El Heraldo
Presunto responsable del macabro crimen. Cortesía
Córdoba

Noche oscura en Sahagún: el escabroso caso de un doble homicidio y un abuso

Un hombre, aparentemente bajo los efectos de sustancias psicoactivas, asesinó a su arrendataria, una inquilina y violó a una niña de seis años.

Mientras los cadáveres de Carmen Alicia Enamorado Pérez, de 57 años, y María Elena González González, de 30, reposan en el cementerio del municipio de Sahagún, las autoridades realizan los trámites de rigor para la instalación en la cárcel Las Mercedes de Montería, de Anuar Rafael Martínez Cuello, de 27 años, señalado como responsable del doble asesinato.

No obstante, la niña de 6 años abusada sexualmente por el presunto homicida permanece bajo la custodia de los profesionales del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, ICBF.

Aunque los hechos ocurrieron el pasado lunes 6 de junio, en la retina de los cordobeses se mantiene el saldo de la violenta acción protagonizada por Anuar, quien según las autoridades se encontraba bajo los efectos del licor y sustancias psicoactivas.

De estos hechos sobrevive José Gregorio Arellano Mora, pareja sentimental de María Elena González, y padrastro de la niña abusada sexualmente. El hombre se recupera en una clínica de las heridas sufridas a la altura del cuello por parte del indiciado.

Su testimonio ha servido a las autoridades para reconstruir el caso ocurrido en el interior de la vivienda donde residían como inquilinos, en el barrio Miraflores, del municipio de Sahagún, zonas de sabanas de Córdoba.

Según se ha podido establecer, ese día el reloj había marcado la 1:30 de la madrugada cuando Anuar llegó a la vivienda donde meses atrás había arrendado una habitación.

Al parecer, en ese momento la dueña de la casa, Carmen Alicia Enamorado, aprovechó para pedirle que se pusiera al día con la deuda del arriendo y otros gastos que había asumido, situación que sacó de juicio al sujeto, por lo que se desató una discusión entre inquilino y arrendadora.

Los gritos, a esa hora de la madrugada, despertaron a la pareja conformada por María Elena y José Gregorio, quienes también vivían arrendados en una de las habitaciones de la casa, por lo que salieron a la sala a percatarse de lo ocurrido.

Pocos instantes pasaron para que las agresiones verbales pasaran a las agresiones físicas, cuando Anuar tomó un cuchillo y arremetió en contra de la dueña de la casa, quien cayó al suelo herida de muerte.

En ese momento José Gregorio Arellano trató de confrontarlo y arrebatarle el cuchillo, pero también fue atacado a la altura del cuello y cayó debilitado por la ausencia de la sangre que a borbotones abandonaba su cuerpo.

Acto seguido el hombre atacó a María Elena, quien murió en el lugar de los hechos. Según las autoridades, una vez había reducido a sus víctimas, Anuar desnudó a las dos mujeres, pero guiado por su instinto animal se dirigió hasta la habitación en la que dormía la hija de la pareja y procedió a abusar sexualmente de la niña.

Al parecer, la menor se resistió, por lo que el agresor usó su cuchillo para causarle cortes en el rostro y someterla.

 Algunos vecinos, alertados por los gritos de terror que escucharon inicialmente, dieron aviso a la Policía, por lo que una patrulla hizo presencia en el lugar y se topó con la macabra escena.

Horror

En el suelo de la casa yacían los cuerpos inertes y semidesnudos de las dos mujeres, mientras que a un costado José Gregorio Arellano se debatía entre la vida y la muerte en medio de un charco de sangre.

El agresor, en ese momento a solas con la hija de sus víctimas, trató de tomar a la menor como rehén, pero fue disuadido por los agentes que lo redujeron y lo trasladaron a la estación de policía municipal donde posteriormente fue entregado a la Fiscalía para que responda por su accionar.

Cindy Tatiana Vargas Tapias, directora seccional de Córdoba, informó que luego de la solicitud de un fiscal seccional Vida de Córdoba, un juez con funciones de control de garantías decidió dictar medida de aseguramiento en establecimiento carcelario en contra de Anuar Rafael Martínez Cuello, por los delitos de feminicidio agravado en concurso homogéneo con homicidio agravado, homicidio en grado de tentativa y concurso heterogéneo con acceso carnal abusivo con menor de 14 años.

“De acuerdo con el ente investigador, el 6 de junio el victimario se encontraba en la vivienda del barrio Miraflores, en Sahagún, donde residía y sin razón aparente agredió con arma blanca a la señora Carmen Alicia Enamorado Pérez, propietaria del predio. Ante los gritos de auxilio de la víctima, el señor José Gregorio Arellano Mora, quien vivía en una de las habitaciones del inmueble, intentó ayudarla y fue herido con la misma arma blanca a la altura del cuello”, narró la funcionaria.

En lo que va corrido de este año la Policía de Córdoba ha logrado la captura de 64 personas por delito de violencia intrafamiliar, 44 por delitos sexuales y 15 por el delito de homicidio.

Vargas Tapias continuó diciendo que “la compañera sentimental de Arellano Mora, quien trató también de calmar al victimario, fue herida en múltiples ocasiones falleciendo minutos después. A las dos víctimas las despojó de su ropa. La menor debió ser trasladada a un centro médico de Montería”.

Acompañamiento

Las directivas del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar iniciaron el acto administrativo de restablecimiento de derechos para brindar atención a la niña de 6 años que fue víctima de violencia sexual en medio del doble homicidio ocurrido en el municipio de Sahagún.

“Lamentamos y rechazamos todo acto de violencia en contra de las niñas, niños y adolescentes, y reforzamos nuestro llamado a la corresponsabilidad de la familia, la sociedad y el Estado para fortalecer los hogares como entornos protectores”, indicó el director regional del ICBF en Córdoba, Alberto Jiménez.

El funcionario sostuvo que “una vez se conocieron los hechos, el ICBF designó un equipo de Defensoría de Familia para hacer la verificación de derechos a la niña, brindar acompañamiento psicosocial a su familia y establecer si en el entorno familiar se encuentran más menores de edad”.

Se supo que actualmente la niña recibe atención médica en un centro hospitalario del municipio de Sahagún.

“Reiteramos el llamado a la ciudadanía para que esté atenta ante cualquier situación que ponga en riesgo la integridad y la vida de las niñas y niños y denuncien a través de la Línea 141 cualquier tipo de violencia que vulnere sus derechos”, indicó Jiménez.

A su vez, la Defensoría del Pueblo asignó un representante legal para las familias de las víctimas del doble homicidio.

“Trabajamos por el restablecimiento de los derechos de las víctimas, quienes cuentan ya con un representante judicial de víctimas para el caso y a quienes estamos brindando acompañamiento integral con el equipo de la Delegada de Mujer y Género”, dijo.

De otra parte la niña de 6 años, hija de una de las víctimas mortales y quien habría resultado agredida sexualmente, se encuentra recibiendo acompañamiento por parte de los especialistas del Instituto Colombia de Bienestar Familiar.

“Reiteramos que estamos prestos a atender también a la víctima sobreviviente de este desgarrador hecho, manifestándoles a sus familiares y a la comunidad en general nuestra solidaridad y disposición para seguir siendo garantes de derechos, como nos corresponde”, concluyó el defensor.

Desde la Alcaldía de Sahagún se iniciaron las labores de acompañamiento a los familiares de las dos mujeres asesinadas.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.