El Heraldo
Aspecto de la Estación Joe Arroyo en el segundo día de suspensión de operación por falta de recursos.
John Robledo
Atlántico

Crisis financiera de Transmetro, ¿un problema sin fin?

Fueron dos días de suspensión de la operación que generaron malestar a usuarios. Expertos y autoridades analizan la situación y plantean soluciones.

Esta semana los dos operadores de los buses del Sistema de Transporte Masivo Transmetro se vieron obligados a suspender el servicio durante dos días por falta de recursos para pagar los costos de operación, lo cual generó malestar entre los usuarios que se vieron afectados.

La crisis de Transmetro tiene su origen en varios aspectos. Uno de ellos tiene que ver con los errores que cometieron cuando se estructuró el sistema. Las autoridades consideran  que es deficiente porque es muy pequeño.

Otro problema es el recaudo por concepto de la tarifa, pues hay una diferencia “enorme” entre la tarifa técnica y la que normalmente pagan los usuarios. Esta situación no es exclusiva del sistema que opera en Barranquilla y su área metropolitana, pues es una constante en los demás sistemas de transporte masivos del país.

Por esta razón, en 2016 implementaron el Fondo de Estabilización Tarifaria (FET) que se nutría de los recursos que aportaban los pasajes del transporte público colectivo (TPC). Con eso lograron llevar a 0 el déficit –en el sentido de que a los operadores se les estaba pagando el 100% de lo que costaba operar–.

Los concesionarios reclaman que ese diferencial no lo está cubriendo nadie y, además, cuando estructuraron el sistema estimaron que la cantidad de usuarios fuera mayor, pero no fue así.

Sobre este hecho, el alcalde Jaime Pumarejo indicó que las dificultades en la sostenibilidad financiera de Transmetro –cuyo uso es menor al 20 % del sistema general del transporte de Barranquilla– son abordadas con medidas a corto plazo y una solución definitiva a largo plazo, pero no se le puede cargar a los barranquilleros cada mes a través de impuestos.

Aseguró que con recursos de los ciudadanos, el Distrito les ha entregado a los operadores más de $ 37.000 millones, a lo que se sumarán $ 3.000 millones más que se transferirán pronto.

“Cuando fue diseñado, Transmetro tuvo una serie de errores estructurales que todos conocemos, que no son nuevos. Tiene unas bondades para el usuario, y es que es muy barato movilizarse de Soledad a la Universidad del Norte, por ejemplo. Tiene unas bondades para unos y unos problemas estructurales para otros, que hacen que el que lo usa poco subsidie al que lo usa mucho”, afirmó.

El mandatario añadió que cuando se reactive el 100 % del aforo en el transporte público comenzará a recaudar nuevamente el Fondo de Estabilización Financiera (FET), con el cual el transporte tradicional le transfiere recursos a Transmetro.

Para Pumarejo, los problemas que surgen desde la concepción del sistema se corregirían con una integración de todo el sistema de transporte de la ciudad, que costará aproximadamente $1.5 billones.

El alcalde explicó que Transmetro es una sociedad en la cual el Distrito no tiene obligación legal de mantener ni de salvar en caso de quiebra y recalcó que el 40 % de los usuarios pertenece a Barranquilla y el resto a municipios del área metropolitana.

El gerente de Transmetro, Fernando Isaza, recordó que en el contrato de la concesión aparece que el riesgo –que hoy está teniendo el sistema– es de los operadores, quienes así lo aceptaron al momento de firmarlo.

Sin embargo, lograron que el Gobierno permitiera cambiar el uso de unos recursos para mitigar la crisis financiera agravada por la pandemia. En ese sentido, unos dineros que estaban destinados para unas obras de infraestructura fueron asignados para el sostenimiento de la operación.

Isaza aseguró que han contemplado varias alternativas de solución, entre ellas solicitar el apoyo del Gobierno nacional, pero la respuesta siempre ha sido que es responsabilidad de los entes territoriales, pues no están mirando el transporte público como un servicio esencial.

“Existe una diferencia entre la tarifa técnica y la del usuario, la solución no solo debe ser el ente territorial, debe ser el ente nacional”.

