El Heraldo
Wilmar Cano, alias Álzate, tras ser capturado en la Cordialidad.
Cortesía
Judicial

‘Álzate’ recaudaba $ 900 millones mensuales por extorsiones en Atlántico

Wilmar Cano, alias Álzate, cayó en la Cordialidad cuando iba a una reunión de cabecillas del grupo.

Durante 18 meses un equipo del Gaula Élite de la Policía siguió cada movimiento de Wilmar Cano, alias Álzate, en el Atlántico. Los trabajos de inteligencia permitieron su captura la tarde del pasado 11 de junio, en el puente de la Cordialidad con Circunvalar en Barranquilla.

EL HERALDO conoció detalles sobre la vida que llevaba este hombre en el Atlántico desde que Dairo Antonio Úsuga David, alias Otoniel, máximo cabecilla del ‘Clan del Golfo’, lo designó para ocupar el puesto que Lucio Petro Galeano, alias Mortero, dejó vacante tras su captura a finales de enero de este año.

Según las autoridades, a medida que avanzaron las indagaciones pudieron determinar que el hombre era  el cabecilla militar de la comisión Caribe Norte de la subestructura Manuel José Gaitán del ‘Clan del Golfo’ que ejercía una fuerte injerencia en Sucre y Atlántico,  dedicado específicamente al cobro de extorsiones y ejecución de homicidios selectivos.

“Alias Álzate se encontraba viviendo en zona rural del municipio de Sabanalarga en un islote a escasos metros de la ciénaga (Embalse del Guájaro), ubicado en el corregimiento La Peña (Sabanalarga), allí pernoctaba acompañado de un escolta y su compañera sentimental. Desde ese lugar coordinaba todo su accionar delincuencial a través de telefonía celular encriptada y correos humanos”, detalló un agente ligado a la investigación que estaba al mando del  mayor general Fabián Cárdenas Leonel, director de Antisecuestro y Antiextorsión.

Las indagaciones llevaron a establecer que Cano se movilizaba en motocicletas por trochas y vías terciarias del Atlántico y Bolívar con el fin de evadir los controles de la fuerza pública.

“Principalmente utilizaba los horarios de la noche o madrugada utilizando una cédula falsa con su fotografía impresa con la que se identificaba, evitando así ser capturado”, detalló el investigador.

La captura

‘Álzate’ fue capturado cuando se encontraba esperando a otro integrante del grupo, ya que lo llevarían hasta un punto donde asistiría a una reunión de cabecillas de esta organización criminal en el departamento.

 “Es así como unidades del Gaula, después de adelantar labores de vigilancia y seguimiento, y tener el apoyo de fuentes humanas que daban cuenta de los movimientos de este cabecilla,  logramos obtener el punto exacto de donde iba a estar ubicado este importante cabecilla y procedimos a su captura”, explicó la fuente.

Este hombre tenía la misión específica de liderar la expansión criminal en todo el departamento, así como la de organizar la confrontación armada con otros grupos como ‘los Costeños’ y ‘los Papalópez’ por el control de tráfico local de estupefacientes y rutas de narcotráfico.

“Él era el principal dinamizador y determinador del cobro de extorsiones a diferentes sectores económicos, en especial ganaderos, tenderos y comerciantes, entre otros. Igualmente ordenaba la ejecución de homicidios específicamente por ajustes de cuentas”, dijo la fuente, quien detalló que este hombre tenía 66 hombres bajo su mando, con injerencia en Barranquilla, Puerto Colombia, Baranoa, Sabanalarga y Tubará.

Este delincuente había establecido una tabla de valores, donde estaban fijadas las cuotas extorsivas que debían pagar mensualmente comerciantes formales e informales. Transporte público debía pagar entre $ 100 y $ 500 mil mensuales; ganaderos o agrícolas, $ 2 millones mensuales; y el sector industrial debía pagar el 5 % de cada contrato realizado, en dicha lista se cuentan más de 500 víctimas. 

Producto de las diferentes actividades criminales recaudaba un promedio de $ 900 millones mensuales.

El recorrido criminal de alias Álzate

Alias Álzate es desmovilizado del bloque mineros de las extintas AUC, retomó las armas y se reincorpora a las filas de esta organización criminal en el año 2008 pasando por los diferentes grupos delincuenciales como ‘los Urabeños, ‘Clan Úsuga’ y en la actualidad ‘Clan del Golfo’, es así como para el año 2016 investigadores del Gaula empiezan a seguirle el rastro cuando un ciudadano instauró una denuncia en contra de alias Álzate y otros por desplazamiento forzado en Córdoba.

Seguidamente, para el año 2017 el hombre llegó a Sucre, en donde es nombrado cabecilla financiero de Tolú, Coveñas y San Onofre.

Tiempo después, el hombre después pasó a ser cabecilla militar de la zona de la sabana de Sucre (Sincelejo, Sampués, Corozal, Sincé).

Para el año 2020 ‘Álzate’ fue designado como  cabecilla del componente armado rural de los Montes de María, en donde se encargaba de intimidar a la población civil de corregimientos y veredas del sur de Bolívar, límites con Sucre, para garantizar la seguridad de los principales cabecillas en la zona. Su poder y prestigio le valieron para que fuera trasladado a Atlántico, en febrero de este año, a ocupar el puesto que dejó ‘Mortero’.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Te puede interesar:

DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.