El Heraldo
La arquera rusa Svetlana Gomboeva, se desmayó en plena ronda clasificatoria de los Juegos Olímpicos.
Agencia EFE
Medio ambiente

El calor extremo, un rival de peso para los deportistas

Las altas temperaturas y la humedad ha mermado, en algunos casos, el rendimiento de los atletas en los Juegos Olímpicos de Toio 2020.

Poner su cuerpo al límite, entrenar física y neurológicamente, tener el apoyo médico y técnico, y haber planificado deportivamente las competencias, a veces no es suficiente para que el deportista supere a uno de los contrincantes más fuertes: el clima.

En ese sentido, las delegaciones de los países que participan en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 debieron tener muy en cuenta las condiciones meteorológicas de la capital de Japón en su organización, para que los atletas, jugadores, pesistas, gimnastas, etc., logren tener un buen desempeño y puedan llevarse consigo alguna presea.

Además de la pandemia por la covid-19, las altas temperaturas y la humedad de Tokio, aspectos ligados al calentamiento global, también han sido obstáculos a vencer en estas justas. Durante los JJOO, se han alcanzado con frecuencia los 32,2°C o más, pero con la humedad, la sensación térmica puede ser de hasta 37,7°C. 

En 2018 se registraron más de 1.000 muertes por la ola de calor en ese país. Este año, del 19 al 25 de julio, más de 8.000 personas han sido hospitalizadas por posibles golpes de calor. De manera que, la preparación y el acondicionamiento del deportista para enfrentarse al calor extremo ha sido uno de los mayores retos por parte de los cuerpos técnicos.

Y no solo en los Juegos Olímpicos, sino en cualquier competición deportiva o prueba que conlleve alguna actividad física, los deportistas deben tener una preadaptación y un análisis general del espacio donde se va a ejecutar la disciplina para que logren su cometido. 

Casos visibles

Desde antes de la inauguración de Tokio 2020, los expertos ya habían advertido de que el calor extremo y la humedad podrían, no sólo reducir el rendimiento de los deportistas, sino presentar riesgos significativos para su salud. Lo anterior pudo verse reflejado en el desmayo de la arquera rusa Svetlana Gomboeva por el calor durante la ronda clasificatoria de los Juegos Olímpicos. Posteriormente, la deportista recuperó la conciencia tras ser atendida por personal sanitario y de su equipo, pero tuvo que ser sacada de la arena en camilla. 

Como ella, el tenista número uno del mundo, Novak Djokovic, pidió que los partidos empezaran más tarde, cuando ha disminuido un poco la temperatura. Lo mismo solicitó su contrincante ruso Daniil Medvedev, con el que jugó en partidos separados al mediodía.

Medvedev sufrió un golpe de calor y, cuando el servicio sanitario se retiró, el árbitro Carlos Ramos le preguntó si podía seguir jugando, a lo que el tenista de 25 años le contesto que “puedo seguir jugando, pero si muero, tú serás el responsable”.

Ese mismo día, la tenista española Paula Badosa se vio obligada a retirarse de su partido en silla de ruedas por un golpe de calor. “Las condiciones han sido exigentes desde el primer día, hemos intentado adaptarnos lo mejor posible, pero mi cuerpo no resistió lo necesario”, dijo la española.

Por casos como estos, el preparador físico de deportistas Juan José Ordóñez explicó a EL HERALDO la importancia de tener en cuenta en la planificación deportiva las altas temperaturas. 

“En la planificación deportiva, la altura y temperatura deben ser tenidas en cuenta con hidratación y biorecuperación antes, durante y después. Por eso es que el entrenamiento mental, físico y funcional van de la mano. Ya no se separa cuerpo-mente. También, la rigurosidad y autodisciplina que debe tener el deportista es importante, que este haga caso, que obedezca y que tenga sus protocolos muy claros, porque el éxito va a depender lo que él haga”.

Debido a las situaciones presentadas, el Comité Olímpico Internacional (COI) aseguró que estarían dispuestos a cambiar los horarios de ciertos eventos.

¿Por qué si están preparados, se sofocan?

Aunque todos los deportes no son los mismos, ni requieren de la misma intensidad y resistencia, coinciden en que debe haber una planificación y entrenamiento previo. Sin embargo, ocurre que pese a toda la preparación física y mental, los deportistas aún se ven terriblemente afectados por el clima del lugar donde se desarrollan las justas. 

“A veces el deportista está bien preparado, se ha aclimatado bien, pero lo que se le suma a eso es el estrés. Cuando tú te preparas para una competencia no es lo mismo que estando en esta, el estrés es mayor y en esta medida también hay elevación de la temperatura”, indica el médico deportólogo Iván Chalela. 

El especialista explica que cuando se practica el deporte en altas temperaturas lo que sucede es que se “eleva mucho más rápido la temperatura corporal”, lo que genera en el organismo un “estado de atención urgente”. 

“Es como cuando a una persona se le eleva la temperatura por fiebre y comienzan a sudar en exceso, pierden la fuerza. Eso llevado al deporte es lo mismo”, añade.

Para Chalela es de suma importancia que cuando llega la fatiga muscular y la debilidad, se suspenda el juego y se le dé prioridad a la salud, ya que puede presentarse un golpe de calor y con este: confusión, irritabilidad, dolor de cabeza, problemas con el ritmo cardíaco, mareos, desmayos, náuseas, vómitos, problemas visuales y cansancio extremo. 

“En estos casos se necesita atención médica inmediata para evitar daño cerebral, insuficiencia orgánica e incluso la muerte”.

Tanto Chalela como Ordóñez concluyen que “lo fisiológico va de la mano de lo neurológico” y por eso el equipo médico y de preparación debe hacer un entrenamiento integral que le sirva al deportista para enfrentarse a sus oponentes y también al calor y la sensación térmica del lugar.

Se vive una fuerte ola de calor a nivel global en este 2021

La Columbia Británica, en Canadá, registró en los cinco últimos días del mes de junio, 486 muertes repentinas, tres veces la cifra usual, en medio de la ola de calor que sigue azotando la región. Muchos de los fallecidos vivían solos, en casas sin ventilación.

Del otro lado de la frontera, en Estados Unidos la situación es similar. En Portland y Oregón alcanzaron los 46,1°C, y en Seattle y Washington los 42,2°C. En el estado de Oregón, las autoridades vincularon más de 60 muertes al calor extremo, mientras que en el estado de Washington relacionaron 20 por la misma causa.

En Europa el cambio climático también afecta las regiones. La ola de calor ha avivado los letales incendios forestales en Turquía y amenaza la red eléctrica nacional de Grecia. Las temperaturas alcanzaron los 45 grados centígrados en algunas zonas de Grecia y en países aledaños, y se tiene previsto que sigan en esos niveles durante gran parte de esta semana.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.