El Heraldo
Gabriel Carvajal @gabrielcarvajalfoto
Sin photoshop

“Yo no viví la pandemia económica ni emocional”: Natasha Klauss

La barranquillera, que confirmó su participación en la segunda temporada de ‘Pasión de gavilanes’,  cuenta cómo el amor tocó a su puerta por la covid.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

La barranquillera Natasha Klauss, que interpretó a la recordada ‘Sarita Elizondo’ en  la novela Pasión de gavilanes, revela que la crisis sanitaria abrió un espacio en su vida en el que pudo disfrutar de su labor como madre y ama de casa.

La actriz también recordó cómo afrontó el fallecimiento de su padre a principios de este año por un cáncer terminal y cómo su fortalecimiento espiritual ha sido su fuerza para enfrentar todas estas situaciones.

“Creo que en la pandemia yo tuve la posibilidad de comprobar todo lo que he venido poniendo en práctica por muchos años, porque no es un proceso de ahora. Eso no quiere decir que no hayan días en que la tristeza me inunde, pero si hemos cultivado herramientas, ya sean espirituales o lo que sea que te apoye, eso te  sostiene en los momentos de crisis”.

Además, cuenta cómo conectarse con sus emociones la ha llevado a tener una carrera exitosa y ha logrado que sus personajes sean recordados por los televidentes. La actriz también se abrió a compartir cómo el amor le llegó gracias a una desinfección de su casa en plena crisis sanitaria y sus planes de matrimonio a final de año.

Emocionada y a la espera de iniciar las grabaciones, Natasha le confirmó a la Revista Gente Caribe su participación en la segunda temporada de Pasión de gavilanes, producción que se estrenó hace 17 años y que desde entonces se convirtió en un éxito nacional e internacional.

P.

¿Cómo ha sido consolidar 25 años de carrera actoral?

R.

 La verdad no los he sentido. No sé si por la forma en la que ha sido llevada mi carrera y en cómo me la he disfrutado. Ha ido creciendo sin mayores expectativas, he disfrutado mucho ese camino. He tenido la fortuna de estar en buenos productos y hacer buenos personajes. Así que la carrera ha sido liviana y supremamente agradecida, para mí esta profesión más que  darme un título de buena o mala actriz, me ha aportado todas las herramientas que hoy tengo como ser humano.

P.

Ser actriz implica adaptarse a muchos cambios, tanto físicos como emocionales, ¿cómo hace para llegar a ser tan versátil en sus personajes?

R.

Hay actores que se forman y pueden durar 10 o 12 años estudiando, pero definitivamente la actuación no es de la mente. Todas las herramientas que uno pueda llegar a tener para darle vida a los personajes son completamente viables pero hay una cosa que sí tiene que tener uno como actor, y es la capacidad camaleónica de la empatía con las emociones. Hay actores que trabajan desde la técnica, pero yo trabajo 100% desde la honestidad. Yo me tengo que conectar o no llego a ningún lado. Ese pequeño don de empatizar con tus propias emociones y ponerte en los zapatos de los otros, eso es lo que creo hace la diferencia en un actor y para mí un buen actor es el que trasmite verdad.

P.

¿Cómo le tocó vivir la pandemia?

R.

Cuando entra la pandemia digamos que ya yo venía viviendo, como siempre lo he dicho, diferentes pandemias. Independiente de que la pandemia en la que estamos tenga un virus que se propague, para mí ha sido cómo ese elemento que nos ayudó a mirar un montón de cosas interiormente hablando y a darnos cuenta lo vulnerables que somos ante todo. Ya yo venía viviendo un proceso que no me tocó en el año, entonces para mí no fue un problema estar conmigo misma, estar con mis demonios y enfrentarme con mis emociones. Para mí fue todo lo contrario, fue rico poder estar con la familia y atender a mis hijas. La pandemia la miré y la viví desde otro lado.

P.

El medio del entretenimiento fue uno de los más golpeados en la pandemia, ¿le afectó esto económicamente?

R.

Económicamente hablando ya yo venía trabajando en redes sociales. A lo que en algún momento le hice resistencia en este medio, se vio reflejado en cositas de trabajo. Yo no viví la pandemia ni  económica ni emocional y eso me ayudó para ser el soporte, sobre todo de mi papá y mi mamá.

La clave de Natasha Klauss para ser feliz es sentirse bien consigo misma y conectar con sus emociones. Gabriel Carvajal @gabrielcarvajalfoto
P.

Hace pocos meses su padre falleció a causa de un cáncer, ¿cómo fue enfrentarse a esa pérdida?

R.

Estoy completamente segura que el acelere del cáncer de mi papá fue la pandemia porque ellos sí se enfrentaron a unos cambios muy fuertes. Yo había trabajado la relación con mi papá hace mucho tiempo, entonces yo no tenía nada de que arrepentirme. Una cosa es el dolor de la ausencia y otra la culpa de no haber dicho o no haber dado y yo lo acompañé en todo el proceso, le canté y lo oré cuando sabía que no me escuchaba.  Sabía que se iba a ir y  no fui capaz de estar en el último suspiro, pero yo creo en el proceso del alma y en ese estuve hasta el final.

P.

¿Cómo es eso de que el amor le llegó a la puerta de su casa en pandemia?

R.

Me llegó  a  la puerta de mi casa (risas). Él tiene una empresa de desinfección y trabaja con todo lo que tiene que ver con el covid. Conocí la empresa por una amiga que la publicó en Instagram, la busqué y resultó siendo familiar de una de mis grandes amigas. Fue hacer la desinfección a la casa y ahí empezamos hablar. Todo se dio muy honesto de parte y parte. En menos de un año estamos viviendo juntos, un poco rápido pero felices.

P.

A finales del 2020 su enamorado le propuso matrimonio, ¿cuándo será la boda?

R.

Si Dios quiere más todas las cosas, habíamos pensado a finales de septiembre, la idea era en abril pero por el fallecimiento de mi papá no pudimos.

P.

¿Te veremos en la tan esperada segunda temporada de ‘Pasión de gavilanes’?

R.

 Sí, yo amo ese producto. La gente no se imagina lo que le va a pasar a Sarita en esa segunda temporada. Ya nosotros conocemos muchas cosas y cuando leí dije — ¡Oh por Dios!—. Han pasado muchos años y es fuerte la transición, así que vienen muchas cosas inesperadas pero manteniendo la esencia.

P.

¿Tiene otros proyectos profesionales?

R.

Ahora en julio voy a estar grabando una serie de ocho capítulos tipo comedia para Amazon Prime con una productora colombiana y se supone que en septiembre inician las grabaciones para Pasión de gavilanes, entonces ahí estamos.

P.

¿Qué extrañas de Barranquilla?

R.

 ¡Todo! El mar, yo amo mi mar, así sea oscurito con agua de río. A mí me han dicho, “marica ese mar es feo” y siempre digo —me importa cinco pero tengo mar, nojoda— (risas). Extraño el calor, a mí familia, no sé qué sería sin ellos. Barranquilla es mi infancia y eso siempre me va a conectar porque mi infancia fue muy feliz.

La actriz es recordada por su papel de ‘Sarita Elizondo’ en ‘Pasión de gavilanes’. Gabriel Carvajal @gabrielcarvajalfoto
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.