El Heraldo
Johnny Olivares
Barranquilla

Un adiós opcional a los tapabocas en los salones de clases

Este lunes se levantó la medida del uso del tapabocas en colegios de la capital del Atlántico. Pumarejo resaltó el avance de vacunación en esta población.

Lina Pérez, estudiante de décimo grado de la IED Los Laureles, es un “ejemplo” para la institución y un “orgullo” para sus padres, quienes tienen discapacidad auditiva. A su corta edad aprendió el lenguaje de señas para poder comunicarse con sus progenitores. Gracias a ese aprendizaje le ha podido enseñar a sus compañeros como se pueden comunicar con personas que tengan esta misma discapacidad.

Lina, con la misma madurez que ella ha enfrentado la vida, así también se refirió al no uso del tapabocas. Expresó que así el Gobierno nacional diera luz verde para retirarse la mascarilla, ella sí lo seguirá usando porque el virus aún está entre presente.

“Sería bueno seguir usándolo para protegernos. Yo sigo conservando las medidas de bioseguridad como el lavado de manos, la distancia, el uso del tapabocas”, expresó.

A sus compañeros de clases les recomendó que “mantengan el tapabocas que se vacunen y que se cuiden”.

Johnny Olivares.

Ese es el pensamiento que tienen algunos padres de familia de colegios en Barranquilla, quienes se mostraron apáticos a adoptar los nuevos lineamientos del Gobierno nacional.

José Aguilar, padre familia, aseguró que no está de acuerdo con la nueva disposición de las autoridades sanitarias.

“Ellos son una población muy vulnerable por ser niños. Hay que cuidarlos, hay brotes respiratorios y hay que tener cuidado”, dijo.

Nicolás Viloria, dijo que respeta la decisión del Gobierno, pero no la comparte. Por eso, sus hijos continuarán con la mascarilla por seguridad.

“Mis hijos la seguirán usando, y yo la seguiré usando por tiempo indefinido. El tapabocas llegó para quedarse”, apuntó.

Mirta Gámez dijo que era imposible quitar el tapabocas a los niños, porque el covid no se ha ido: “Yo no estoy de acuerdo con eso, y que ellos respeten las decisiones de los padres porque esa pandemia está presente aún entre nosotros”.

Lilia Orozco, madre de familia, calificó como una buena medida retirar el uso de la mascarilla pues los niños ya necesitaban volver a la normalidad. “Para los niños es más fácil entender a los profesores sin el tapabocas”, expresó.

Johnny Olivares.
“Baja circulación del virus”

Con el rótulo de la ciudad con más niños vacunados en el país, Barranquilla dio vía libre al no uso del tapabocas en colegios. Este  lunes, los estudiantes pudieron decirle adiós a la mascarilla que usaron durante dos largos años. Las autoridades distritales aseguraron que esta disposición está sujeta a las consideraciones de cada individuo y en el caso de los menores de edad, que sus padres  decidan que deben seguir haciendo uso de la medida de bioseguridad.

Según el secretario de Salud del Distrito, Humberto Mendoza, Barranquilla tiene unas coberturas superiores al 92 % en población general y un registro de 46.1 % para refuerzos.

Mendoza informó que “este logro se debe al avance en vacunación para la población de 3 a 11 años. Barranquilla se convirtió en la ciudad que más vacuna niños en estas edades”, dijo.

También explicó que los índices de aplicación de biológicos está en un 97.7 % de los niños de 3 a 11 años en primeras dosis y 62.5 % en segundas dosis: “Eso es lo que permite que el proceso de normalización avance en la ciudad”, expresó. 

El funcionario enfático al sostener que la obligatoriedad se elimina, pero no quita la posibilidad de que un niño o un padre que quiere usar sus mascarillas por precaución la siga utilizando.

“Nosotros como autoridad sanitaria recomendamos que cualquier niño que tenga síntomas gripales la utilice, porque esa es la enseñanza que nos deja la covid”, apuntó.

Al respecto, el alcalde Jaime Pumarejo se mostró alegre por recibir a la gran mayoría de los niños de la IED Los Laureles, ubicado en la localidad Suroccidente, sin el tapabocas y poder ver las expresiones en sus rostros.

 “Volver a ver a nuestros niños sonreír después de un momento tan difícil significa un aplauso para los barranquilleros y los padres de familia que han vacunado a sus hijos”, señaló Pumarejo.

Sin embargo hizo un llamado a que las personas sigan acudiendo a vacunarse: “Es la única herramienta para no volver a una cuarentena”. Al mismo tiempo sostuvo que “los niños se lo merecían y que hoy vemos como opcional el no uso del tapabocas”.

El rector de la IED Los Laureles, José Castro, expresó su emoción como educador de volver a ver a los niños y los adolescentes del colegio con sus expresiones naturales, esas que se habían escondido con la mascarilla durante dos años.

“Definitivamente como educadores leemos el rostro, una sonrisa o un gesto nos damos cuenta si algo les gusta o no. Es valioso ver sus caras y escucharles bien cuando nos hablan o nos preguntan algo”, dijo el rector de la IED Los Laureles, el cual cuenta con 850 estudiantes desde preescolar hasta bachillerato.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.