Últimas noticias

Germán Vargas, Álvaro Cepeda y Gabriel García Márquez a fines de los años sesenta.
00:00

En 1967, Germán Vargas Cantillo se anticipaba al eco que...

Germán Vargas Cantillo y su esposa Susie Linares Ruiz le sonríen a Darío, el primero de sus tres hijos.
00:00

De Germán, mi papá, escucho todavía su ...

García Márquez, Alejandro Obregón y Germán Vargas, 1983 en Barranquilla.
00:00

Germán Vargas Cantillo es autor de un importante aporte en...

00:00

El camino más largo siempre comienza cuando damos el primer...

Germán Vargas Cantillo durante su juventud.
00:00

A continuación reproducimos las palabras que escribió y...

Nancy Patricia Gutiérrez, ministra del Interior.
22:04

A las 10 de la mañana se reunirá la Comisión de Seguimiento...

21:13

El tenista suizo, cuarto sembrado, basado en su experiencia...

20:24

Gobierno nacional insiste en el desbloqueo de las...

20:07

Un proyecto parlamentario que autorizaba la interrupción...

19:24

El cantante vallenato cumpliría este domingo 65 años de...

El titulo es:¿Qué quieren que les cante?: Luis Miguel

¿Qué quieren que les cante?: Luis Miguel

El cantante mexicano no aguantó la temperatura de la noche y cantó con ayuda del público sus grandes éxitos.
Josefina Villarreal
Josefina Villarreal
El intérprete también pidió que aplaudieran a su banda. Josefina Villarreal
El cantante mexicano no aguantó la temperatura de la noche y cantó con ayuda del público sus grandes éxitos.

Bajo la luz de la luna de Barranquilla miles de seguidores del cantante Luis Miguel lo acompañaron en la última noche de su gira por Latinoamérica que culminó en la ciudad. “A Barranquilla gracias por hacer posible esta noche”, expresó el cantante mexicano al principio del espectáculo, mientras vestido de traje entero apareció en escena a las 10 p.m., en el estadio Tomás Arrieta, la noche del sábado.

 

Luis Miguel interpretó lo más selecto de su repertorio musical que dividió durante el espectáculo entre balada, bolero y ranchera. 

Una voz que perdura. Muchos de los asistentes al evento se preguntaban si la capacidad vocal del artista habría perdido su esencia, sin embargo Luis Miguel comenzó la primera tanda de temas demostrando que su voz mantenía su potencia a pesar de los años, pero a medida que avanzaba el concierto el artista dio paso a que el público y la banda llenaran con coros y solos musicales apartes de las letras de sus recordadas canciones, lo que decepcionó a más uno preguntándose ¿Qué tanto había cantado Luis Miguel en tarima?. “Ustedes de blanco están bellísimos y elegantes. Bienvenidos. Qué tal si les canto algunos de mis clásicos”, dijo el artista dirigiéndose a los palcos cercanos al escenario, donde se había ubicado un nutrido grupo de espectadores que llegaron al evento vestidos de blanco.

Con su característico rostro bronceado que dejó en evidencia unos labios hinchados, Luis Miguel le pedía al público escoger entre varios títulos de sus canciones “¿Qué quieren que les cante? O tú o ninguna, Esa niña o Hasta que me olvides”.

El público sin lugar a dudas escogió en coro al unísono Hasta que me olvides a lo que el artista respondió “Pero para qué pregunto…siempre es Hasta que me olvides” y entre risas se dedicó a interpretar este tema.

Y cantó ‘La bikina’. En medio de las sorpresivas entradas y salidas a escena, Luis Miguel se asomó con energía al escenario “Seguimos ahora… qué tal una ranchera”.

Un grito mexicano característico del género emergió de la garganta del cantante, quien interpretó un popurrí de grandes éxitos, entre los que se destacaron De qué manera te olvido, La media vuelta y unos de los temas más esperados de la noche La bikina, que fue aplaudido por la audiencia. Al final de esta tanda musical, el intérprete rindió un homenaje al fútbol mexicano y a su bandera cantando México te llevo en el corazón.

En uno de los segmentos del show Luis Miguel también cantó a dúo con un Frank Sinatra virtual el tema Come fly with me. El mexicano no se bajó de escena sin interpretar La incondicional, Suave, La barca, Se te olvida y Tengo todo excepto a ti.

Al final del concierto el cantante no pudo evitar quitarse el saco y quedarse en camisa y chaleco ante la alta temperatura de la noche barranquillera. Repartiendo docenas de rosas blancas entre la audiencia y lanzando pelotas inflables negras, Luis Miguel se despidió de la ciudad prometiendo volver.

“Gracias Barranquilla, hasta la próxima. Los quiero”.

Twitter: @linarobleslujan

Noticias más populares

  • EN EL HERALDO
  • EN Entretenimie...
  • EN VÍDEOS
  • EN FOTOS
¡Hola!
Ya soy suscriptor web