Millennials

La periodista que ‘cae lento’ en los ‘brazos’ de la música

María McCausland dejó de lado la reportería y las cámaras para dedicarse a su carrera musical. Con talento escribe canciones como ‘Cayendo lento”.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Sentada plácidamente en uno de los sofás de la sala de la casa de sus padres, María McCausland   le da un vistazo retrospectivo a su vida. Luego verbaliza el momento en que llegó a ella el gusto por la Comunicación Social y el Periodismo.

Inicia diciendo que en su vida tuvo como referentes a su mamá, la periodista Gloria Echeverry, y al escritor y también periodista Ernesto McCausland, primo hermano de su papá Rafael McCausland.
“Yo veía a mi mamá y me llamaba la atención lo que hacía, pero también, de niña veía de cerca a Ernesto, que siempre estaba grabando un corto o haciendo fotos para la guía turística de Barranquilla, entre muchas otras cosas más. Ante eso siempre me preguntaba a qué era lo que Ernesto se dedicaba y cuando lo descubrí entendí que su profesión también era la mía”.

Al graduarse del colegio, su prioridad fue iniciar la carrera profesional en Comunicación Social y Periodismo. Fue así como llegó a Bogotá e ingresó a la Pontificia Universidad Javeriana, donde tuvo la oportunidad de armar su pénsum y vincularlo con la música y las artes escénicas.

“Yo me sentía a gusto con lo que estaba aprendiendo, pero me hacía falta algo. En el tercer semestre me encontré con un grupo de músicos, a quienes les compartí que yo escribía canciones, se las mostré y les gustaron. En ese tiempo empecé a hacer mi música, así que mi experiencia como estudiante tomó otro rumbo: cumplía con la universidad, pero a la vez grababa canciones e iba a promociones y a presentaciones”.  

La música no ha sido solo  una nota del ayer. El talento de María por este arte ha sido de cuna. Ella asegura que empezó a explorarlo a sus 12 años, cayendo en la cuenta del poder de su voz. A sus 14 años conoció a su profesora de canto, Jocelyn Mejía, con quien aún se instruye. Con ella —dice— logró mejorar algunas falencias y adquirió las herramientas para participar en las diferentes actividades de su colegio. Y a pesar de que este es el registro que guarda en su memoria, hay videos en los que figura, a sus dos años, cantando con micrófono en mano.

 

María asegura que la comunicación social, el periodismo y la música son sus “verdaderas pasiones”. Juan Mera

Ella es consciente de que “hay pequeñas cosas que cambian el rumbo de la vida” y que si se presenta una oportunidad “por algo es y se debe aprovechar”. En su caso empalmar su pasión por su carrera profesional y por el arte se fue dando por sí solo. Sin embargo llegó el momento en que su realidad la llevó a cuestionarse sobre qué camino tomar.

“Cuando me tocó hacer las prácticas, en 2015, yo quería hacerlas rápido para graduarme, tener mi diploma y mostrárselo a mis padres, pues quería seguir dedicándome a la música. Pero pasó que, como en la universidad me veían histriónica, costeña, habladora y artista, me dijeron que para las prácticas había una posibilidad de entrevista en Caracol Televisión, en noticias. Ante la propuesta acepté porque recuerdo que había hecho entrevista en unas empresas que no resonaban conmigo”.

Hizo la entrevista y al recibir la respuesta y saber que había sido seleccionada empezó su aventura cargada de mucha preparación. Su rol era el de periodista general, adicionalmente figuraba como la productora del Código Caracol, que en aquel momento era presentado por María Lucía Fernández.

“Ella fue mi primer jefe. La amé porque de ella aprendí mucho (...) En el ejercicio entendí lo que es una responsabilidad, pues el programa salía al aire por lo que yo hacía, era la productora, la que estaba detrás. En ese tiempo también me dediqué a hacer mi tesis, que la hice de Arte y música para la formación integral de niños y jóvenes. Pasado los seis meses de práctica me propusieron quedarme en Caracol, pero dije que no porque quería terminar muy bien mi tesis, viajar con mi familia para darme un respiro y grabar canciones”.

Pasó el tiempo y en 2017 recibió la propuesta para regresar al canal, esta vez la vacante era como reportera en la sección de entretenimiento. María asegura que al conocer todo lo que le demandaría el puesto, la ilusión de volver a los medios creció en ella. Empezó como reportera —que sigue siendo su parte favorita—, luego pasó a ser presentadora.

