El Heraldo
Imagen para ilustrar nota.
Tomada de Internet
Salud

El riesgo en la salud por el mal uso de los productos de aseo doméstico

Expertos señalan que entre las complicaciones que pueden causar el empleo inadecuado de los químicos están las alergias en la piel, los problemas respiratorios y daños tanto en la visión como en el sistema nervioso.  

El Ministerio de Salud y Protección Social publicó recientemente un boletín en el que advierte a los ciudadanos sobre los problemas de salud que puede causar el uso inadecuado de los productos de uso doméstico: detergentes, insecticidas y desinfectantes, entre otros.

EL HERALDO consultó expertos que explicaron cuáles son los posibles riesgos que pueden darse por el mal uso de dichos productos,  por qué pueden ser dañinos para salud humana y animal, cómo evitar que se conviertan en algo perjudicial, así como algunas recomendaciones, entre otras cosas.

El presidente de la Asociación Colombiana de Ingenieros Químicos Capítulo Atlántico, Osvaldo Del Castillo, manifestó su preocupación por el uso que se le está dando en el hogar a estos productos, y enfatizó en la importancia de saber escogerlos, ya que “hay algunos que están bien diseñados, pero hay otros que son producidos sin ningún control y sin la dirección técnica de un profesional que conozca de este tema”.

Productos con su debido control

El ingeniero explica que para la elaboración de los detergentes y desinfectantes se hace una mezcla de sustancias químicas, que lleva varios componentes, por lo que recomienda adquirir un producto que sea reconocido, que cuente con el control de la entidad sanitaria correspondiente y que vele porque tenga la información completa (ficha de seguridad).

El control deber ser del Invima y del Instituto Nacional de Seguridad. De no ser así, no se tendría la certeza de que lo que vamos a usar está bien formulado en cuanto a la escogencia de los ingredientes y en cuanto a la composición de los mismos. Estos deben estar debidamente ponderados para que la fórmula resulte ecológica y los efectos adversos a la salud no vayan a ser críticos”, apuntó.

En segundo lugar, invitó a los ciudadanos a no utilizar ninguno de estos sin antes leer y comprender las instrucciones para saber cómo se deben usar y cuáles son las precauciones que se deben tener.

Además, recomendó ubicar los productos en un lugar específico y bien tapados para evitar que se evaporen, así como mantenerlos alejados de las altas temperaturas y del fuego.

Hay productos de estos que son altamente combustibles y eso puede ser peligroso. Deben tener buena ventilación porque hay unos que pasan al estado gaseoso y pueden ser penetrados a través de las vías respiratorias o la piel”, explicó Del Castillo, quien agregó que –por lo anterior– siempre se deben usar guantes y tapabocas para protegerse.

¡Ojo con las mezclas!

En el texto,  Minsalud también señala que se deben evitar las mezclas de ciertos productos como, por ejemplo, desinfectantes y detergentes. Al respecto, el ingeniero Del Castillo explicó los porqués de dicha recomendación.

“No se debe, por ejemplo, mezclar un detergente con un hipoclorito (cloro) porque hay una reacción química y se van a producir gases en grandes cantidades, los cuales no se van a poder soportar y  pueden ocurrir intoxicaciones que pueden generar efectos adversos agudos, lo que implica una emergencia por desmayo, irritación o alergia”, advirtió.

Añadió que inhalar pequeñas dosis de dichos gases durante días seguidos “puede generar efectos adversos crónicos”, ya que producen en el organismo una bioacumulación, lo que posiblemente conlleve a problemas difíciles de combatir con tratamientos médicos, durante varios años.

Otras secuelas

El ingeniero dijo que, incluso, hay productos que pueden ser cancerígenos, que causan  enfermedades de la visión y otros que pueden producir la caída del cabello.

“Por ejemplo, tenemos el lauril sulfato de sodio (detergente y surfactante encontrado en numerosos productos del cuidado personal) el cual puede llegar a producir hasta cataratas en las personas mayores, así como la caída del cabello”, señaló.

Otro es el triclosan (producto químico antibacteriano que se utiliza en jabones y otros productos del cuidado personal). Sobre este, manifestó que –aunque es benéfico por sus propiedades, que ayudan a acabar con las bacterias, virus y hongos– no se debe abusar de él y tampoco exponerlo a la luz solar porque generan dioxinas.

“El triclosan normalmente es utilizado por las personas que usan jabón líquido antibacterial, pero no se puede abusar de él. Todo tiene su medida. En algunos países desarrollados se han hecho estudios que han establecido que el 75%  de la población tiene triclosan en el cuerpo. Incluso, en la leche materna, lo que afecta las células nerviosas, irrita los estrógenos y la testosterona”, detalló el profesional.

