Judicial

Armas: la delgada línea entre el trauma y la muerte

Un experto en seguridad explicó los daños que pueden causar una traumática y una letal. Además, varias personas indicaron no diferenciar la una de la otra. 

A pesar de que un arma traumática y una letal son muy similares por fuera, el daño que causa una es muy diferente al de la otra.

Muchas personas no las distinguen, algunas aseguran que son lo “mismo” y cuando un delincuente desenfunda una en un atraco en lo último en que piensan es en diferenciarlas y solo proceden a entregar las pertenencias.

Para conocer acerca de las características que tiene cada armamento, los proyectiles y los daños que provocan, Pier Arcieri, un experto en seguridad, dialogó con EL HERALDO y explicó con detalles las particularidades de cada uno.

El especialista dijo que las diferencias técnicas “son muchas”, en cambio las visuales, a pesar de que son muy parecidas, se convierten en “complejas”.

“Sus aspectos son similares, incluso estas armas de baja letalidad (traumáticas) son réplicas de las letales. La primera está hecha de materiales como zamak (aleación de varios metales) y pasta. Este material no es tan resistente como el de la convencional, la cual está compuesta por acero y polímero”, dijo Arcieri.

Según un experto, el daño que puede causar el proyectil de un arma traumática es distinto al de una letal. Jeison Fernández
No encajan

En cuanto a los proyectiles, el experto indicó que una bala de arma letal no encaja en una traumática.

“Sabiendo esto, desvirtuamos a aquellos que dicen que en estas armas traumáticas puede entrar una munición convencional”, aseveró Pier, quien además señaló que “algunas personas les hacen modificaciones al armamento para que ingresen los proyectiles, pero esto no funciona”.

El especialista también se refirió a las características de las balas de los dos armamentos. En la letal el plomo está cubierto de una punta del mismo material, mientras que el de la traumática arroja una bola de goma que al chocar con cualquier superficie absorbe toda la energía y su daño es inferior al que puede ocasionar una ojiva de letal, la cual ingresa y fácilmente se aloja en órganos vitales generando un mayor poder de daño.

Compra desmesurada

Otra situación que surge a raíz de las armas traumáticas es su compra desmesurada en Barranquilla y en el resto del país, la cual, según las autoridades, es una de las causas de la última ola de asaltos que se viene registrando.

En un reciente artículo publicado en este medio y titulado ‘Armas traumáticas: un negocio que se disparó’, se explicó lo mencionado en el párrafo anterior, además que los delincuentes están utilizando, cada vez más, este tipo de armas para cometer sus fechorías.

“Las armas traumáticas hoy en día en el mercado son de muy fácil acceso, eso hay que reconocerlo. Cualquier persona que no tenga antecedentes penales puede acercarse a los establecimientos que las comercializan con el dinero para acceder a una de ellas”, agregó Arcieri.

Según datos suministrados por la Policía Metropolitana de Barranquilla, en lo corrido del año la institución armada ha incautado 79 armas traumáticas. A diferencia del año pasado cuando para esta fecha iban cuatro confiscadas.

Equitativo

A raíz de un proyecto de decreto que busca que la compra y venta de este tipo de armamento sea regulado, Bernardino Bruzón, comercializador de estas armas, detalló que está de acuerdo con que se implemente la medida; sin embargo, pide que también sea equitativa para el gremio.

“Que el Estado nos tenga en cuenta y que haga una buena concertación porque de esto nosotros vivimos y también hay deportistas, los cuales todos los fines de semanas practicamos este deporte”, puntualizó.

“Son las mismas”

El pasado 9 de septiembre, una patrullera de la Policía Nacional resultó herida por proyectiles de un arma traumática en medio de un atraco en el barrio Ríos de Agua Viva, en Soledad.

EL HERALDO les preguntó a las personas si diferencian entre un armamento convencional con uno traumático.

“Primero, no tengo manejo en armas y para mí todas son las mismas. De un arma letal con una traumática es difícil diferenciarlas”, dijo Humberto Palmera, un comerciante de la ciudad.

“Para mí, son iguales. Uno no sabe si es de verdad o es de mentira y cuando sacan el arma uno se asusta, le da algo”, aseveró Lilibeth Camargo, operaria.

En la misma línea respondió Bianey Meza, quien también señaló que no tiene la capacidad de distinguirlas.

“Cuando le sacan un arma a uno le ganan los nervios y no hay tiempo para ver qué tipo de arma es”, puntualizó Meza.

A diferencia del arma letal, la bala de la traumática es de goma y por lo general de color negro. Jeison Fernández
Regular su compra y venta

Hace unos meses empezó a confeccionarse un proyecto de decreto para regular el uso de armas traumáticas. Dicho documento regula su compra y venta.

  1. - Certificado de aptitud psicofísica expedido por entidades autorizadas por la Dirección General de Sanidad Militar.
  2. - Certificado de manejo de armas expedido por una entidad por el Departamento Control Comercio de Armas, Municiones y Explosivos.
  3. - Factura de venta o declaración de importación del arma.

En su momento, el ministro de Defensa, Diego Molano, indicó que “en Colombia comiencen a controlarse más de 500.000 armas traumáticas que hoy hay en el mercado y las calles para que los ciudadanos que la utilizan bien, que tienen una práctica deportiva o alguna otra actividad las puedan seguir utilizando. 

Jeison Fernández
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.