El Heraldo
Orlando Amador
Invitados

Persistencia y constancia, las claves para sonreír de Alex Ordoñez

De vivir como pensionado y trabajar en consultorios alquilados, este bogotano logró montar su propia clínica odontológica en Barranquilla.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Desde que estaba pequeño Henry Alexander Ordoñez estuvo destinado por su padre a estudiar Medicina, pero “el amor universitario” cambió sus planes. Como si fueran reglas del destino el joven se postuló para ser médico en tres universidades de Barranquilla, pero su puntaje Icfes solo le permitió ser admitido en la Universidad Metropolitana, en la que inició su primer y único semestre de Medicina porque un amor todo lo cambiaría.

Alex, como es mejor conocido profesionalmente y por sus amistades, recuerda que si hubiera podido entrar a las otras dos universidades en que se inscribió, hoy sería médico pero en su camino estaba dedicarse a otra rama de la salud.

“Haciendo el preuniversitario me relacioné con todos los estudiantes de diferentes facultades de la salud y ahí conocí una niña que me gustaba pero ella estudiaba Odontología. Cuando ya cada uno tomó su carrera, yo la veía todos los días, pero ella por allá y yo por acá, y un día me fui a preguntar si me podía pasar de carrera para quedar con ella. Me dijeron que sí y me pasé a estudiar odontología (risas)”, recuerda.

Cambiarse de carrera no fue razón suficiente para que aquella chica se fijara en él, pues entre risas recuerda que nunca tuvieron más que una bonita amistad que al sol de hoy todavía conserva. Sin embargo, esa decisión tan radical se convirtió en su verdadero amor, pues con el paso de los días se fue enamorando de la Odontología.

“Nunca estuvo en mis planes ser odontólogo, fue algo que apareció de la noche a la mañana, ni un diente me llamaba la atención. Me gusta sí dibujar mucho, tenía un buen pulso, me llegué a inclinar por la Arquitectura pero como decían que yo era el médico de la familia, me fui para allá. Pero nunca pensé que ese talento del dibujo tuviera que ver con lo que ahora hago y disfruto mucho”, afirma Alex.

Vivir solo desde los 17 años, al igual que estudiar Odontología no fue tarea fácil para Alex y menos en una ciudad que no era la suya. Recalca que le tocó pasar por momentos difíciles y vivir en diferentes pensiones y habitaciones con tal de no regresar a su ciudad natal, Bogotá, y seguir con su carrera.

“Yo no soy el odontólogo que viene de cuna de oro, que los papás le dieron todo, que le dieron una clínica, un consultorio, no fue así. Cuando iba a mitad de carrera mi papá tuvo problemas económicos, pero hizo el esfuerzo para sacarme adelante con las uñas. Cuando terminé la universidad yo vivía aquí solo y ellos se fueron a Bogotá y nunca me quise regresar para allá. La terquedad mía hizo que yo aquí pasara necesidades, pero ahí aprendí a independizarme y a trabajar desde que me gradué”, recuerda el odontólogo.

Alex Ordoñez se encuentra en la ampliación de su clínica odontológica. Orlando Amador

Sus primeros compromisos laborales fueron en un consultorio que le alquilaban por una hora y con el paso del tiempo fue ascendiendo a cuatro horas los lunes de cada mes, hasta llegar a alquilarlo por medio tiempo y luego a combinar su trabajo independiente con el de ser empleado de otras clínicas de la ciudad.

“Yo trabajaba en las dos cosas. Ahorré un dinero y monté mi consultorio, con una silla odontológica de segunda, un horno y un aire también de segunda, pero era mío. Siempre me perfilé con buenos pacientes y también empecé alquilar mi consultorio mientras yo trabajaba en otra clínica y ahí fui creciendo”.

Con más experiencia y con más pacientes Alex decidió dejar a un lado sus otros empleos para dedicarse por completo a su consultorio y a contratar por eventos a especialistas, lo que lo llevó a expandirse, crecer y meterse en el campo de la estética dental, a lo que hoy está dedicado por completo.

“Inicié hacer cursos de estética dental y empecé a darme cuenta que tenía la habilidad para hacerlo. Mi esposa en aquella época era amiga de muchas modelos y me las recomendaba. En ese momento sin estar el boom de las redes sociales me tomaba fotos con mis pacientes y ahí se iba conociendo el trabajo, hasta que me especialicé”.

Comenzar de cero fue la base perfecta para que el odontólogo pudiera hacer realidad el sueño que siempre tuvo de tener su propia clínica. Al principio todos lo llamaron “loco”, pero afirma que él no tuvo miedo de hacerlo y en el 2015 se lanzó a esta aventura que hoy lo tiene posicionado como uno de los mejores especialistas en estética dental de la ciudad.

“Un día dije voy a montar una clínica, ese era mi sueño desde que inicié en esto. Soñaba con que se llamara Alex Ordoñez Odontología, y lo he logrado trabajando. Fue un proceso largo, me comenzó a ir bien y hoy en día ya tenemos un clínica con todas las especialidades y con nuestro propio laboratorio”.

Con 36 años viviendo en Barranquilla, el odontólogo ama esta tierra en la que creció personal y profesionalmente. Alex Ordoñez pasó de ser el odontólogo por horas a ser el diseñador de sonrisa de infuencers, reinas del Carnaval, modelos, cantantes y muchas otras personalidades.

Su buen nombre ha traspasado la ‘Puerta de Oro‘, pues pacientes de otras ciudades del país y hasta del exterior también llegan a su clínica  para renovar sus sonrisas.

“Desde que yo empecé supe que no podía desistir, porque yo no tenía otra opción. Me tocaba o me tocaba. Yo podía dejar de pagar el arriendo pero no el consultorio y hoy todo ese esfuerzo está reflejado en mi trabajo, el que me esfuerzo por hacer siempre bien y con un buen equipo de trabajo”.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.