Últimas noticias

09:00

El exministro de Defensa aseguró que busca aspirar a...

08:56

La Alcaldía de Galapa realiza a esta hora operativos en...

El brasileño Cleyton saca un remate ante la mirada de Jesús Murillo, de Patriotas.
08:56

Después del inesperado empate 1-1 de la ida en Tunja, el...

El senador cordobés por el partido de la U Bernardo Miguel ‘Ñoño’ Elías.
08:52

El senador cordobés dijo que está presto a aclarar el tema...

08:25

Los dos países señalaron que de las declaraciones del...

08:19

La separación del capitán de la Selecci...

07:56

En el trimestre de abril a junio, Twitter perdió 116...

Angelina Jolie
07:47

En entrevista con la prestigiosa revista, la actriz reveló...

07:41

La aerolínea colombiana había anunciado que...

El titulo es:Teatro para sanar y resistir la violencia

Teatro para sanar y resistir la violencia

Diversos grupos de jóvenes del departamento del Atlántico han encontrado en el teatro una manera de hacer frente pacíficamente al conflicto armado que se vive en el país.
Cortesía
Cortesía
Monumento por la Dignidad y a la Memoria 2015, realizado en el Parque Universal. Cortesía
Diversos grupos de jóvenes del departamento del Atlántico han encontrado en el teatro una manera de hacer frente pacíficamente al conflicto armado que se vive en el país.

Colombia y especialmente sus periferias han tenido que soportar más 50 años de barbaries. Sin embargo, en medio de un país, que por más de medio siglo ha sido desangrado por un conflicto armado, y a pesar del dolor y las heridas, la voz de varios grupos de jóvenes ha logrado encontrar su fuerza en el arte y, de esta manera, hacer resistencia pacífica frente a la guerra.

El conflicto armado, el desplazamiento forzado, la violencia en todas sus formas, así como verdad, perdón, reparación, y reconciliación son algunos de los temas que grupos como la Red Juvenil del Suroccidente de Barranquilla y el Colectivo Escénico de Mujeres Alas y Lunas reproducen en sus muestras artísticas con el fin de sanar, compartir experiencias y crear una memoria social.

“Aunque compartimos con compañeros, que el conflicto y la violencia los ha afectado de diferentes maneras, el arte se encargó de buscar ese punto en común de todos: la sensibilidad”, expresó Luis Fernando Ortiz, Integrante Red Juvenil.

Monumento por la dignidad y a la memoria. Es una instalación de arte que  tiene lápidas en madera con los nombres de víctimas del conflicto armado –de Barranquilla y el resto del Atlántico–, paraguas y chales negros que representan protección y la resistencia de los afectados ante el dolor ocasionado por la violencia. También se ven cruces, flores y velas que rodean a los llamados ‘tropezones itinerantes’ –siluetas de cartón con la imagen de las víctimas– que rinde tributo a aquellos que fueron victimizados. Toda una obra que da a conocer a la sociedad las nefastas consecuencias de la guerra y refuerza la memoria del país.

La propuesta fue realizada por la Fundación Cultural Rayuela en el municipio de Soacha, Cundinamarca, y asumida en el 2006 por la Red Juvenil del suroccidente de Barranquilla,  quienes acompañan la instalación del monumento  con obras teatrales que les permiten contar las historias de los que fueron marcados por la violencia.

“En el año 2000, los paramilitares asesinaron a mi tío delante de mí. Estábamos en el municipio de Santa lucía”, comentó con tristeza Daniel Vásquez de 26 años, integrante de la Red Juvenil desde hace 9 años. “Desde entonces me he dado a la lucha de resistir y de generar conciencia por medio del arte en las diferentes comunidades del Atlántico donde hacemos presencia”.

Alas y lunas. Un grupo de mujeres, algunas de ellas víctimas del desplazamiento forzado, ahora radicadas en Barranquilla, encontraron en el teatro y en el colectivo Alas y Lunas, un mecanismo de terapia colectiva y un medio para dar testimonio de vida que les permitiera, además aportar un granito de arena en la gestación de una cultura de paz.

“El arte despierta la conciencia. No solo divierte, nos lleva al análisis y a la reflexión. Nos ayuda a construir el camino hacia la consecución de la paz para una vida digna”, aseguró Ana María Linares, directora del colectivo teatral de mujeres Alas y Lunas.

Abundan las historias difíciles de contar, aquellas que mueven el alma y sacan lágrimas, pero que a su vez reconstruyen personas, en la medida que las hace más fuertes, y edifican la historia colectiva, a través del arte, en una nación que busca garantías de no repetición.

 

Noticias más populares

  • EN EL HERALDO
  • EN Entretenimie...
  • EN VÍDEOS
  • EN FOTOS
¡Hola!
¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
Mantener el bloqueador activado
Ya soy suscriptor web