Expertos analizan

 El director de la Fundación Protransparencia, Horacio Brieva, explicó que la crisis de Transmetro se debe a que los ingresos no resisten los costos operación.

Además, dijo que el problema del sistema no se resolverá con “paños de agua tibia”.

Indicó que lo primero que hay que hacer es revisar que el 27 % de cada pasaje vendido va para los bolsillos de unos concesionarios, la empresa que maneja el recaudo –por ejemplo– se queda con el 17% de ese pasaje y en otros sistemas masivos del país ese porcentaje por recaudo no supera el 4 % y Medellín lo hace directamente.

Hoy cada pasaje cuesta $ 2.500; es decir, que $ 675 van a unos privados, lo que hace imposible sostener el sistema. De cada pasaje vendido $ 1.825 son para atender las exigencias de la operación.

Aseguró que personas que han estudiado el tema como el economista y especialista en finanzas públicas Francisco Pupo Orozco plantean varias soluciones: la restructuración totalmente del sistema masivo, liquidar los contratos a las concesiones actuales, convertir a Transmetro en operadora del sistema, alquilar los buses a las empresas multinacionales fabricantes o que Transmetro asuma el recaudo y los costos de mantenimiento de la operación.

Además, dijo que a la ciudad se le tiene que plantear la ampliación del servicio con la construcción de nuevas troncales.

El experto en movilidad Isidro Ruiz explicó que estos sistemas se construyen para ser la columna vertebral de la movilidad de un territorio y para que eso funcione debe haber un respaldo de la institucionalidad; en este caso, deben ser los alcaldes del área metropolitana.

Además, afirmó que se debe completar el sistema, integrar todo el servicio de transporte donde incluya la tarifa y viaje y no pensar en invertir en más troncales.

“Barranquilla no necesita un tranvía en la calle 30, aunque sería bonito y sería un atractivo turístico, pero hay que pensar primero en lo primero, y lo primero es completar el sistema de transporte masivo en todas las troncales”, dijo.

El experto aseguró que con esto se tendrá un punto de equilibrio económico que necesitan los operadores para funcionar.

¿Qué dicen los operadores?

José Picón, gerente de Sistur, explicó que el presupuesto ajustado de manera mensual consiste en gastos de mantenimiento, combustible, mano de obra (nómina), prestaciones sociales, seguros, Impuestos, gastos administrativos.

Indicó que por la pandemia, los gastos de operación de los dos concesionarios son aproximadamente $ 6.200 millones mensuales, sin cubrir el servicio a la deuda (obligaciones financieras).

Picón aseguró que el origen de la crisis es la falta de recursos para cubrir el total de los costos de operación, como consecuencia a la disminución de movilidad a causa de pandemia, los cuales como lo dispone la ley, los sistemas de transporte masivo no son auto sostenible y están en cabeza del Distrito generar los mecanismo que garantice la sostenibilidad de los mismo.

El promedio de la tarifa técnica en 2021 está en $ 4.960, lo que significa que por cada usuario movilizado existe un déficit de $ 2.460 y que si no salen recursos por parte del Distrito es cargado a los concesionarios.

Explicó que la tarifa se distribuye contractualmente de la siguiente manera: Transmetro 7 %, Recaudo Sit 9.87 %, Sistur 49.87 % y Metrocaribe 33.25 %.

“A pesar de esta distribución establecida en los contratos de concesión, y contrario a lo establecido en el decreto 575 de 2020, el ente gestor en pandemia aplica el 15 % de todos los recursos que se obtienen para la sostenibilidad del sistema”, dijo José Picón.

Por esta razón, los operadores han pedido –mientras se estabiliza la tarifa técnica y la del usuario– que se prorrogue el crédito de Findeter, recursos derivados de la ampliación del convenio de cofinanciación e identificar otras fuentes de recursos existentes que apoyen la financiación.

Además, sugirieron que se estableciera una modelación integral donde se reconozca la realidad financiera del sistema ya que han alcanzado un máximo de 160.000 pasajeros diarios y lo proyectado fue de 330.000.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • Transmetro
  • Transporte
  • Crisis financiera
  • usuarios
  • Barranquilla
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.