evitar violencia intrafamiliar y de género, disminuir la pobreza, generar oportunidades, promover el empoderamiento y que los jóvenes puedan ser voceros y multiplicadores de información de valor.

Sin embargo, a través de las instituciones educativas este programa ha llegado de forma masiva a jóvenes de otros barrios. “Necesitamos llegar a todos los espacios donde los jóvenes están receptivos a la información y lo lindo de estos procesos es darnos cuenta que ellos quieren la información que no estaban recibiendo”, puntualizó Silvana Puello.

En el Atlántico se mantiene la reducción de embarazos en población de 10 a 19 años

En los municipios del Atlántico siguen disminuyendo los casos de embarazos en la población menor. Según cifras del Registro Único de Afiliados (RUAF), entre el 2020 y 2021 la reducción es del 0.61 al 0.51 por ciento en la población de 10 a 14 años.

Durante lo que va del 2021 se han reportado 60 nacimientos en el grupo de 10 a 14 años en comparación con el 2020, donde se presentaron 69 casos y 2.302 nacimientos en el grupo de 15 a 19 años, frente a 2.269 casos registrados en 2020; las jóvenes de la segunda población han disminuido la cifra de embarazos del 20 al 19.8 por ciento.

“Esto nos indican que estamos haciendo la tarea, que los servicios amigables que se brindan en los hospitales y las instituciones educativas están llegando a los menores, adolescentes y jóvenes de manera oportuna.

Con la Secretaría de Educación departamental nos comprometimos para que esta población cuente con las herramientas necesarias que prevengan esta situación, mediante un espacio en el programa de televisión ‘Escuela en Casa’”, sostuvo Alma Solano, Secretaria de Salud del Atlántico.

De acuerdo con los datos de SISPRO, entre el 2018 y 2019 Atlántico registró una reducción de 4,21 por ciento en los embarazos, en la población de 15 a 19 años. Y en los menores de 10 a 14 años, se logró una disminución en las cifras del 19,38 por ciento.

Hasta el momento siete instituciones educativas del departamento cuentan con Unidades Satélites de Servicios Amigables de Salud. Allí se capacita a los estudiantes para la promoción y garantía de los derechos sexuales y reproductivos. Estos jóvenes son certificados y reciben el nombre de Agentes Amigables Educativos en Salud. 

“Se encargan de socializar la estrategia al interior de sus instituciones, para captar y canalizar a la población estudiantil a las oficinas donde funciona la USAE, para que puedan ser atendidos por los orientadores y si es necesario se remiten a la ESE para ser recibidos en el programa de servicios amigables”, dijo la Secretaria.

El Atlántico cuenta con 120 agentes amigables y 180 están en proceso formación. A través de las USAE, se atienden situaciones sobre casos de violencia sexual, embarazos, consumo de sustancias psicoactivas, cutting, bullyng, intentos suicidas, entre otros.

 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.