El Heraldo
Ana María Crespo es profesional de la salud y sobreviviente de cáncer de seno.
Orlando Amador Rosales
Sin photoshop

Ana María Crespo y su óptica preventiva en el cáncer de mama

La coordinadora médica de la Liga Contra el Cáncer Seccional Atlántico asegura que es vital crear conciencia sobre el autocuidado desde la exploración de la zona mamaria. 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

El último reporte de casos de cáncer de mama en Colombia, suministrado por el Ministerio de Salud, fue el de 2018. El informe confirmó un total de 13.380 casos y 3.702 muertes en ese año, con mayor número de diagnósticos en ciudades como Barranquilla, Cartagena, Medellín, Bogotá y Bucaramanga.

Partiendo de esos datos y de que el 19 de octubre se conmemorará el Día Mundial de la Lucha Contra el Cáncer de Mama, la médico general y coordinadora médica de la Liga Contra el Cáncer Seccional Atlántico, Ana María Crespo, definió la patología como un crecimiento anormal de las células de la mama que forman tumores “por diversas causas que suelen ser desconocidas”.

Desde su experiencia profesional dijo que aunque hace unos años la enfermedad solía presentarse en cierto rango de edad avanzada, hoy día aparece en edades tempranas. Es así como desde muy joven toma relevancia crear el hábito de reconocer las mamas para detectar cualquier anomalía.

“Desde los 18 o 20 años, que ya existen influjos establecidos de las hormonas, recomendamos que las mujeres aprendan a conocer sus senos, realizándose el autoexamen. De hecho, nuestro lema este año es ‘Sincronízate con el cuidado de tu cuerpo’”.

Reiteró la importancia del autoexamen y explicó que puede realizarse mientras la persona se encuentre en el baño, con la zona húmeda y untada de jabón para que se facilite el desplazamiento de los dedos. El brazo del seno que se vaya a examinar debe alzarse, ubicando la palma de la mano en la nuca. Luego la mano contraria debe tocar el seno partiendo desde el pezón hacia afuera o de afuera hacia dentro o de forma circular.

“Habitualmente los senos son lisos y cierta parte hacia la región axilar es un poco más nudosa, que es donde se encuentra la glándula mamaria. Otra manera de hacerse el autoexamen es poniéndose de frente a un espejo y después levantar los brazos y mirar que sus senos sean simétricos, que estén a la misma altura, que no haya lesiones en la piel y que tengan el mismo tamaño, aunque en ciertos casos es normal que alguno de los dos sea un poco más grande. En este proceso también es esencial inclinarse hacia adelante para  ver si el seno cae de forma pareja. Acostada también se puede llevar a cabo. No hay que olvidar la zona de las axilas porque allí se encuentran los ganglios y cuando hay lesiones sospechosas y avanzadas aparecen masas axilares”.

Indicó que la mamografía, recomendada cada año, pueden realizárselas las mujeres a sus 40 años, pero advirtió que a partir de esa edad hasta los 50 “el seno es denso y en ocasiones no ofrece una buena imagen. Lo ideal es hacerlo después de los 50. Ahora, si a los 35 hay alguna lesión sospechosa, se pueden tomar las imágenes”.

La galena agregó que el cáncer de mama produce masas que por lo general tienen un crecimiento lento, así que es importante detectarlas a tiempo y ver si van cambiando de forma. Explica que son de consistencia dura y se fijan en el lugar. Con la enfermedad —dijo— puede haber cambios como hundimiento en el pezón, retracción de un seno y cambio en la textura de la piel.

Es de resaltar que por años se ha venido hablando del Día Internacional de la Lucha Contra el Cáncer de Mama, cuya conmemoración busca crear conciencia y promover que más mujeres accedan a controles, diagnósticos y tratamientos oportunos y efectivos. Pero para Crespo la verdadera lucha empieza en el autocuidado, en un trabajo mental que permita adquirir buenos hábitos alimenticios, realizando ejercicio con frecuencia, llevando una vida tranquila y eliminando el tabaco, el exceso de alcohol y el estrés. Hizo un llamado a la población femenina indicando que ser mujer “nos da a todas una condición especial de dadoras de vida, mujer trabajadora, que muchas veces nos toca sacar adelante el hogar por sí solas, así que por todos esos roles debemos cuidarnos, poniendo nuestra salud física y mental en primer lugar”. 

Añadió que es necesario acudir al médico a tiempo y realizar los exámenes con prontitud. A su vez, señaló que quienes aún mantienen su ciclo menstrual al finalizar en cada mes es vital que se realicen el autoexamen de seno y anualmente lo hagan en compañía de un médico. Aconsejó que quienes tengan condiciones fibroquísticas o lesiones, o cuenten con antecedentes familiares, se cuiden “porque entre más temprano se tenga un diagnóstico, mucho mejor será el pronóstico y el tratamiento”.

 

La barranquillera coordina la parte médica de la Liga Contra el Cáncer Seccional Atlántico hace 20 años. Orlando Amador Rosales

Sobreviviente

Hace 20 años Crespo asumió un cargo que le ha permitido atender a muchas mujeres con cáncer, además de coordinar la parte médica de la liga. Es además sobreviviente de esta enfermedad, ya que en 2009 pudo autodiagnosticársela a tiempo.

“Esa época fue dura para mí porque meses antes de enterarme, mi papá y mi mamá murieron. Antes de que los dos fallecieran recuerdo que fui notando en el pezón del seno izquierdo un cambio muy mínimo, así que me hice varios exámenes, pero me salieron normales. Después de un mes de la muerte de mis papás pensé en hacerme la mamografía y cuando me la hice salió la lesión localizada. El paso a seguir fue realizarme la mastectomía y hacerme quimioterapias durante cuatro meses”.

Reconoció que a pesar de tener el conocimiento y saber todo lo que la enfermedad encerraba, sintió miedo. Aun así su razón para seguir en el proceso fue su hijo Juan José Capera, que tenía 10 años. 
Luego de ese suceso se trazó la misión de seguir en controles y cuidar su vida. Su consejo como sobreviviente, más que como profesional de la salud, es que en el proceso las personas asuman una actitud positiva, de no darse por vencidas y someterse a los tratamientos.

Compartió que ha conocido casos de personas que no recurren al médico por temor a recibir un diagnóstico, lo que en algunas ocasiones juega en contra porque hay quienes lo presentan y no hacen un diagnóstico temprano. 

“Durante este mes nos hemos enfocado en trabajar en algunas campañas y varias charlas para que la gente entienda que el cáncer de seno es curable si se detecta a tiempo. También nos hemos dedicado a brindar exámenes de seno gratuitos a mujeres entre el rango de 18 a 59 años, así que la invitación es a que vayan a la Liga Contra el Cáncer”.

 

Entre más temprano se tenga un diagnóstico, mucho mejor será el pronóstico y el tratamiento
Más sobre Ana María Crespo...

La barranquillera reitera sobre la importancia del autoexamen y de consultar a tiempo al médico de confianza  en caso de presentar alguna lesión sospechosa en el seno. Fuera de su rol como médico, expresa que le gusta leer y ver películas acompañada de su hijo Juan José.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.