Atlántico

Compra de votos, el mayor riesgo electoral en los municipios

Comunidad en el Atlántico augura “calma” durante contienda electoral de este domingo. Autoridades reforzarán vigilancia en puntos críticos.   

Varios municipios del departamento del Atlántico se encuentran a la expectativa por las elecciones presidenciales de este domingo. Y es que la Misión de Observación Electoral (MOE), en su último informe, detectó factores de riesgo en algunos de estos territorios. 

Sabanalarga, Juan de Acosta, Tubará y Sabanagrande fueron considerados de alto riesgo por temas asociados a violencia y fraude electoral. EL HERALDO visitó estas zonas del departamento  para conocer el panorama que se vive previo a los comicios y conocer el dispositivo planteado por las autoridades para garantizar la normalidad durante la jornada de votación. 

Gran parte de la comunidad manifestó que “hay cierta calma”; sin embargo, precisaron que la compra de votos sigue siendo la práctica que empaña el desarrollo normal y libre de la democracia. 

En el corregimiento de Aguada de Pablo, en Sabanalarga, en donde se presentaron situaciones de alteración del orden público en las elecciones de Congreso, su población señaló que para este domingo la jornada se llevará “pacíficamente”. 

Emerson Coronado, presidente de la Junta de Acción Comunal sector sur de Aguada de Pablo, sostuvo que se han realizado jornadas de sensibilización con la comunidad para evitar actos violentos durante las votaciones. 

“Nosotros hemos concientizado a la comunidad de que no podemos tomar las cosas a la ligera, ni accionar de forma violenta. Esta vez no habrá, de parte de la comunidad, ninguna mala reacción”, dijo. 

Indicó que los altercados pasados se debieron a la “falta de compromiso” de las anteriores administraciones para con el pueblo. 

“Acordamos esta vez con la comunidad que no vamos a utilizar la fuerza ni la violencia, pero hay muchas personas que han dicho que si no ven que en Aguada se empiezan a construir y hacer las obras ellos no van a votar”, expuso.

Muy cerca de allí, en el corregimiento La Peña, varios ciudadanos denunciaron compra de votos para estas elecciones. 

Manifestaron que la MOE no ha hecho presencia en la zona, muy a pesar de que “se tejió una información de que invitaron a algunas personas del corregimiento a un cierre de campaña en Barranquilla a cambio de un incentivo económico”. 

Ante estas manifestaciones, el secretario de Gobierno de Sabanalarga, Vicente Berdurgo, sostuvo que por parte de la administración municipal se han realizado siete comités de seguimiento electoral y tres consejos de seguridad para analizar y tratar de coordinar todas las estrategias que garanticen el proceso democrático.

Precisó que se aumentará el pie de fuerza no solo para Aguada de Pablo, sino también los demás corregimientos, incluido La Peña y el casco urbano del municipio. 

El funcionario informó que hasta el momento no se ha recepcionado de manera oficial ninguna queja relacionada con delitos electorales. 

El potencial electoral del municipio de Sabanalarga –dijo Berdugo– es de 73.200 personas y hay 192 mesas de votación para todo este proceso. 

En Juan de Acosta

La comunidad de Juan De Acosta se divide en opiniones. Mientras unos señalaron que para elecciones presidenciales las jornadas se desarrollan con tranquilidad y no es mucho el movimiento que se observa con la compra de votos, otros afirmaron que esta  práctica ilegal ha marcado históricamente el desarrollo de la contienda. 

“En el municipio no he visto movimiento de nada de compra de votos, para Presidencia las elecciones se desarrollan en calma, normalidad, y hasta algunos no ejercen su derecho al voto”, expresó Pedro Osorio, habitante de este municipio.

Entre tanto, Rafael Hernández, otro habitante de esta zona del Atlántico, dijo que esta práctica fraudulenta ha “perjudicado” a la comunidad. 

“Desafortunadamente Juan de Acosta es un municipio en donde siempre que llega la época electoral suceden cosas muy anormales, democráticamente hablando, y una de las cosas que nos ha perjudicado siempre ha sido la compra de votos, no podemos tapar el sol con las manos y no se puede ocultar esta práctica”, dijo.

Precisó que para estas elecciones presidenciales los llamados “mochileros” están ofreciendo alrededor de $50 mil por el voto. En cuanto a la alteración de orden público, indicó que las jornadas electorales en el municipio transcurren en calma. 

