El Heraldo
Expertos aseguran que la utilización de plástico se ha disparado desde el 2020 de manera asombrosa.
Mery Granados
Barranquilla

Crisis sanitaria agrava contaminación con residuos de un solo uso

Ambientalistas dicen que el impacto que causa el consumo desmedido de este material no solo es para el medio ambiente.

Un tenedor, una botella y cualquier recipiente plástico pueden terminar en el estómago de cualquier especie acuática en el océano.

Esa fue la conclusión que hizo la profesora del Departamento Civil y Ambiental de la Universidad de la Costa, Luana Portz, para argumentar el impacto que causa el consumo desmedido de plásticos de un solo uso en el planeta.

En palabras de Portz es inaceptable que hasta hoy  no se dimensione el recorrido que puede hacer una botella que se tira a la calle, que luego es arrastrada por un arroyo hasta llegar a la playa y allí empezar un proceso de degradación.

 “Esas pequeñas partículas son altamente peligrosas porque pueden ser ingeridas por peces y más tarde ser consumidas de forma indirecta por humanos. Por esto es tan importante que reemplacemos el uso de plástico”, dijo.

Y es que desde el año pasado la utilización de este material se ha disparado de manera asombrosa, no solo miles de millones de mascarillas, sino también guantes, desechos médicos y empaques de comida para llevar  se han exacerbado a causa de la pandemia.

Mery Granados

Una señal evidente son las 1.200 toneladas de basura que fueron retiradas recientemente en el arroyo León en Puerto Colombia, allí se observó una gran cantidad de plásticos,  recipientes de poliestireno expandido (icopor) y muchos otros productos como tapabocas que al día de hoy son indispensables.

Aunque las rejillas del arroyo impidieron que una gran cantidad de desechos llegara a la Ciénaga de Mallorquín, hay otra cantidad de microplástico que se cuela y llega hasta la ciénaga alterando sus condiciones fisicoquímicas.

La afirmación del profesor del Departamento de Ingeniería Civil y Ambiental de la Universidad del Norte, Carlos Pacheco, se basa en una investigación académica que evidencia la incidencia del arroyo León como máximo contaminante de Mallorquín.

“Se pueden atrapar los recipientes plásticos, pero no los contaminantes que van dentro de estos”, sustenta el académico.

Según el más reciente informe del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente y la ONG Azul, el aumento de los desechos plásticos y médicos es una realidad en todo el mundo y ha llegado a colapsar los sistemas de reciclaje existentes en algunos lugares.

“Estamos consumiendo demasiado material contaminante, es solo echar un vistazo a todo lo que incluye un domicilio de una hamburguesa. Cajas de icopor, recipientes plásticos para las salsas, pitillos, el envase de la gaseosa, más la envoltura misma de la hamburguesa”, enumeró el experto ambiental Carlos Pacheco.

Efecto en Barranquilla

El efecto se nota en Barranquilla. De acuerdo con Puerta Oro, una de las asociaciones de reciclaje que recolecta material en todas las localidades de la ciudad, en los últimos 7 meses se han recolectado 126 toneladas de plástico de un solo uso.

En dicho lugar, el reciclaje de plásticos tiene el objetivo de minimizar su impacto en el medio ambiente y generar nuevos productos que se fabricarán a partir de plástico reciclado.

En Colombia los índices de reciclaje de PET (plásticos que se pueden reciclar) son bajos. Se estima, según Acoplásticos, que de los 12 millones de botellas que salen al mercado a diario solo 3 millones se reciclan.

Interrupción y reversión de procesos

Los expertos indican que, hasta la fecha, no se han publicado estudios sobre los impactos de la pandemia en el consumo de plásticos, pero la limitada investigación realizada apunta a un aumento en el consumo y eliminación de plástico y materiales médicos, así como graves interrupciones de procesos de reciclaje ya defectuosos.

También aseguran que se podría revertir cualquier progreso realizado en la reducción del consumo de plástico de un solo uso, con un aumento asombroso en el uso de desechables como mascarillas y protectores faciales, guantes, botellas de desinfectante para manos, trajes médicos protectores, kits de prueba, recipientes para llevar comida, empaques de entrega y muchos otros productos que se han vuelto indispensables.

Avances de la prohibición en Colombia

Actualmente hay un interés particular de diferentes actores de la sociedad para eliminar la disposición inadecuada de los materiales plásticos, especialmente en lo que se relaciona con las fuentes hídricas, quebradas, ríos, lagos, playas, desiertos, las áreas protegidas y los océanos.

Proyecto de zonas libres de plástico

Un gran paso para lograrlo se adelanta en la Comisión Quinta del Senado, donde se aprobó el pasado martes en primer debate el proyecto de ley que busca la creación de zonas libres de plástico de un solo uso en ecosistemas marinos y zonas de playa.

“Buscamos que se  prohíba la venta y comercialización de productos para el consumo que sus empaques sean plásticos, la idea es que se utilicen materiales que puedan ser aprovechados”, explicó la autora de la iniciativa, la senadora Nadia Blel.

La congresista dijo que también habrá sanciones para las empresas en Colombia que no se acojan a esta reglamentación.

“Esta es un oportunidad para reinventarse y para que las empresas sean generadoras de cambio a través de alternativas verdes”, agregó Blel.

El proyecto que pasará a plenaria del Senado busca constituirse como una política sostenible.

Es importante destacar que, según cifras de Greenpeace, en el país se consumen aproximadamente 24 kilos de plástico per cápita, lo que implica un volumen anual de consumo de 1.250.000 toneladas, de los cuales los plásticos de un solo uso responden aproximadamente al 56 %.

Se espera que para el año 2030 Colombia haya implementado medidas concretas para una gestión sostenible del plástico a través de acciones de prevención, sustitución, reducción y reincorporación de materiales en el ciclo productivo, esto dice el Plan Nacional para la Gestión Sostenible del Ministerio de Ambiente.

Los plásticos son persistentes, parte de su atractivo cuando fueron creados, pero al mismo tiempo es una de sus peores cualidades, aseguran expertos.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • Uso de plástico
  • plástico en los oceános
  • proyecto
  • Barranquilla
  • playas
  • contaminación
  • crisis sanitaria
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.