Salud | EL HERALDO

¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
SUSCRÍBETE
Si ya eres suscriptor, actívate sin costo
Salud

Emociones que agobian a los colombianos a ocho meses de pandemia

El Dane encuestó a 20.452 personas entre julio y agosto, el 40,3% de ellas manifestó sentirse preocupadas tras el embate de la Covid-19 en el país. 

Tristeza, preocupación, soledad e incertidumbre. Estas son algunas de las emociones que se han manifestado de manera más frecuente entre los colombianos por causa de todo lo que ha ocasionado la pandemia por Covid-19 que ya cumple en el país poco más de 8 meses. Así lo indica un informe del Dane en el que da a conocer que la salud mental de millones se ha visto deteriorada. 

El dolor de perder a un ser querido, el hecho de no saber lo que sucederá en un futuro cercano, los problemas para conciliar el sueño por la preocupación, entre otras señales, conforman un coctel de emociones que afecta directamente la salud mental. A esto hay que sumarle el hecho de que se aproxima Navidad y Fin de Año, dos fechas en las que la tristeza de perder a un ser querido puede generar crisis emocionales profundas.

Álvaro Echeverría, de 29 años, ha experimentado preocupación, tristeza, frustración, y problemas para conciliar el sueño. La Covid-19 lo golpeó de una manera abrumadora, lo hizo como cuando un depredador está a la espera de un descuido de su presa para atacarla y reducirla.

Su madre, Rubia Fernández González, empezó a manifestar a finales de mayo una temperatura muy alta. Al principio todos creyeron que se trataba de un malestar de esos que por lo general le aquejaban cuando le daba una gripe común, pero pasaron tres días y los síntomas no mejoraban.

 

Álvaro Echeverría cuando por fin pudo darle sepultura a las cenizas de su mamá.

Álvaro empezó a sentir preocupación y la llevó a un centro asistencial, sin imaginar que ese 23 de mayo sería la última vez que vería a la “cómplice” de sueños. 

Al joven le informaron que su mamá estaba contagiada con Covid-19 y de inmediato pidió que a él se le practicara una prueba que también dio positivo. En ese momento, recuerda, tuvo que enfrentarse a una difícil realidad: aislarse solo en una habitación con todas las implicaciones emocionales que esto representaba y desde la distancia esperar el desenlace de la dura batalla que libraba su madre para salvar su vida. 

El 1 de junio, Ruby, como era conocida cariñosamente la mujer, falleció. A su hijo le dieron la noticia, pero tenía que soportar el dolor desde su encierro.

“Para mí esto fue muy duro porque la última vez que la vi fue cuando la llevé a la clínica, después la vi, pero en mis manos en una urna de cenizas”, recuerda con nostalgia. 

“Yo estaba inconsolable, es un momento duro, cuando uno pierde un ser querido espera contar con el calor humano, apoyo de los familiares y amigos, pero yo estaba en casa solo, no tuve una ceremonia para despedirla”, agrega.

Aunque hoy en día dice que se siente más calmado, hay noches en la que los recuerdos invaden su mente y el insomnio se convierte en su compañero de cuarto. La incertidumbre sobre si tomó o no una buena decisión al llevar a su mamá a la clínica, si la hubiese atendido mejor en casa, y otros interrogantes sobre si las acciones que ejecutó fueron o no las adecuadas aún lo atormentan.

Luis Bohórquez dice estar preocupado.

Incertidumbre

Luis Bohórquez, por su parte, ha experimentado más de una noche sin dormir. Este emprendedor de 30 años dice que tiene la responsabilidad de garantizar la estabilidad emocional de una decena de personas.  

“Uno piensa mucho en lo que pasa. Tener cerrado el negocio, no estar produciendo, pero seguir pagando es una situación que lo pone a pensar a uno porque no sabes qué hacer, y preocupa porque la plata se acaba”, afirma. 

Su preocupación es debido a que tiene un billar cerrado y todavía no le han dado autorización para abrir de nuevo.

