El Heraldo
Según Angélica Claro, las etiquetas pondrán a pensar dos veces a las personas antes de elegir los productos.
123 RF
Salud

Comida chatarra: el riesgo para la salud de los aditivos en exceso

Con la aprobación de la ley en el Congreso, que espera su conciliación en Cámara y Senado, se espera mejorar los hábitos nutricionales.

Cereales, gaseosas, sopas en cajas, jamones y salchichas son solo algunos de los productos que de ahora en adelante tendrán en la parte frontal de su empaque la advertencia de exceso de azúcar, sodio o grasas.

Recientemente, el Congreso de la República aprobó el proyecto de ley que regula el consumo de ciertos artículos clasificados como comida chatarra. Con este se busca que los comensales tengan claridad en la información suministrada de los productos, protegiendo la salud de los mismos.

Por ejemplo, donas, bocadillos, queso de hoja, achiras, rosquillas, tamales, perro caliente o hamburguesa “no tienen exceso de estos componentes, no son alimentos ultraprocesados y no tienen añadidos”, por tanto no requieren estas observaciones en sus presentaciones. Así es como lo explica Mauricio Toro, uno de los autores de esta iniciativa legislativa.

“Un alimento es lo que viene de la tierra, que está mínimamente procesado. Un comestible ya es químico cuando en este prevalecen azúcares, aditamentos y grasas”, afirmó el parlamentario en una entrevista con Blu Radio.

Esta es una medida a la que ya se han adaptado otros países como Chile, México, Uruguay, Perú, y Argentina.

Según el texto de la ley, los alimentos deberán incluir el sello frontal con las respectivas advertencias.

Aunque los valores nutricionales son muy bajos, el deleite y la explosión de sabores que experimentan los comensales con estas comidas es un alto riesgo al que se exponen al exceder su consumo.

Según la perspectiva de la nutricionista, es “urgente” que se promueva la información veraz acerca del contenido de este tipo de comidas. A su vez, dijo que mediante la aprobación de esta ley se logrará que los consumidores puedan “tomar una decisión” sobre los alimentos que ingieren.

De acuerdo con la experta, un gran porcentaje de la población mundial padece obesidad. También pueden desencadenarse otras alteraciones como problemas cardiacos, de circulación, hipertensión, envejecimiento prematuro, e incluso puede llegar a asociarse con algunos tipos de cáncer. 

Sabor del peligro

Frente a este panorama también se pronuncian los profesionales de la salud, ya que en los últimos tiempos su preocupación ha aumentado por el “desmedido” consumo de la comida chatarra, lo que a mediano o largo plazo, según manifiestan, podría representar un riesgo para la salud.

“La comida chatarra es un tipo de comida que contiene un elevado concentrado de grasas, calorías, azúcares agregados altos en colesterol. A su vez tienen una gran cantidad de aditivos, cuya función es mejorar ya sea el aspecto, textura, color o sabor de los alimentos”, explicó la nutricionista Ibón Berbesí.

Los alimentos ultraprocesados contienen conservantes artificiales, por tanto, su estado original está modificado. “Son los alimentos aptos para el consumo inmediato que deben someterse a un alto nivel de procesamiento. Son muy comunes los refrescos, gaseosas, galletas, sopas instantáneas, nuggets, salchichas, salsas”, indicó Berbesí en conversación con EL HERALDO.

Estas sustancias de alguna manera alteran el sistema metabólico si se ingieren en unas cantidades elevadas, porque “todo en exceso puede perjudicar directamente la salud”.

Saturados

“Cuando uno lee la tabla nutricional de los productos ve una lista grandísima de ingredientes que uno no tiene en la cocina (…)  El consumo frecuente de productos ultraprocesados, sean bebidas o comestibles, puede tener hasta impactos en la salud mental”, puntualizó la psicóloga Angélica María Claro, asesora para la promoción de alimentación saludable de Red PaPaz.

La profesional hizo hincapié en cómo las personas que padecen comorbilidades se han visto más afectadas y vulneradas durante la pandemia por la covid-19. Para Claro, falta promover una vida más saludable dentro de la sociedad; sin embargo, aspectos como la publicidad no contribuyen para que esto mejore.

“Necesitamos de políticas públicas que promuevan un entorno que nos facilite tomar decisiones saludables, porque en estos momentos lo que nos ofrecen en colegios y universidades es comida chatarra mayoritariamente. Mientras tengamos fácil acceso a estos productos ultraprocesados, y que para colmo de males no tengamos la información veraz en los empaques y la publicidad, será muy difícil inculcar hábitos saludables en niños”, destaca.

Claro añadió que estas nuevas etiquetas “facilitarán” la comprensión de los componentes de cada producto.

Un proyecto que ve la luz tras años de intentos fallidos

La plenaria del Senado aprobó este jueves, por unanimidad, el proyecto de ley de comida chatarra que obliga a identificar mediante sellos frontales, con información clara y sencilla, aquellos productos que tengan exceso de azúcar, sodio o grasas y así proteger la salud de niños y adultos.

En las redes sociales miles de ciudadanos reclamaron que el proyecto de comida chatarra fuera agendado en el pleno de la cámara alta.

Al respecto, el parlamentario Mauricio Toro, de la Alianza Verde, coautor, señaló que “luego de tres intentos y más de 6 años de lucha en los cuales el proyecto había sido archivado por el ‘lobby’ de la industria antes de su primer debate, en esta oportunidad hemos logrado con el apoyo de casi todos los partidos políticos y de miles de ciudadanos, sacar adelante una propuesta urgente y necesaria para promover mejores hábitos de alimentación”.

Con el articulado, los alimentos ultraprocesados, además, deben incorporar dicha advertencia igualmente en toda su publicidad de cualquier tipo.

Toro aclaró que “este proyecto no prohíbe la venta, comercialización y publicidad de absolutamente ningún producto. Lo único que este proyecto exige es que se informe a los consumidores de una forma clara, concreta y sencilla, cuando un producto está excedido en azúcares, sodio y grasas. Es el consumidor quien tomará la decisión de comprar o no comprar, usando información clara y suficiente. La experiencia chilena ha demostrado que la industria no se afectará, y por el contrario se beneficiará mucho la salud de los ciudadanos”.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • comida chatarra
  • Salud
  • congreso
  • aditivos
  • ley
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.