Aunque estuvo enfocada en ese presente la música nunca se fue. En sus espacios libres la barranquillera se dedicaba a componer canciones y cantar. En ese mismo año conoció a su actual productor, Santiago Prieto, integrante de la banda Monsieur Periné. A él tuvo la oportunidad de mostrarle las canciones que había compuesto, momento que dio pie para que luego empezaran a trabajar en las letras, revisándolas, grabándolas y regrabándolas para determinar su sonido. Fue, para ella, un proceso enriquecedor, que lograron “sacar adelante con las uñas”.

Analizar el poco tiempo que podía dedicarle a su música llevó a María a tomar la decisión de renunciar a su trabajo. Fue así como a finales de 2020 los colombianos y sus compañeros se despidieron de ella. Fue —como ella lo explica— una decisión difícil de tomar porque significó dejar de lado otra de sus pasiones, aun así la pandemia fue crucial para ‘estremecerse’, pensar en su proyección y entender que era necesario dar el paso y arriesgarse.

El talento de la barranquillera en la música es innato. Exploró el canto de niña, entonando las letras de artistas como Madonna, Britney Spears y Cristina Aguilera. Juan Mera

Su presente
Salir de su rutina establecida que la llevaba a cumplir un horario y lanzarse a la incertidumbre total fue para ella difícil. Admite que el proceso no ha sido un cuento de hadas, pero ha entendido que “cada vez que se hace un cambio se tiene que estar preparado con las herramientas para enfrentar lo que se viene”.

Afirma que, aunque en su pasado tuvo experiencia en la música, hoy día se encuentra empezando de cero, “aprendiendo muchas cosas”. Señala que a su favor tiene a la gente de la que se pudo  nutrir, a la que la conoce, a la que le tiene cariño por su forma de ser y a la que está apoyándola. También se está enfrentando a muchos “no”, a ver como se cierran puertas, pero también a reconocer el terreno  artístico para lograr reconocimiento.Es una sucesión de experiencias que está atesorando en su corazón con humildad. 

Sabe que el mercado musical actual es diferente al de hace siete años, pues mientras la preocupación del artista antes era sonar en la radio, la actualidad demanda entrar a una playlist.

Admite que desde que inició en el noticiero empezó a trabajar en las canciones que poco a poco irá lanzando. Dentro de esas está Cayendo lento, sencillo que presentó el pasado 8 de marzo. Dentro del pop latino, la canción “relata la historia de un amor a primera vista, que necesitó de la  noche para que dos personas se encontraran y de inmediato cayeran lento”.

“Me siento como una niña sacando adelante mi proyecto, en ensayo, prueba y error, y emocionada porque pude materializar mi primera canción de este nuevo momento musical que es como mi primer hijo. Yo la escucho, veo el video y me digo a mí misma que pude lograrlo. Ya estoy planeando las otras letras que lanzaré este año; la idea es que salgan tres más con las que le pueda dar forma a mi primer álbum musical”.

A pesar de la pandemia se encarga de ver el vaso medio lleno, fortaleciéndose en la parte digital porque entiende que es donde se está dando el negocio de la música, así que ha decidido resistir para consolidarse  como artista.

Hoy día María —de 28 años— se enfoca en fusionar su música con muchos géneros. No le gusta limitarse a la hora de hacer canciones, ya que “cada letra trae sus propios ingredientes”. Por ahora está dedicada a hacer música propia, aunque no descarta la posibilidad de cantar covers. Ella  compone y canta con la guitarra o el piano. Le gusta escribir en un lugar tranquilo, donde se respire calma, preferiblemente de frente a un atardecer o un amanecer.

Su sueño es llegar lejos en la industria. Sobre todo alcanzar corazones dispuestos a escuchar sus melodías. Se perfila pisando escenarios internacionales, haciendo colaboraciones con diferentes artistas, viajando y transmitiendo con su sonrisa, “lo bella que es Colombia y la verdadera esencia de los colombianos”.

 

Hay pequeñas situaciones que cambian el rumbo de nuestras vidas. Yo siempre he pensado que por algo ocurren las cosas

Una anécdota

María McCausland recuerda que antes de culminar su etapa escolar, en uno de los encuentros familiares, el periodista Ernesto McCausland le preguntó qué estudiaría. Ante su respuesta, que para ella fue convincente, Ernesto le preguntó por la música y le dijo: “O te dedicas a ser artista o vas a vivir frustrada toda tu vida”.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • generación Millennials
  • Entrevista
  • cantante
  • artista barranquillera
  • artista
  • Portada Gente Caribe
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.