Barranquilla

Dos proyectos ‘made in’ Barranquilla para apoyar a la comunidad

Universitarios desarrollaron un dispositivo para el desarrollo de capacidades de niños con autismo. Desarrollan poste de energía portátil.

Muchos son los inventos y avances que se han logrado durante los últimos años y que han servido para el aprendizaje, crecimiento de las personas, desarrollo y hasta para facilitar actividades de la cotidianidad.

En muchos de los casos, en comparación de lo que se vivió en siglos pasados, son los jóvenes universitarios quienes se han encargado de crear y generar proyectos innovadores que aporten algo a la sociedad.

Tal es el caso de José Miguel Yepes y Harrison Rocedo, dos jóvenes ingenieros mecatrónicos egresados de la Universidad Autónoma del Caribe,  que decidieron crear un dispositivo que desarrolla las capacidades de los niños y niñas con trastorno del espectro autista (TEA) y les brinda aprendizajes cognitivos a través de cinco secciones.

La idea nació como parte del proyecto de opción de grado que debían presentar en la universidad, y ante la petición del docente de que las ideas de la generación de estudiantes de ese momento debían tener ideas innovadoras para lograr un avance significativo.

Harrison, de 22 años de edad, manifestó que ese valor agregado lo lograron gracias a que su novia es profesora de educación infantil y el colegio en donde trabaja tiene énfasis en la inclusión. “En los salones de clases tienen niños con TEA. Nos interesó el tema y dijimos vamos a hacer algo que impacte a esta población, ya que es muy vulnerable y poco atendida hoy en día; ahí empezó todo”.

Primeramente los jóvenes pensaron en hacer un software que tuviera en cuenta los diferentes puntos de aprendizaje del niño, pero la idea no fue aceptada porque no iba acorde a los lineamientos de la carrera de ingeniería mecatrónica, por lo que decidieron concretarla en un dispositivo presencial con interacción de los niños y, al mismo tiempo, la parte tecnológica.

Luego de escoger el tema y el proyecto que realizarían, tardaron aproximadamente seis meses investigando sobre todo lo relacionado a los trastornos del espectro autista, visitando colegios y observando cómo era la interacción y comportamientos de los niños en el salón de clases y así mismo en sus casas con sus familias, para así saber a qué áreas de aprendizaje y habilidades motoras le apuntarían.

“Una vez elegimos qué zonas de motricidad fina y qué puntos de aprendizajes íbamos a atacar, definimos varias secciones para trabajar porque no sabíamos que forma tendría el dispositivo. Hubo un diseño inicial que era un cubo, donde sus partes laterales iban a ser una sección donde el niño interactuara, pero era muy incómodo a la hora de trabajar”, explicó José Miguel, de 22 años de edad.

Sobre el dispositivo

El dispositivo al cual los jóvenes llamaron DOHY, es un dodecaedro (figura de geométrica de 12 caras) que cuenta con cinco secciones cada una con un funcionamiento diferente y que está enfocada al desarrollo de alguna habilidad y aprendizaje en el niño o niña.

El dispositivo trabaja tanto con batería como corriente, ya que algunas de sus secciones cuentan con tecnología. Una de las caras del dodecaedro cuenta con una tableta didáctica, en donde el niño puede escoger entre letras, palabras, números y el idioma en el cuál va a interactuar con la máquina que le va indicando a través del sonido qué debe hacer y si es correcto o no lo que está realizando.

“La función de esta sección es el aprendizaje, la actividad cognitiva del niño. Es mera interacción niño - máquina, activan la tableta y esta le va indicando qué hacer. Se basa mucho en la influencia del audio, ya que es uno de los canales más importantes a la hora de aprender”, agregó Yepes.

Cuenta con una sección de figuras geométricas, que le apuesta a la motricidad fina porque el niño inserta las figuras en los orificios que están destinados para cada una de ellas con las medidas exactas.

Otra de las secciones es la de geoplano, en donde se trabaja la coordinación óculo - manual, la motricidad fina y desarrolla el proceso cognitivo. Aquí hay unas luces led que sobresalen y se iluminan mostrando figuras geométricas, las cuales el niño con unas ligas o cauchos debe formar siguiendo las líneas de las luces.

