El Heraldo
Las iglesias católicas han tenido que parar algunas de sus obras sociales por cuenta de la pandemia. Archivo
Atlántico

El calvario de la fe durante la pandemia

EL HERALDO habló con líderes de las iglesias más seguidas en Colombia: la católica y la cristiana, sobre su viacrucis en la crisis.

Las iglesias católicas y cristianas, que tienen más o menos el 80 y el 20% de los creyentes, respectivamente, en Colombia, han padecido la pandemia de distintas maneras.

EL HERALDO conversó con líderes de ambas religiones para dimensionar el nivel de las afectaciones en materia de pérdida de vidas de sacerdotes y pastores, afectaciones misionales y económicas.

Esto con ocasión de una nueva Semana Santa con el coronavirus rozando un tercer pico de contagios, por lo que la directora del INS, Martha Ospina, ha advertido: “De no tomar con rigurosidad las medidas de autocuidado, me temo que la Semana Santa será la tormenta perfecta”. Y el ministro de Salud, Fernando Ruiz, de otro lado, ha planteado otra dinámica, la de la vacunación, en medio de la celebración católica: “Para que tengamos una semana intensa en vacunación”.

Un centenar de vidas

El secretario general de la Conferencia Episcopal, monseñor Elkin Álvarez, le dijo a EL HERALDO que al menos 55 sacerdotes colombianos han muerto a causa de la covid-19.

“Hasta hace 20 días ya llevábamos una lista de 55 sacerdotes entre diocesanos y religiosos que han muerto a causa de la pandemia, y otros tantos han venido sufriendo las consecuencias de haber padecido la enfermedad, con malestares y situaciones que les han quedado. Y otros han muerto a causa de las complicaciones que les ha dejado el virus”, manifestó.

También el obispo auxiliar de Medellín lamentó el fallecimiento, a principios de enero pasado, del obispo de Santa Marta, monseñor Luis Adriano Piedrahita: “Llevaba una buena tarea en la diócesis de Santa Marta”.

Con relación a las monjas que han muerto en medio de la crisis sanitaria, monseñor admitió que “en la vida religiosa femenina no tenemos las cifras consolidadas, pero la semana pasada solo en una comunidad de Santa Rosa de Osos, de las Misioneras Teresitas, hubo 11 hermanas fallecidas a causa del virus”.

Por su parte, el pastor de la iglesia cristiana Misión Paz y senador de Colombia Justa Libres, John Milton Rodríguez, sostuvo en diálogo con EL HERALDO que medio centenar de pastores de iglesias cristianas han perdido la vida.

“Calculo que no menos de 50 pastores han fallecido y han sido bajas sensibles de gente muy importante en el desarrollo de la obra de Dios en el país”, afirmó.

Agregó el fundador de la Universidad Cudes que los pastores fallecidos pertenecían “a diferentes denominaciones, en especial de la Asamblea de Dios, de las iglesias bautistas y de otras iglesias independientes”.

¿Y la misión religiosa?

Monseñor Álvarez explica que la Iglesia Católica ha tenido que detener y reenfocar algunos procesos pastorales, no solo por la falta de asistencia a los templos, sino porque algunos procesos comunitarios y catequéticos han sufrido alguna afectación.

“Una de las cosas positivas en la pandemia es el tema de los medios: hay un despertar frente a estas posibilidades también para la tarea evangelizadora. Paradójicamente este tiempo de pandemia ha asegurado la vuelta de muchas personas a la fe; entonces, ha habido una pastoral con los alejados”, señaló.

Y el obispo afirmó que la iglesia es considerada la institución “que más ayuda ha entregado a los necesitados en temas de asistencia humanitaria, a los colombianos, a los migrantes y a los desempleados”.

Entre tanto, el senador Rodríguez destacó el trabajo con la comunidad que también han hecho los cultos cristianos.

“En la convicción del trabajo con la comunidad se han ido desarrollando jornadas de apoyo para calmar el hambre, se han organizado diferentes campañas de entregas de mercados, alimentos y vestido”, aseveró el pastor.

Coincidió en señalar, además, que la virtualidad ha sido un recurso importante “con el fin de poder llegar con el mensaje ante las dificultades para reunirse. Y aunque se ha crecido mucho en la virtualidad, en Colombia tenemos la dificultad de que el 40% o 50% no tiene acceso a la red, sobre todo en lo rural”.

Las iglesias cristianas se han visto obligadas a entregar sus sedes.
El bolsillo mundano

 Ambas religiones han visto vaciarse los bolsillos en sus sedes desde que llegó el mortal virus al mundo.

Al respecto, el secretario de la Conferencia advirtió que desde el punto de vista de capacidad de funcionamiento y de recursos ha habido una fuerte afectación en la iglesia que, sin embargo, “no ha parado completamente las obras, porque de otro lado tenemos la solidaridad de las personas y ha habido que promocionar la solidaridad también entre las parroquias, para que las que sí pueden apoyen a las que no”.