Bohórquez admite que toda esta situación le ha generado dolor de cabeza y el insomnio se ha adueñado de muchas de sus noches. Aunque ya presentó una propuesta en la que afirma cumplir con todos los protocolos de bioseguridad, hasta la fecha, dice, no ha recibido una respuesta por parte de las autoridades competentes. 

A Bohórquez le preocupa su futuro, al principio creyó que las medidas de contingencia serían máximo un mes, pero con el paso de las semanas se fue preocupando porque empezó a notar que la situación se tornaba indefinida. 

Mientras muchos hablaban de “reinvención” y “adaptación”, él pensaba en cómo haría para que su negocio se adaptara a la situación, pero por tratarse de un billar sus alternativas eran muy limitadas, por lo que ya estaba a la espera de lo que dispusieran las autoridades. 

Aunque los pensamientos no lo dejan tranquilo, afirma que esperará un poco más para ver el desenlace de la crisis general.

Gestión de duelo y emociones. Oscar Rojas, psicólogo clínico y especialista en gestión del duelo, reconoce que la pérdida de un ser querido sumada a la imposibilidad de realizar un ritual de despedida como se acostumbra puede conllevar a consecuencias emocionales que “marquen de por vida a la persona”.

Rojas acuña entre sus recomendaciones la expresión de emociones a través de cartas, encuentro con seres queridos, así sea de manera virtual, enfoque en las metas de la vida y asumir el desprendimiento de los que ya no están. 

“Aunque suene duro, se debe asimilar que el familiar ya no está. Esta situación es excepcional y no va a ser fácil aceptar que un pariente morirá sin que se le haga un funeral como se acostumbra, eso es doloroso y natural”, admite. 

El especialista afirma que las redes de apoyo entre familiares y amigos son claves a la hora de ayudar a un individuo o un núcleo para gestionar el duelo. “No se habla de superación, se habla de gestión porque este proceso lleva unas etapas”.

Un gesto que se puede hacer es escribir una carta con lo que le hubiese gustado decirle a su ser querido y luego quemarla, explica Rojas. Según él, esto ayudará en cierta forma a liberar las emociones y evitar una tristeza más intensa. 

“De forma simbólica la persona siente que le dijo a su ser querido lo que tenía guardado en su interior”, explica. 

Los encuentros con el círculo cercano, siguiendo las medidas de bioseguridad, también pueden ser una forma de “empezar a darse cuenta que la vida sigue”. El experto afirma que también está en manos del paciente no estancarse en los pensamientos negativos aceptando que “el ser querido ya no está y se deben retomar las actividades paulatinamente”. 

Otro punto importante es aferrarse a motivos para vivir. “El paciente debe entender que siempre hay algo por lo que seguir adelante. A pesar de los pensamientos negativos uno debe siempre aferrarse a su proyecto de vida y entender que este no puede ir 100% apegado a una persona”.

Impacto psicológico y apoyo profesional

Astrid Arrieta, presidenta de la Asociación Colombiana de Psiquiatría, explica que las emociones que sienten los colombianos en medio de esta pandemia son normales porque se vieron expuestos a cambiar muchos de sus hábitos de manera abrupta.

A más de ocho meses de la emergencia en el país reconoce que hay un gran impacto emocional puesto que quienes perdieron a sus seres queridos como consecuencia de la Covid-19 no tuvieron la oportunidad de realizar un duelo como el que culturalmente se acostumbra, y esto tiene un gran impacto a nivel psicológico. Ahora que se acerca la temporada de fin de año, lo que recomienda la especialista es fortalecer las redes de apoyo familiar, resignarse ante la ausencia del ser querido y buscar acompañamiento profesional en caso de requerirlo. 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
Inscríbete aquí

Formulario de inscripción: paso 1 de 4

Formulario de inscripción: paso 2 de 4

Formulario de inscripción: paso 3 de 4

Formulario de inscripción: paso 4 de 4

¡Preinscripción completada!

Tus datos han sido enviados de manera exitosa, dentro de muy poco tiempo te estaremos contactando.

Descrube más en www.cuc.edu.co

Más noticias de:

  • coronavirus
  • fallecidos
  • familias
  • Muerte
  • Pandemia
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web