Sociedad

El Desafío que supera cada día el barranquillero CJ

Este participante costeño es el soporte para su mamá, quien padece de Parkinson hace siete años. El deportista, según familiares, nunca se da por vencido.

Una madre siempre será una fuerte motivación para que sus hijos salgan a dejar la piel en la arena. Bajo esta consigna el barranquillero César José Romero Gámez, de 26 años, partió rumbo a Tobia, Cundinamarca, un territorio selvático que desde anoche descubrieron  los colombianos con el primer capítulo del reality El Desafío, The Box que transmite el Canal Caracol.

CJ, como lo llaman de cariño sus familiares y amigos, es uno de los cuatro representantes de la costa Caribe que luchará por vencer a los otros 40 súper humanos de todo el país.  

Hace siete años la vida de César y su familia les dio un vuelco, luego de que su madre Ana Gámez Gómez, de 64 años, fuera diagnosticada con Parkinson, un trastorno degenerativo del sistema nervioso.

Desde entonces CJ se convirtió en su apoyo, acompañándola a los controles médicos y también a sus terapias.

“Uno de sus mayores desafíos ha sido afrontar esta enfermedad junto a mí, pero somos muy creyentes en Dios, nuestra familia es cristiana y esperamos siempre en nuestro Señor. César José para mí ha sido un terapeuta también, me mantiene muy motivada con algunos ejercicios”, explicó Ana Gámez mientras observaba unas fotos del álbum familiar en su apartamento  en el barrio Ciudad Jardín.

Lea también: Conozca a los cuatro costeños que batallarán en el ‘Desafío The Box’

Su esposo César Romero Gómez y su hija Karina también la han respaldado todos estos años. Explican que sus vidas se adaptaron a esa nueva condición. “César siempre es el más paciente y amoroso con mi madre, a mí me ha tocado trabajar por fuera de la ciudad y él es quien la acompaña a sus citas, es esa especie de piedra angular para nuestra familia”, manifestó Karina.

Su padre César, su mamá Ana, su hermana Karina y su novia Valentina quien sostiene a Tyson, su mascota.

El jefe de la familia define a su hijo como un hombre disciplinado, que desde niño demostró que iba a encontrar en el deporte buenas oportunidades.

Primero como futbolista en la escuela del exjugador del Junior, Jesús ‘Toto’ Rubio; luego como jugador de voleibol en el Colegio Colón y el colegio cristiano J. Vender Murphy, y posteriormente en la selección de la Universidad del Norte, donde se graduó como administrador de empresas en 2017.

“Se enfocó mucho en lo deportivo, también con el tema del gimnasio, el jiu-jitsu, crossfit, boxeo y natación. Él entrena tres veces al día, y ahora con la pandemia, tras el cierre de los gimnasios, acondicionó su cuarto. También entrenó en la azotea durante tres semanas y luego de que la administración del edificio se lo prohibiera se las ingenió y siguió en el parqueadero. Esa es una de sus cualidades, que siempre se adapta a las situaciones, así que nuestra región tendrá un gladiador que los representará”.

Le puede interesar: “Ha sido un verdadero desafío volver a la televisión”: Daniella Álvarez

Romero Gómez agregó que su hijo ha sido campeón de jiu-jitsu en las categorías 91 kg Absoluto Nova Raza y 87.7 kg Indi Roll.

Pese a la rudeza que aparenta, su madre lo describió como una persona cariñosa y que seguramente se ganará el corazón de los televidentes.

“Me piropea mucho, me dice: ‘mi mami linda’, ‘mi mami hermosa’. Estoy muy orgullosa de él porque todo lo que se propone lo consigue, una de sus metas era ir a El Desafío y lo logró. César es leal, muy  disciplinado y se destaca porque todo lo hace con amor. Antes de irse me dijo que iba a darla toda y ahora vamos a estar pegados a la pantalla enviándole la mejor energía”.

Ana Gámez Gómez, de 64 años, fue diagnosticada con Parkinson hace 7 años. CJ es su gran soporte.

Un líder espiritual

Hans Acuña, quien es su maestro de jiu-jitsu y también su socio en Energy Studio, espacio diseñado para el entrenamiento físico, contó que conoció a CJ hace ocho años, y que juntos lograron transformar sus vidas.

“Cuando César llegó a mi gimnasio era un tipo muy flaco y comenzamos a trabajar duro. Con el tiempo nos hicimos muy ‘llaves’ porque a medida que lo fortalecía físicamente, él me ayudaba a cimentar mi fe en Dios. Le agradezco a la vida por haberlo conocido, hoy se convirtió en mi socio y es el encargado de trabajar la parte motivacional de nuestros alumnos”.

Acuña sabe lo fuerte que es la disputa en este programa concurso, debido a que entrenó a Alejandro Abomohor ‘Pitbull’, quien en 2017 participó en El Desafío Súper Humanos.

“Cuando vio que Pitbull se iba a representarnos, César me dijo que algún día haría lo propio y sus palabras se cumplieron. Físicamente es muy fuerte, practica jiu-jitsu brasileño, donde más se destaca, también boxeo y muay thai (el deporte de las ocho extremidades). Él es mi second, el apoyo en las esquinas en nuestros combates, hacemos una dupla muy buena, al punto que hemos consolidado este proyecto juntos”, dijo Hans mientras permanecía sentado en un balón de pilates.

Este visionario entrenador que ha formado a peleadores que han participado en competencias internacionales en Bolivia, Brasil, Argentina y México, afirma que además del físico una de las fortalezas que tiene CJ es su parte mental. “Jamás se rinde, nunca lo he escuchado decir no puedo, creo que eso es lo que sin dudas lo llevará muy lejos en esta competencia”.

Como símbolo de amistad Hans y César se tatuaron la Estrella de David, el primero en el antebrazo izquierdo y el segundo en el codo izquierdo. Ellos  quieren seguir creciendo como una dupla que le apunta a grandes logros.

El corpulento joven que se congrega en el Centro Bíblico Internacional tiene una fe “a prueba de todo”. Así lo sostiene Karina, su hermana mayor. “Su fe en Dios, su disciplina y carisma desde niño le han permitido crecer. Es muy entregado a Dios y en la iglesia lidera un grupo juvenil, tiene un don para caerle bien a los demás, sin duda es muy carismático”.

“Él tiene mucha determinación, es un tipo tranquilo y muy paciente a la hora de tomar decisiones. Hace tiempo se venía preparando para este reality, era su sueño estar allá y sabemos que va a enorgullecer a todo el país”, agregó.

César José con su hermana. Ella dice que su fe en Dios es inquebrantable.

Sus otros amores

Además de su familia, este joven criado en Los Andes tiene otros dos amores: su novia Valentina Roberto y Tyson, un perro de raza pug.

Con ‘Vale’ inició su relación hace tres años y seis meses. Se conocieron en la iglesia y fortalecieron su relación en la Uninorte. “Él hacía las prácticas en un restaurante de la U y ahí nos comenzamos a enamorar. César por su físico parece muy rudo, pero es muy romántico”, contó la ingeniera industrial.

Tyson es su ‘pechiche’, hace tiempo quería una mascota a la cual llenar de cariño y este travieso canino llegó a su vida hace ocho meses para ganarse su corazón. “Él me comentaba que quería tener un perro y cuando algo se le mete en la cabeza lo consigue. Esa es una de sus características. Acá hasta Tyson estará haciendo fuerza”.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.