De otra parte, el pastor de la Misión de Paz aseguró que “más de un 40% de las iglesias han tenido que entregar sus locales porque no tienen forma de sostenerlos, y la mayoría funcionan en locales alquilados”. Por esto, han resuelto alquilar lugares por hora y en vez de una reunión de 100 personas, hacen tres de 30.

Lo más difícil, agregó, es mantener a los empleados de estos cultos, que han aceptado menores pagos, y la gestión del sector interreligioso, conformado por colegios, universidades, centros de restauración de personas adictas y otro tipo de entidades sociales que son respaldadas por iglesias de esta fe.

“La reducción de los ingresos oscila entre el 50% y el 70%. Con la reactivación paulatina eso se ha ido reduciendo, pero estamos en cerca del 40%”, aseveró Rodríguez.

Y reconoció finalmente que algunas de las iglesias cristianas, en el tema de la recaudación de recursos y nivelación de sus finanzas, “han tenido avances en este tema tecnológico y han tenido menos impacto, pero la gran mayoría no maneja este tema tecnológico”.

Templos abiertos; eventos cerrados

A pesar de que el país se encuentra en el tercer pico de contagios de la covid-19, se ha establecido que en algunos templos y ceremonias religiosas podrá haber presencialidad controlada en aforos durante la Semana Santa.

Para esto, la Conferencia Episcopal tomó medidas sobre aforos máximos y protocolos de bioseguridad en las iglesias.

No obstante, no habrá procesiones ni eventos masivos.

Además, el catolicismo decidió que los rituales de Jueves, Viernes y Sábado Santo podrán celebrarlos cada parroquia hasta tres veces al día para que no haya concentración de asistentes.

En los lugares clave de peregrinaje en el país, como la Catedral Primada de Bogotá, habrá un aforo máximo del 30% y habrá misas en la mañana y al mediodía todos los días; el miércoles participarán la Orquesta Filarmónica y el Coro Filarmónico; y el viernes en la mañana será el Santo Viacrucis en la Plaza de Bolívar.

En el Cerro de Monserrate, también en la capital, no habrá procesiones ni el ritual del lavatorio de pies y el viacrucis será solo transmitido por televisión. El recorrido por los monumentos quedó suspendido.

La Semana Santa en Popayán, que hace parte del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la Unesco, no se harán las tradicionales seis procesiones que se realizan desde hace 465 años.

La Fundación Junta Permanente Pro-Semana Santa explicó que esta decisión se tomó ante los miles de turistas tanto nacionales como internacionales que llegan a la ciudad para este rito.

El Santuario de Nuestra Señora del Rosario de Las Lajas, en Ipiales, Nariño, estará abierto para la Semana Santa pero con limitaciones de aforo; la Basílica Menor del Señor de los Milagros en Buga, Valle del Cauca, recibirá no más de 350 personas que deben inscribirse previamente; y el Cerro de las Tres Cruces, en Cali, no abrirá al público.

Lo que sí habrá es transmisión de eventos religiosos católicos en la televisión pública y privada y en redes sociales.

¿Cuántas iglesias hay y cuáles son sus obligaciones?

Según la Iglesia Católica, en Colombia hay más de 6 mil iglesias, entre grandes templos y pequeñas parroquias. Además, dice que en el país hay 45 millones de católicos, es decir el 95% de la población. No obstante, el Pew Research Center indicó en 2014 que los católicos en Colombia han bajado al 80%, los protestantes son 12%, irreligiosos 6% y otras religiones 2%. Además, diversos estudios sitúan a los creyentes de las iglesias protestantes y pentecostales entre el 14%​ y el 35%​ de la población. De hecho, el Consejo Evangélico de Colombia calcula en 10 millones sus seguidores, es decir casi el 20% de la población. Y el Ministerio del Interior reportó en 2015 la existencia de 5.374 iglesias cristianas no católicas.

Las iglesias, que son en el país entidades sin ánimo de lucro, no deben reportar ingresos, pero deben pagar predial, valorización y servicios.

El Gobierno registró así mismo que 28 iglesias en todo el país pidieron el subsidio a la nómina del PAEF, entre las que se encuentran la Compañía de Jesús, la Congregación Hermanas Franciscanas Misioneras, la Arquidiócesis de Cartagena, la Casa Sobre la Roca Iglesia Cristiana Integral, la Iglesia Manantial de Vida Eterna e Iglesia Adventista del Séptimo Día.

Y la Conferencia Episcopal reportó que en 2020 la Iglesia Católica brindó acompañamiento espiritual, apoyo psicosocial, alimentos, kits de higiene y bioseguridad, servicios de acceso a la salud, albergue a familias y a familias migrantes y transferencias en efectivo a más de 21 mil familias en todo el país.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.