El Heraldo
Carlos Vives es un artista samario que a través de su música y proyectos ha defendido el medio ambiente.
Cortesía
Sociedad

Si perdemos biodiversidad, se debilita nuestra fuerza cultural: Carlos Vives

El artista samario participa este jueves en el conversatorio ‘Diversidad Biocultural y Humedales’, en el marco de la Asamblea del BID.

Además de ser un impulsor de nuestras raíces culturales por el mundo, el cantautor samario Carlos Vives también se ha caracterizado por los permanentes llamados que hace a la preservación y protección del medio ambiente.

En sus obras musicales y en los proyectos sociales que lidera recalca la importancia de cuidar el mar, la Sierra Nevada de Santa Marta, los sistemas de ciénagas y humedales en el Caribe colombiano.

Lo anterior ha quedado plasmado en álbumes como La Tierra del olvido y Cumbiana, su producción más reciente que incluyó un libro. En estos últimos proyectos, además de explorar los orígenes de la cumbia, pone en evidencia las amenazas que existen sobre nuestros cuerpos de agua.

Debido a su constante defensa por la naturaleza, el galardonado artista es hoy uno de los invitados al conversatorio ‘Diversidad Biocultural y Humedales’, que se cumplirá en el marco de la Asamblea número 61 del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) que se lleva a cabo en Barranquilla.

Vives estará conversando desde las 4:35 p. m. con Sandra Vilardy, profesora de la Universidad de Los Andes.

Al evento se suma el antropólogo y etnobotánico canadiense Wade Davis, quien ha enfocado su trabajo en las culturas nativas de diferentes países.

Cabe recordar que desde el 2015 el intérprete de Volví a nacer lidera el proyecto social “Tras la perla”, con el que promueve el mejoramiento de la calidad de vida en Santa Marta, especialmente en el barrio Pescaíto. Esta iniciativa es respaldada por el BID.

En diálogo exclusivo con EL HERALDO, el artista reveló algunos de los aspectos que abordará.

P.

¿Cuál será el enfoque de su intervención en este conversatorio?

R.

A través de la música he comprendido que los ecosistemas biodiversos como los que tenemos en Colombia generan culturas diversas. Si perdemos biodiversidad, se debilita nuestra fuerza cultural. Esto significa muchas cosas. No podemos permitirnos eso como país. Al contrario, tenemos que regenerar lo que se está perdiendo.

Entonces el enfoque será reconocer cómo la región (América y el Caribe) tiene una gran riqueza en la diversidad de tipos de humedales que alimentan la riqueza cultural. No solo en manifestaciones como la música, sino también en las formas de habitar esos territorios anfibios. Esos conocimientos serán claves para la adaptación climática.

P.

En carátulas como la de ‘La tierra del olvido’ muestra su interés y amor por la Sierra Nevada de Santa Marta. ¿Cómo hacer para que desde la música se siga despertando conciencia sobre el cuidado de estos ecosistemas?

R.

El deterioro de los ecosistemas, en especial de los humedales, y la pérdida de la diversidad cultural nos vuelve más vulnerables. La música es un instrumento que nos regresa a las raíces, nos recuerda que somos hijos de culturas que se mezclan y que aprenden. La música y sus mensajes nos pueden ayudar a cohesionarnos y a darle valor a lo que somos. Por eso es tan importante el mensaje que lleva la música. No es gratuito que la música más pobre en sus mensajes esté surgiendo en los tiempos del mayor deterioro ambiental. Ahí hay una relación para pensar… ¿Qué fue primero, el deterioro ambiental o el deterioro en los mensajes de la música?

Desde 2015 el BID respalda los proyectos de Vives.
P.

En su libro ‘Cumbiana’ destaca la importancia de los sistemas de ciénagas y humedales en el Caribe colombiano. ¿Qué acciones cree debe realizar el Estado para proteger estos cuerpos de agua?

R.

Para proteger los humedales necesitamos entre todos reconocer su importancia. No solo la ecológica, que es muy grande: son los ecosistemas que más fijan carbono y al deteriorarlos emiten metano, un gas que calienta 23 veces más que el dióxido de carbono; amortiguan los excesos de agua en época de lluvias y almacenan el agua en épocas de sequía; son la casa de una variedad increíble de especies y cumplen papeles claves en gestionar y atrapar sedimentos. Pero todo eso hace parte de la cotidianidad de una cultura anfibia que necesitamos reconocer, revalorar y exaltar. Colombia es un país anfibio, casi el 30% de su territorio son humedales, y requiere reconciliarse con esos territorios de agua, dejar de desecarlos, dragarlos y contaminarlos. Para adaptarnos mejor al cambio climático el país debe revisar sus normas y alinearlas todas para esa gran tarea de la adaptación. Colombia, como pocos países de forma tan especial, tiene sus ecosistemas y una cultura anfibia para sumar en ese gran reto.

P.

‘Tras La Perla’ es la iniciativa con la que usted está buscando promover activamente el mejoramiento de la calidad de vida en Santa Marta, sobre todo en el barrio Pescaíto. ¿El BID lo sigue apoyando en este propósito y de qué manera?

R.

‘Tras La Perla’ ha contado con el apoyo del BID desde que iniciamos nuestro trabajo en el año 2015. Hemos mantenido un diálogo permanente con el Banco sobre los retos que tiene la ciudad de Santa Marta y su ecorregión. De este diálogo han surgido oportunidades de alianzas para la ciudad como hacer parte del Programa de Ciudades Sostenibles y Emergentes, lo cual permitió construir documentos de lineamientos de desarrollo para la ciudad y la posibilidad de acceder al apoyo financiero del Banco para diferentes proyectos.

Así mismo, con el apoyo del Banco venimos trabajando en el barrio Pescaíto de Santa Marta en el fortalecimiento del tejido social y el desarrollo económico local. De esta manera, con el BID logramos una sinergia y construcción permanente de capacidades y estrategias para potenciar el talento local y lograr transformar la vida de los habitantes del barrio y de la ciudad.

P.

¿Cómo los gestores culturales y personas del gremio artístico pueden aprovechar asambleas como estas?

R.

Lo importante es que de estos encuentros se deriven oportunidades reales de pensar el territorio y acciones efectivas para su regeneración ambiental, social y cultural. Para eso trabaja ‘Tras La Perla’, materializamos en obras y proyectos la posibilidad de estar en estos espacios. Estos eventos unen a las personas en torno a retos y propósitos comunes y mi responsabilidad como artista al estar ahí es poder compartir, desde mi experiencia, el valor de la cultura y su íntima relación con la apuesta de desarrollo que tiene el país.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.