Otro compuesto químico que –según Del Castillo– es “muy tóxico y perjudicial” para el ser humano y el medio ambiente es la dietanolamina, el cual se utiliza en disolventes, emulsionantes y aplicaciones detergentes.

Sobre los insecticidas, dijo que “hay gente que compra aerosoles para combatir a los mosquitos y entonces se lo aplican en la piel para que no les piquen, esto un atrevimiento absurdo. Esto causa intoxicación y alergia en la piel”.

Finalmente, el ingeniero anotó que el sistema nervioso y el respiratorio, así como los riñones y los órganos reproductores son los que más resultan afectados con la mala manipulación de los productos de uso casero. 

Tomada de Internet

Con el fin de profundizar más en la parte médica, EL HERALDO también consultó al toxicólogo Agustín Guerrero Salcedo, quien explicó cómo repercuten los químicos en la salud humana, cuales son los principales síntomas de una persona intoxicada y que debe hacer en caso de estarlo, entre otras cosas.

Salcedo, además, agregó cuáles son los daños que pueden causar estos productos, en caso de ingerirlos por vía oral. 

P.

. ¿Cómo afectan la salud humana los químicos que contienen estos productos?

R.

Depende del tipo de producto. Los detergentes de lavado de ropa y lava vajillas tienen escasa o nula toxicidad (aniónicos, no iónicos) y otros (catiónicos) son más corrosivos,  como los suavizantes para la ropa y desinfectantes.

Por otro lado, están los productos que son a base de ácidos fuertes (muriáticos, clorhídricos, nítricos), y álcalis fuertes (amoniaco, soda cáustica, hipoclorito de sodio), los cuales son muy corrosivos o cáusticos. Estos lesionan la piel y las mucosas por acción química (quemaduras) al tener contactos con ellos. 

P.

¿Cuáles son las lesiones más comunes que se originan por dichos tóxicos?

R.

Para la mayoría de los detergentes, dada la escasa absorción intestinal, su ingesta puede ser asintomática o producir vómitos y diarrea, y con ello, deshidratación y pérdida de electrolitos, de calcio, magnesio, y así producir alteraciones musculares y tetania.

En cuanto a los productos de la limpieza (ácidos fuertes y álcalis fuertes), como se anotaba, son corrosivos, cáusticos y producen ulceraciones en la mucosa oral, en el esófago y en el estómago. Pueden llegar a producir situaciones que comprometan la vida como perforar dichos órganos y, a largo plazo por la cicatrices, estenosis, estrechez u obstrucción del esófago o del intestino.

P.

¿Qué tan cierto es que pueden ser cancerígenos?

R.

En principio, ningún producto doméstico para el aseo debe ser cancerígeno. Sin embargo, a veces abusan de los solventes como el Varsol, el benzeno, la creolina, el formaldehido, el Thinner, que pueden serlo.

El riesgo de desarrollar cáncer es a largo plazo. El tiempo medio de latencia, entre el accidente y el desarrollo de un cáncer, es de 40 años.

P.

¿Cómo contrarrestar o combatir las afectaciones?

R.

En caso de ingestión de un detergente, se puede dar agua para diluirlo o leche en forma inmediata.

En cuanto a los productos de limpieza cáusticos y corrosivos, es recomendable no inducir el vómito, ya que el líquido puede ir hacia los pulmones o a hacia las vías respiratorias, lo cual sería más grave aún. Lo mejor que pueda hacer es acudir al médico después de haber identificado qué sustancia ingirió, cuándo lo hizo y en qué cantidad.

Además, no realizarse lavado gástrico y no utilizar absorbentes como leche o carbón activado, ya que están contraindicados.

P.

¿Cuáles son los órganos más comprometidos con las intoxicaciones?

R.

Los órganos más comprometidos son los gastrointestinales, causando ulceraciones y perforaciones, así como sangrados. También los de la vía aérea (pulmones y bronquios) cuando se inhalan sus vapores, provocando neumonitis químicas que casi siempre se complican con neumonías.

P.

¿Qué tan frecuentes son estos casos en Barranquilla?

R.

Las consultas son algo cotidiano, consecuentes con el uso y mal uso de los productos de limpieza.  Están influenciadas por factores sociales, culturales, sanitarios, etc.

Son accidentes frecuentes en niños, quienes por su curiosidad  innata,  ansias de aprender y el desconocimiento del peligro, son indiscutiblemente víctimas inocentes de este  problema. Los adolescentes suelen usarlos para los intentos de suicidio.

 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • productos de aseo
  • daños a la salud
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.