El Heraldo
Atlántico

Covid-19 agudiza contaminación ambiental por residuos hospitalarios

Un estudio realizado por la Universidad de la Costa en conjunto con otras instituciones evidencia alteraciones en las playas cercanas al río.

Pequeñas partículas de contaminantes como metales, hormonas y fármacos se juntan a los desechos que llegan a las playas que limitan con la desembocadura del río Magdalena. Estos elementos impactan notablemente estos ecosistemas del Atlántico, especialmente los de Puerto Colombia en donde ya se tiene certeza de su presencia.

El descubrimiento hace parte de un conjunto de investigaciones que adelanta la Universidad de la Costa con otras instituciones. Los hallazgos dejan en evidencia la mala disposición que se está haciendo de los residuos hospitalarios, especialmente en la pandemia. El aumento del uso de fármacos, micro-plásticos y en general productos de protección individual como tapabocas agravan la situación.

“Estamos estudiando los principales contaminantes y vimos que el problema es más grave de lo imaginado”, aseguró Luis Silva, doctor en Medio Ambiente y Recursos Naturales, adscrito al Departamento Civil y Ambiental de la Unicosta.

Una clara muestra del daño generado es el color gris que se observa desde una imagen satelital en el delta del Magdalena. (Ver mapa).

“Estas playas no deberían ser utilizadas por bañistas, es como nadar en agua de minería o en agua con desechos de hospitales de Colombia”, advierte Silva.

Las muestras han sido valoradas en playas como Pradomar, una de las favoritas de los bañistas. Los resultados en detalle del estudio serán revelados por los científicos en unos meses.

Mientras tanto, una investigación publicada en la revista Science of the Total Environment da una lista de fármacos que están siendo utilizados en hospitales y que ocasionan daños al medio ambiente.

En dicho listado figuran 16 principios activos de medicamentos, la mayoría usados para la presión arterial, otros son antiinflamatorios, analgésicos y antidepresivos.

Según el estudio presentado por la Unicosta, los hospitales han dejado al descubierto en sus residuos sanitarios un punto de generación de posibles vertidos de fármacos contaminantes. En aproximadamente el 90 % de los casos, estos farmacéuticos se excretan en la orina y heces de los pacientes después del consumo.

Lo que preocupa, dice el documento, es que la  tecnología tradicional que se usa para depurar el agua de los ríos (para que sea potable) no sirve para degradar los medicamentos utilizados en hospitales. Es decir, que terminan contaminando, alterando ecosistemas y afectando la salud de los seres humanos.

El estudio resalta  que el mayor impacto en el medio ambiente de los componentes farmacéuticos activos es causado por la eliminación de los consumidores y el menor es debido al proceso de fabricación industrial.

Entornos ambientales como el agua, el suelo, las cadenas productivas de los animales y los seres humanos también se ven afectados por la mala disposición de residuos como medicamentos vencidos, en uso y desuso, que van a parar a las fuentes hídricas.

Cadena alimenticia en riesgo

De no tomarse medidas para reducir el daño la seguridad alimentaria de miles de personas estaría en riesgo.

Advierte el documento que ecosistemas de fauna y flora también sufren las consecuencias de los residuos tóxicos que impactan diversos organismos acuáticos, produciendo la muerte y el subdesarrollo de varias especies. De igual forma se genera el aumento exagerado de algunas especies y la pérdida de otras. Esta cadena contaminante termina por alterar su capacidad de autodesarrollo y por ende la cadena alimenticia.

Para contrarrestar este impacto, los científicos desarrollaron un “tratamiento” eficaz de aguas residuales hospitalarias en las que se identificaron altas concentraciones de diclofenaco e ibuprofeno, utilizando una tecnología innovadora con procesos químicos y microondas que logró degradar contaminantes de los hospitales de modo eficaz, económicamente viable, que elimina de manera efectiva las altas concentraciones de productos farmacéuticos en las aguas residuales de los hospitales.

Para los investigadores, este tipo de monitoreo y depuración de efluentes hospitalarios debe ser incentivado por las agencias gubernamentales de saneamiento y control ambiental.

Aseguran que es importante que la población en general conozca los perjuicios que se generan para concienciar sobre la correcta disposición de los medicamentos y su efectiva implementación.

Sin duda alguna el riesgo para humanos y otras especies es inminente.

Pandemia aumentó residuos en Barranquilla

Para saber cuál es el manejo que se hace en Barranquilla sobre los desechos hospitalarios, el secretario de Salud distrital, Humberto Mendoza, informó que la ciudad cuenta con entidades autorizadas para hacer la recolección y transporte hacia estas plantas de tratamiento final de residuos hospitalarios y similares.

“La pandemia lo que ha hecho es el incremento de algunos tipos de residuos, pero una baja de otros asociados a cirugías y otro tipo de patologías no covid. Realmente no hemos visto una gran afectación en la disposición, y ningún tipo de situación anormal alrededor de este tema”, aseguró el secretario de Salud en declaraciones a este medio.

Mascarillas y guantes

Se estima que en el 2020 se utilizaron más de 129 mil millones de mascarillas faciales y 65 mil millones de guantes mensualmente en todo el mundo. Para los especialistas, la eliminación de estos elementos es un problema medioambiental importante, ya que la mayoría de estos productos son de un solo uso y en su mayoría están hechos de plástico.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • contaminación
  • covid - 19
  • playas
  • Ríos
  • residuos hospitalarios
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.