Otra de las caras corresponde a la sección de secuencias, donde “contamos con nueve figuras geométricas, tres círculos, tres estrellas y tres cuadrados, la idea es que al niño se le dé una secuencia a seguir, es decir, cómo tiene que ubicar las figuras geométricas y que este se las ingenie para ubicar de una columna a la otra las figuras”, explicó uno de los jóvenes.

La última sección corresponde a un tablero que es usado para brindar una retroalimentación de las otras actividades, allí se le da la oportunidad de que se exprese libremente, dibuje y plasme lo que aprendió.

Harrison relató que al presentar el dispositivo recibieron tesis meritoria y además en los colegios y fundaciones en donde tuvieron la oportunidad les expresaron el deseo de poder contar con el Dohy para el aprendizaje y desarrollo de los niños con TEA.

“Fue muy gratificante saber que era más de lo que esperaban, hace dos meses recibimos la notificación de que registraron nuestro software ante el Ministerio del Interior y el decano de la facultad de relaciones internacionales está viendo la posibilidad de inscribirlo en un proyecto de Colciencias”, comentó.

La visión de los jóvenes es sacar el producto al mercado con una inversión más robusta y materiales más económicos para que pueda ser asequible y pueda llegar a muchos niños y niñas que lo necesitan.

Poste de energía portátil para la Costa norte
Render de lo que sería el poste portátil.

Para Alberto Moros Marcillo, un ingeniero eléctrico de 23 años de edad, una de sus pasiones siempre ha sido el tema de las energías renovables y realizar invenciones que estén relacionadas con las mismas. Es por eso que hace unos meses atrás decidió crear un sistema portable de energía renovable que pudiera ser utilizado en lugares de difícil acceso.

“Hay zonas como en la Costa norte del país en donde no cuentan con energía, no existe cableado eléctrico en algunas zonas rurales o incluso urbanas y/o el fluido eléctrico presenta interrupciones. Trato de ofrecer una alternativa que no pese tanto, que sea  económica, más duradera y eficiente”, expresó Moros.

Su invento es un sistema de poste portátil que usa aerogeneradores y placas solares para brindar energía a bombillos, antenas, cámaras de vigilancia, cualquier dispositivo de bajo consumo. Está pensado para uso en toda la Costa norte de Colombia debido al potencial solar y eólico, y además porque brinda la posibilidad de tener sistemas de comunicación, vigilancia o iluminación con una conexión aislada a la red eléctrica 100 % automática,  autónoma y resistente a las condiciones meteorológicas.

El joven contó que la idea surgió de un invento que había hecho años atrás y que se encuentra patentado.

“Yo dije: vamos a hacer un sistema portable que sea fácil de transportar, que no pese tanto, que no lleve baterías pesadas y que al final en 8 años se van a dañar y toca cambiar. Ya había hecho un invento que fusionaba varias fuentes de energía y un sistema de control que optimizaba estas fuentes, entonces dije vamos a hacer algo más puntualizado a la Costa norte”.

Lo ventajoso del sistema, según indicó Moros, es que funciona con resonancia en la parte eólica, es decir, tener el diseño de las aspas a la distancia diseñada permite que el viento provocado por el giro de un aerogenerador impulse el otro y viceversa. Adicionalmente permite  tener varios niveles de tensión eléctrica en dos tipos de corriente.

“Imagina colocar varios de estos en casa de indígenas en La Guajira o colocar varios de estos en plantaciones de agricultura en el Atlántico. Está pensado exclusivamente para eso. Y si lo llevamos para un caso más urbano, imagina una azotea o un parque o atracción turística que necesite comunicaciones y no pasa una línea eléctrica cercana, como el malecón”, aseguró Alberto.

En estos momentos el invento se encuentra en opción de patente y con el MVP o mínimo producto viable, es decir que no es el producto comercial ya puesto en venta, pero sí es el prototipo para optimizar materiales, diseños, durabilidad y diseño.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • proyectos
  • universitarios
  • Autismo
  • Poste
  • Barranquilla
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.