El Heraldo
Atlántico

¿Por qué se les ha disparado la factura de energía a algunos usuarios?

La empresa Air-e explica que en la mayoría de los casos obedece a un incremento en el consumo; en otros, a que se les está cobrando el gasto real.

Las quejas por los altos costos en la factura del servicio de energía eléctrica continúan en algunos sectores de la ciudad, especialmente del suroccidente. La mayoría de los usuarios ha elevado su inconformidad ante la empresa Air-e para la revisión de la tarifa y del consumo; de hecho, la compañía sostiene que en un mes tramitan, en promedio, unas 45 mil quejas por temas asociados, en su mayoría, con la facturación.

Ante esta situación, EL HERALDO le consultó  a Air-e, operadora del servicio de energía en el Atlántico, Magdalena y La Guajira, para conocer por qué se están presentando estos problemas.

Jhon Jairo Toro, gerente General de Air-e, asegura que las dificultades con algunos usuarios no están relacionadas con el alza en la tarifa.  

En ese sentido, explica que el reajuste es producto de un proceso regulado por una entidad gubernamental, por lo que la compañía no puede salirse de ese marco tarifario establecido legalmente.  

Dicho marco establece varios componentes que terminan reflejándose en el precio final del servicio: el costo por la energía que se le compra a los generadores, el valor que se debe cancelar a la compañía que se encarga de traer la energía desde los puntos de generación hasta la Costa Caribe y lo que corresponde a la comercialización y distribución del servicio, que para este caso es Air-e. Adicionalmente hay otro componente en la tarifa denominado restricciones por sobrecostos en el sistema, que es ajeno a la operación de Air-e

Según Toro, del total de la tarifa el 50% lo recibe Air-e para operación del servicio y mantenimiento del mismo; el restante va a la bolsa de los otros dos componentes (generación y transmisión).

El consumo

En cuanto al costo de la factura, que es la queja recurrente entre los clientes, el directivo indica que el consumo es un factor fundamental para que el valor final a pagar baje o se dispare, que sería lo que está ocurriendo actualmente.  

A esto se suma la incorporación de otros componentes que se han incluido en el recibo solo como recaudadores, no como administradores de los recursos. Se refiere a la tasa de seguridad, el impuesto de alumbrado público y en algunos casos el servicio de aseo.

Adicionalmente, se debe tener en cuenta que el valor a pagar también se ve impactado, en el caso de los estratos 5 y 6 y el sector comercial e industrial, por una contribución del 20% que se utiliza para subsidiar los estratos 1 y 2; es decir, para que paguen menos por el consumo de energía.

De acuerdo con la información que tiene la compañía de energía eléctrica, un número importante de usuarios también registró incremento en el recibo porque ahora se les está facturando el consumo real. El gerente de la empresa dijo que han encontrado casos de clientes que antes no registraban consumos porque tenían el medidor alterado, dañado o no contaban con este aparato.

“Ahora les estamos midiendo lo que realmente consumen y lo que dejaron de facturar. La ley nos permite recuperar un periodo no mayor a los cinco meses, si se puede comprobar; de lo contrario, no”, explicó Toro.    

Para Jhon Jairo Toro, los usuarios deben tener claro cuánta energía utilizan mensualmente, especialmente en los hogares. Es por ello que hace énfasis en el ahorro de los kilovatios que consumen por cada electrodoméstico que tienen. (Ver gráfico)

Carlos Diago, experto del sector eléctrico, coincide con el directivo de Air-e en el sentido de que es importante que los usuarios comprendan lo que se está cobrando en las facturas.

Explica que el valor total del recibo equivale al costo por el impuesto de alumbrado público, la tasa de seguridad, el valor del consumo y la contribución del 20% del valor del consumo que solo se cobra a unos usuarios.

También indica que para verificar el valor a pagar debe multiplicar los kilovatios consumidos por el costo de la tarifa.

Los indicadores de calidad

El SAIDI y SAIFI son dos indicadores de calidad del servicio eléctrico reconocidos en el mundo. El primero mide la duración de las interrupciones mientras que el segundo, la frecuencia de estas. Es decir, indican cuántas horas duró sin energía el usuario y cuántas veces se fue la luz.

La compañía señala que desde la entrada en operación, hace once meses, el SAIDI ha mejorado un 28 % en Atlántico, 43% en Magdalena y 24% en La Guajira; a su turno, el SAIFI ha mejorado 41 % en Atlántico, 38 % en Magdalena y un 37% en La Guajira.

De los 263 circuitos eléctricos que tiene Air-e, 214 han presentado mejoras significativas en sus indicadores. En otras palabras, en el 73% de los circuitos los clientes residenciales, comerciales e industriales han percibido la disminución de las interrupciones.

Según Air-e, los indicadores de calidad han mejorado gracias a las inversiones hechas por la empresa por un monto aproximado de 150 mil millones y otras inversiones con el apoyo del Gobierno nacional para grandes proyectos en alta, media y baja tensión.

A esto se suman otras acciones como el incremento en el número de cuadrillas de atención de daños en un 49%, y las cuadrillas para realizar trabajos de poda en un 100%. 

La empresa pasó de 113 brigadas a 183, distribuidas de la siguiente manera: 124 de atención de daños, 7 de trabajos en tensión y 52 de poda de árboles.

Para la atención al cliente se aumentó el número de oficinas comerciales y se activaron dos call centers adicionales, lo cual permitió pasar de 105 a 175 agentes en línea.

Air-e ha interpuesto 189 denuncias penales por fraude

Uno de los aspectos que golpea las finanzas de la empresa Air-e es el fraude por parte de algunos usuarios del servicio de energía eléctrica.

La compañía operadora indica que hasta la fecha han presentado, aproximadamente, 189 denuncias penales ante la Fiscalía General de la Nación por fraude. Igualmente, advierte que 70 personas han sido capturadas por hurto de redes e instalación de elementos para el robo de energía, los llamados marañeros.

Según la empresa, en octubre de 2020 –cuando asumieron la operación del servicio– el fraude estaba entre un 35% y 36%; pero con las acciones de control que vienen ejerciendo han logrado reducirlo en tres puntos porcentuales; es decir, que actualmente está entre un 32 y 33%.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.