El Heraldo
Vista aérea de uno de los municipios de La Mojana sucreña que se ha visto afectado por la actual temporada invernal. Cortesía
Región Caribe

Crisis de La Mojana y hambre en La Guajira, entre peticiones de la Costa

Mandatarios y dirigentes gremiales consideran que urge acabar con los problemas generados por el invierno en La Mojana y con la falta de comida en La Guajira.

La región Caribe, según analistas y académicos, jugó un papel casi que innegable para que Gustavo Petro se convirtiera en el presidente electo de Colombia. Lo anterior fue palpable tanto en el pensamiento popular como en las urnas, donde el nacido en Ciénaga de Oro (Córdoba) logró –por amplio margen– la principal votación en los siete departamentos del territorio.

Tras el conteo de los sufragios y los días álgidos propios de las elecciones, la Costa Caribe empezó a asimilar que el candidato del Pacto Histórico será quien vele por los intereses de la región durante los próximos cuatro años.

Aunque goza de gran favorabilidad en la mayoría de sectores, inclusive en departamentos como Córdoba y Sucre –donde a priori no iban a votar en gran masa por él, pero terminó siendo el más votado–, los gremios, empresarios, productores y ciudadanos del común consideran que el ‘cambio’ anunciado deberá verse reflejado lo más pronto posible si se tienen en cuenta las necesidades y miserias de la Costa, tan históricas y dolorosas como la pobreza y el hambre en la Alta Guajira, el drama sin fin de las inundaciones en La Mojana y el olvido estatal de vastas zonas rurales de departamentos como Cesar y Bolívar no tienen espera. Son peticiones urgentes.

Una de ellas es, sin duda, la grave emergencia que se vive en Córdoba, Sucre y Bolívar por cuenta del invierno, que en el actual año deja casi 100 mil personas damnificadas.

Precisamente uno de los llamados a trabajar de manera urgente por solucionar los problemas de La Mojana llegó de la boca de Héctor Olimpo Espinosa Oliver, gobernador de Sucre, quien solicitó al gobierno de Gustavo Petro atender la emergencia por las inundaciones en La Mojana y el San Jorge con urgencia y eficiencia.

“En el gobierno de Gustavo Petro se resolverá un problema de años para una región que lo reclama, y que se puede convertir en estrategia para ese gran objetivo que tiene, que es el de la soberanía alimentaria, porque La Mojana tiene que convertirse en una gran despensa de alimentos para Colombia”, indicó Olimpo.

Sobre esta petición, el senador del Pacto Histórico Pedro Florez aseguró que el Gobierno ya empezó a diseñar un plan para ponerle fin a este problema de años.

“Más allá de obras con maquinaria que no acaban definitivamente con el problema, llegó el tiempo de reivindicar a los habitantes de este territorio que por años vienen padeciendo el olvido del Estado en medio de fuertes olas invernales”, aseguró.

Cabe recordar que la Corporación por la Defensa de la Mojana (Codemojana) ha sostenido diálogos en las últimas semanas con  Javier Pava Sánchez, integrante de la comisión que Petro envió a la zona para conocer de primera mano las necesidades de la comunidad.

En ese diálogo los pobladores revelaron irregularidades en la ejecución de los contratos que buscan ponerle fin a los problemas generados por las olas invernales.

Por otro lado, el alcalde de Sincelejo, Andrés Gómez Martínez, vicepresidente de la Asociación Colombiana de Ciudades Capitales (Asocapitales), reveló que en las conversaciones que se ha tenido con el gabinete de Petro se ha tocado el tema del Tren Regional del Caribe.

Magdalena, optimista

En Magdalena, departamento de ‘izquierda’ y donde el candidato del Pacto Histórico logró 302.439 votos (60,22 %), es el territorio de la Costa donde ‘se respiran’ mayores vientos alisios si se tiene en cuenta que Carlos Caicedo, mandatario departamental, guarda estrecha relación con Petro. Todo lo contrario pasó con el presidente saliente Iván Duque, a quien se le acusa desde la interna del partido Fuerza Ciudadana de torpedear desde la Casa de Ñariño el progreso de este punto de la costa norte del país.

“Para nadie es un secreto que los gobiernos que no eran afines al gobierno de Iván Duque fueron mandados al ostracismo. No solamente sin apoyo de política pública, económico o de gestión, sino también que hubo persecución. Pero Gustavo Petro va a ser un garante de todas las regiones”, comentó sobre esta situación David Racero, presidente de la Cámara de Representantes, en el marco de la Cumbre del Pacto Histórico que se realizó en Santa Marta, una jornada llena de lobby que ratificó la alianza entre Petro y el Magdalena.

