El Heraldo
Sairo Sarmiento, comerciante independiente en su puesto estacionario ‘La divina providencia’.
Atlántico

El comercio religioso se abre paso en la Semana Mayor

Comerciantes esperan aumento en las ventas de artículos religiosos durante toda la semana. Rosarios, cirios y escapularios son los productos más vendidos por estos días.

Nunca ha sentido temor al tener cada día más de cien miradas encima. Su espíritu servicial ha sido la cualidad más notable ante sus clientes y amigos durante veintidós años en ‘La Divina Providencia’, un puesto estacionario de artículos religiosos ubicado a un costado de la Plaza San Nicolás.

El propietario es Sairo Sarmiento, un comerciante independiente que ha sabido mantenerse en esta concurrida zona céntrica a pesar de innumerables inconvenientes. Todos los días abre las puertas de su pequeño local, organiza los estantes, coloca cada santo en su debido puesto y se prepara para recibir a creyentes cristianos en busca de algún objeto relacionado con la fe católica. 

La parábola de las siete vacas gordas que representan abundancia y las siete vacas flacas que hacen alusión a la escasez, es un ejemplo perfecto de lo que ha tenido que vivir este comerciante religioso a lo largo de estos años. 

“La pandemia fue un momento muy duro, me tocó encerrarme en casa con mi familia. Durante esos meses la situación fue difícil porque trabajaba a medias realizando reparaciones de santos y cosas pequeñas que me encargaban” comentó Sarmiento.

 

Así mismo, manifestó que a pesar de los malos momentos, nunca perdió la fe que lo ha caracterizado, esa misma que lo ayudó, dice él, a mantenerse firme y con una actitud positiva. 

 “Las ventas son quietas a comienzo de cada año, pero a medida que se va acercando la Cuaresma, las ventas comienzan a aumentar hasta que llega Semana Santa donde es la época del año que más vendo, por eso no me estreso cuando hay pocas ventas. Confío en Dios y cada día trae su afán”, confesó Sarmiento mientras contemplaba imágenes religiosas de su local.   

Gracias a que este año la Semana Mayor se celebra de manera presencial, este comerciante se preparó con un surtido especial para atender las necesidades de fieles que lleguen por estos días a su local en busca de un artículo religioso.

Crucifijos, rosarios, denarios, escapularios y figuras de diversos santos, entre otros suvenires católicos, se encuentran ordenados en aquellos mostradores de hierro que tiene en su puesto estacionario.  

“Tengo rosarios de todo tipo: madera, murano, acero y los tradicionales que son los de pasta. El precio varía dependiendo el material, los de pasta pueden costar entre dos mil y tres mil, los de acero están en un valor mayor a quince mil y los rosarios de murano valen de dieciocho mil hacia arriba”, relató Sarmiento.  

Cirios en diversas presentaciones.

Con su experiencia, conoce la historia de cada imagen religiosa que tiene en su local. Por eso, cuando los clientes —algunos ya conocidos— llegan hasta su lugar de trabajo preguntando por algún santo, este comerciante no lo piensa dos veces y le comenta el significado del nombre, el propósito, entre otras curiosidades del mismo, y si queda con duda, le da una pequeña clase de historia basado en la biblia.

“San Miguel, San Gabriel y San Rafael son los tres Arcángeles. San Rafael es el santo de la salud, ya que según el libro de Tobías, este santo sanó a Sara y Tobías, su nombre significa “Dios ha sanado”. En el caso del arcángel Miguel, su nombre significa “Quién como Dios”, es el ángel custodio de Cristo y aparece en el libro de Apocalipsis, y San Gabriel que su nombre significa “fortaleza de Dios”, él se le apareció a  María para decirle que había sido la escogida, Miguel es el enviado de Dios”, relató Sarmiento. 

Una creyente se acercó a cotizar el valor de las vírgenes que colocadas en los mostradores, estaban siendo testigo de aquel momento. Los precios, acabados y tamaños fueron parte de aquella rúbrica presentada por la cliente hacia el comerciante quien tuvo todas las respuestas para cada una de sus inquietudes.

“Este tamaño en bizcocho (sin pintar) salen a doce mil pero generalmente es por encargo porque las que salen son muy pocas, las guadalupes en bizcocho de tamaño mediano salen a quince mil y ya pintadas salen entre treinta y cinco mil  y cuarenta mil”, le expresó Sarmiento a aquella mujer.  

Figura de Jesucristo.
El Milagroso

Es otro puesto estacionario ubicado en la calle 37 con carrera 43, que desde hace más de siete años ofrece cualquier cantidad de productos religiosos. 

“Las veladoras, los cristos, rosarios, camándulas y cirios son los productos que más se están vendiendo en estos días. Los clientes son en su mayoría adultos mayores que vienen buscando estos artículos, son muy pocos los jóvenes que llegan a comprar”, comentó Ana Castro, comerciante del lugar.

Castro relata que los precios de estos productos han tenido un “leve” aumento en comparación con años anteriores. “Aquí se encuentran sirios de diferentes tamaños, el más pequeño tiene un valor de cuatro mil, luego está otro de ocho mil, el mediano dieciséis mil y el más grande cuarenta mil. Lo que es incensario tienen un valor de veinticinco mil y cuarenta mil y los sahumerio a diez mil”.

Durante el tiempo que ha estado laborando, se ha encontrado con innumerables situaciones que para ella, algunas le causaron temor en su momento. 

“La primera vez llegó  una mujer muy cambiada con una actitud sospechosa, me puse algo nerviosa, ella no quería que la escuchara, se me acercó a preguntarme si tenía la figura del Negro Felipe, le dije que no, que solo manejábamos imágenes católicas” confesó Castro.

En otras ocasiones, diversas personas en su mayoría adulta, según ella, le han preguntado por rosarios o escapularios rezados, agua bendita con algún tipo de menjurje, santos no católicos, entre otros artículos no relacionados a la fe católica.

Rosarios en distintos colores y materiales.
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.