Carlos Higgins Villanueva, alcalde de Juan de Acosta, sostuvo que se contará con el acompañamiento de la Policía Nacional, el Ejército y demás autoridades en el municipio para estar vigilantes del proceso. 

“Las medidas que hemos adoptado garantizarán que el debate electoral se realice con total transparencia, que la gente acuda a su lugar de votación de una forma segura”, expuso.

En el municipio –de acuerdo con el mandatario–, por el censo, están habilitadas para votar alrededor de 18 mil personas, pero manifestó que se espera que acudan unas 12 mil. 

Por otra parte, informó que habrá seis puestos de votación: dos en el casco urbano, uno en los corregimientos de Chorrera, San José de Saco, Santa Verónica y Bocatocino, respectivamente. 

“Juan de Acosta es un municipio de paz, seguro y no veo por qué nos tienen que catalogar como riesgo. La gente va a salir a votar masivamente por cualquiera de los candidatos y ganará la democracia. Pienso que en Juan de Acosta no habrá esa práctica desleal de compra de votos. La vigilancia la deben ejercer la Policía, Fiscalía y MOE”, puntualizó.

Fachada de la IED San José de Aguada de Pablo, punto de votación. Luis Rodríguez
En Sabanagrande

Ante el informe de la MOE que vincula al municipio de Sabanagrande con cierto factor de riesgo electoral, el alcalde Gustavo de la Rosa manifestó que se han realizado tres comités de seguimiento con las autoridades pertinentes para “minimizar” cualquier anomalía y brindar todas las garantías electorales en el proceso. 

“En el municipio habrá 66 mesas en 5 puestos de votación, un promedio de 12 mesas por puesto de votación, será algo amplío para que la comunidad pueda asistir de manera masiva por el candidato de su preferencia”, dijo. 

Agregó que “el potencial electoral aproximado es de 22 mil votantes; sin embargo, históricamente nos dicen que para Presidencia la votación es menor”.   
El mandatario hizo un llamado a la comunidad para que se cerciore antes de salir de casa sobre su mesa y punto de votación para no generar congestión en las zonas y retrasos en el proceso. 

“Hemos pedido a la Policía y Fiscalía que ejerzan la supervisión y hacemos un llamado a la comunidad que se abstenga de cualquier práctica de compra de votos que se constituye en un delito electoral que puede incurrir en delitos penales”.  

Asimismo, invitó a la población a denunciar cualquier acción de constreñimiento ante las mesas de justicia que serán instaladas en cada uno de los puestos de votación en el municipio.

Experto opina

Para el politólogo Juan Sebastián Vargas, los riesgos electorales como la compra de votos y la trashumancia podrían estar influidas por el arraigo de una cultura política que se basa precisamente en ese tipo de prácticas. 

“Por su dinámica propia, en las elecciones locales y legislativas es cuando quizá más se pueden observar estos hechos. Sin embargo, para las elecciones presidenciales podría ser menor el impacto de estos dos riesgos, toda vez que la gente siente más cercanos los comicios y por lo tanto votan con mayor conciencia”, dijo. 

Sobre el riesgo de violencia, el experto indicó que podría estar directamente relacionado con la presencia de grupos armados al margen de la ley en el departamento  que buscan incidir en los resultados electorales.

Jóvenes recorren el malecón turístico del corregimiento de La Peña, en Sabanalarga. Luis Rodríguez
Más de 1.400 efectivos

La Gobernación del Atlántico y la Alcaldía de Barranquilla acordaron durante un consejo de seguridad las medidas que se aplican durante la jornada electoral de este domingo 29 de mayo.

De acuerdo con el secretario del Interior y Gobierno del Atlántico, Yesid Turbay, son más de 1.400 efectivos de la fuerza pública los que se encargan de la seguridad en el departamento. que contará con 297 puestos de votación.

Asimismo, se instalará el puesto de mando unificado en el comando de la Policía Metropolitana de Barranquilla para vigilar el proceso democrático.  
El potencial electoral del Atlántico es de 2.016.146 personas y se habilitaron en total 5.209 mesas de votación, de las cuales 4.158 estarán en el área metropolitana de Barranquilla.

Un habitante de la comunidad de La Peña camina por las calles del corregimiento en busca de agua. Luis Rodríguez
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.