Educación | EL HERALDO

¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
El uso de mascarilla no es recomendable para menores de dos años por riesgo de asfixia.
123RF
Educación

Dejar salir a los niños: el dilema de los padres ante fin del confinamiento

Expertos explican que en la nueva normalidad los entornos pueden llegar a ser seguros con supervisión y autocuidado.

Este martes Mariana Bonilla retoma sus labores en la tienda de ropa en la que trabaja como cajera hace ocho años. Para ella volver al trabajo es un alivio por la necesidad de recibir “ingresos” para la manutención de su familia. No obstante,  dice que una preocupación le está quitando la tranquilidad de volver a trabajar: ¿qué hacer con los niños?

Mariana es madre cabeza de hogar. De su empleo depende el sustento de sus dos hijos, pero en este momento que no se han reactivado las clases presenciales en las escuelas, esta mujer de 29 años dice sentirse “desorientada”, pues además de que debe dejar a sus pequeños al cuidado de familiares le preocupa que al salir a la calle e interactuar con otros niños se contagien con el coronavirus.

“Estoy preocupada por los niños. Afortunadamente me los cuida mi cuñada, la esposa de mi hermano, pero de todas maneras no es lo mismo. Me da miedo que salgan a jugar y se enfermen porque los niños no tienen precauciones como los adultos”, dice.

Carlos Sarmiento tiene una inquietud similar. Su hijo Kevin de doce años le reclama que lo deje salir y él no se lo permite por temor a la Covid-19.

“Él está desesperado con el encierro, dice que no aguanta más. Yo  trato de explicarle que es por su bien, pero la situación es cada vez más difícil. Tengo que darle el portátil, el celular, el televisor para que se concentre en otra cosa. Al final siento que darle tecnología a cambio de juegos es contraproducente, pero ¿qué puedo hacer?”, se cuestiona.

Es indispensable la supervisión de padres y cuidadores. 123rf

Salud Mental

Carolina Piñeros, directora ejecutiva de Red PaPaz, explica que es necesario que los padres estén atentos a la salud mental de niños y niñas debido a que el confinamiento también ha creado en ellos repercusiones como el estrés y la ansiedad.

“El Instituto Colombiano de Neurociencias hizo una investigación a los dos meses de iniciada la cuarentena. En ese análisis ya evidenciaba que los niños presentaban dificultades, muchas de ellas asociadas a trastornos alimenticios, de sueño y de comportamiento. Ya tenemos casi seis meses en esta situación y el tema se ha puesto más grave. El Instituto de Medicina Legal dio datos muy preocupantes sobre situaciones asociadas al suicidio. Es importante entender que la salud mental también está en riesgo”, manifiesta.

Piñeros explica que en este momento los padres deben evaluar las posibilidades de contagio de sus hijos para ayudarlos a retomar el entorno escolar “con la mayor seguridad posible”. 

“Es muy importante que padres, madres y cuidadores seamos conscientes de que los niños ya están con dificultades relacionadas con el aislamiento con la falta de socialización por eso debemos trabajar en acompañar a los colegios y en construir entornos seguros para que las niñas y los niños puedan retomar lo antes posible algo parecido a lo que ese era su realidad porque les está haciendo mucha falta el juego, la socialización, la interacción”.

Para Piñeros es necesario que se construya una alternancia —como se le llama a un sistema híbrido— en el que tengan la oportunidad de estar en otro ambiente con niños y niñas.

“En esta nueva realidad es clave que puedan estar con otros niños. Que puedan jugar con mucha precaución. Esto quiere decir que debemos dejarlos que estén con pequeños grupos de amigos y que nosotros estemos seguros de que tanto ellos como sus familias también se están cuidando. Nuestros niños deben tener claras todas las pautas de autocuidado”.

Compartir con precaución

Laura Mendoza, infectóloga pediatra y docente de la división de Ciencias de la Salud de la Universidad del Norte, explica que el evitar las tres C —los lugares concurridos, cerrados y el contacto cercanoen los niños es de vital importancia para que puedan compartir de forma segura.

“En el caso de la población pediátrica en los últimos meses se flexibilizaron  las medidas inicialmente impuestas permitiendo actividades al aire libre durante ciertos periodos de tiempo; ahora no habría restricción. Es claro que los niños no pueden permanecer ‘encerrados en casa’.  Es vital su re-inmersión en la sociedad y el compartir con otros niños, pero eso sí, en una forma segura. Y esa forma segura va de la mano de esta nueva normalidad; el evitar las tres C: los lugares concurridos, cerrados y el contacto cercano”.

Mendoza señala que este tiempo en cuarentena permitió hacer parte de la rutina las prácticas de autocuidado “que si somos estrictos no son del todo nuevas”, pero que “infortunadamente” no tenían “la importancia” que requieren en la sociedad.

“¡Las manos limpias salvan vidas! Y ahora más que nunca lo tenemos claro. Medida simple que evita que enfermemos o que le transmitamos a los otros un gran número de enfermedades. Práctica con la que la mayoría de los niños deben ya estar familiarizados, y si no lo están nunca es tarde. Para eso hay un sinnúmero de recursos en la web dirigidos a ellos: videos, canciones, historias divertidas, entre otras. Pero hay que recordar que ellos aprenden por imitación, si observan a papá, mamá u otros miembros del núcleo familiar hacerlo, también lo harán, requiriendo siempre supervisión dependiendo de su edad para verificar que lo realicen en una forma correcta”.

La profesional invita a recordar que las manos no solo deben lavarse cuando estén sucias, también “antes de comer, después de ir al baño, después de tocar mascotas u otros animales, antes y después de tocarnos la cara y ¡después de jugar al aire libre!”.

En cuanto a las mascarillas como protección respiratoria, explica que la población general no estaba acostumbrada a su uso y mucho menos los niños. No obstante, en este momento que atraviesa la humanidad “su uso es requerido”.

La mascarilla no está recomendada en los menores de 2 años ante el riesgo de asfixia. Para recordar si la necesita al salir debemos hacer una pregunta simple: ¿Podrá mi hijo o hija mantenerse a una distancia de 1 a 2 metros de los otros, aun estando al aire libre? Si la respuesta es negativa, debe usar su mascarilla, vigilando también su uso correcto que cubra nariz y boca”.

Mendoza resalta que si el niño está enfermo debe permanecer en casa.

“No sabemos si ese niño o adulto con el que pueda tener un eventual contacto tenga alguna enfermedad de base que condicione un mayor riesgo de enfermar. En conclusión, considero que si como padres eligen permitir su salida deben verificar que esa salida se realice en una forma segura y responsable”.

Entornos seguros

  • Permitir que los niños recuperen la socialización con grupos pequeños de amigos que también sean supervisados por sus padres y cumplan medidas de bioseguridad.
  • Enseñarles pautas de autocuidado con materiales didácticos:  historietas, cuentos  o videos educativos disponibles en internet.
  • Hablar con ellos y educarlos con el ejemplo sobre la importancia de cuidarse y cuidar a los demás.
  • El niño debe usar mascarilla si no logra mantener una distancia de uno a dos metros con las personas.
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • Aislamiento
  • COVID-19
  • menores de edad
  • niños
  • Pandemia
  • Salud mental
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web