Pero más allá de las buenas relaciones y las esperanzas depositadas, el Comité Intergremial del Magdalena, Cimag, ya le presentó al presidente electo Gustavo Petro varias propuestas prioritarias para el desarrollo y competitividad del departamento, entre ellos el plan maestro de acueducto y alcantarillado para Santa Marta, el fortalecimiento de la infraestructura vial, que incluye la red vial terciaria, la culminación de la Ruta del Sol III, la terminación de la Variante de Ciénaga, la alternativa para ampliar o relocalizar el aeropuerto Simón Bolívar, la doble calzada Ciénaga - Barranquilla y la extensión de la concesión del corredor férreo.

 “Otro de los proyectos tiene que ver con las alternativas para la disminución de la tarifa del servicio de energía eléctrica, teniendo en cuenta que el aumento tarifario para los usuarios ha impactado de manera directa en la competitividad del territorio y en la calidad de vida de los habitantes”, agregó.

Asimismo, los alcaldes del Magdalena consideran que las expectativas actuales pasan por la hoja de ruta que pueda trazar el Gobierno con los municipios pequeños.

“Tiene que dignificar a los municipios y, para ello, necesariamente tiene que articular con los alcaldes que somos los que vivimos el día a día de las necesidades en los pueblos donde hay un rezago por el atraso y la desigualdad”, indicó por su parte Andrés del Portillo, alcalde de Tenerife.

Los niños wayuu sufren de desnutrición.
Igualdad y equidad, pedidos de La Guajira

El dirigente político y veedor de la Sentencia T-302, que declaró el estado de cosas inconstitucional en La Guajira, Cesar Arismendi, opina que, por el origen ideopolítico, el próximo gobierno del presidente Gustavo Petro tendrá el inmenso reto de propiciar condiciones de igualdad y equidad social, en donde desde la participación  ciudadana, las voces históricamente invisibles sean  por fin escuchadas.

Agrega que esto solo será posible si hay un relacionamiento cercano con las poblaciones étnicas mayoritarias de indígenas y afrocolombianos.

“Para eliminar la exclusión social en Colombia se debe considerar que estos sectores no son demográficamente residuales, sino que intervenir social y económicamente en ellos es el primer paso para dignificarlos y demostrar que Colombia es potencia mundial de la vida”, añadió.

Afirma que tiene “muchas expectativas” sobre cómo se abordará el cumplimiento de la Sentencia T-302 de 2017 y “cómo las instituciones se articularán después de 5 años para estructurar e implementar  el plan de  acción” que incida en la disminución de los indicadores de mortalidad asociados a la desnutrición de los niños y niñas wayuu.

 También indica que la diferencia del gobierno entrante con el saliente  estará determinada por los avances sociales que se deriven de la implementación de la sentencia y en la manera en que concurran  en La Guajira para superar el estado de cosas inconstitucionales. Es decir, acabar con la violación masiva y estructural de derechos.

Por su parte, el alcalde de Riohacha, José Ramiro Bermúdez, invitó al presidente electo, Gustavo Petro, a sentarse a hablar con la región con el propósito de priorizar proyectos que permitan superar la pobreza, garantizar la seguridad alimentaria y llevar agua potable a todo el territorio, problemas que a su juicio son los más complejos del departamento y específicamente de la ciudad que dirige hace dos años y medio.

Por otro lado, dirigentes gremiales del Cesar y Bolívar indicaron que esperan mayores obras de impacto del gobierno electo.

¿La costa será priorizada?

Luis Trejos, investigador de la Universidad del  Norte, considera que en la región Caribe hay gran expectativa por lo que pueda hacer el presidente electo Gustavo Petro, teniendo en cuenta que la Costa jugó un papel clave para su llegada a la Casa de Nariño. Según el docente, uno de los puntos que más demanda atención en la actualidad es el tema de las altas tarifas de servicios públicos y la violencia.

“Se esperaría que desde el gobierno nacional se priorizara la problemática de los servicios públicos (mala calidad del servicio y altas tarifas), pero las prioridades inmediatas del gobierno pasan por otros temas de corte nacional como lo son la reforma tributaria, la reforma agraria y la paz total”, explicó el docente.

“Sin embargo, estos dos últimos temas tendrían un impacto directo en la región teniendo en cuenta que el Caribe fue una de las tres regiones en las que más se presentó despojo de tierras y en la actualidad presenta cinco conflictos armados activos en igual número de subregiones: Sierra Nevada, Montes de María y los sures de Cesar, Bolivar y Córdoba”, agregó el académico en diálogo con EL HERALDO.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.