Descripcion de la foto
Por:

‘Es una lástima que una mujer muera por VPH’: Liga de Lucha Contra el Cáncer

En Sucre no se vacunan contra el Virus del Papiloma Humano (VPH). Anualmente en Colombia mueren 2 mil mujeres por cáncer de cuello uterino.

El escándalo suscitado desde El Carmen de Bolívar en torno a la vacuna contra el Virus del Papiloma Humano (VPH) produjo consecuencias aún más graves en todo el país: la renuencia de la población a aplicarse el biológico aunque sea gratuito.

En Sucre las cifras son alarmantes, y de ello da cuenta Carlos Castro Espinosa, el médico oncólogo, hematólogo e internista que además es el director científico de la Liga Colombiana contra el Cáncer. En criterio de este profesional de la medicina, en este departamento las cifras de vacunación contra VPH no llegan ni al 2%, y podría decirse que no se vacuna ni una sola persona.

En la actualidad las estadísticas más altas de aplicación de este biológico las tiene Nariño y no llegan al 50%, de allí la campaña de concientización que esta entidad ha iniciado en todo el país con el único fin de contrarrestar la segunda causa más común de cáncer que se registra en el mundo y la que arroja 2 mil muertes anuales en Colombia en mujeres entre los 25 y 45 años.

“Cuando sé que una mujer muere por el Virus del Papiloma Humano, es decir, por el cáncer de cuello uterino que transmiten los hombres, pero lo sufre la mujer, me da lástima porque es algo que se puede prevenir y que no lo estamos utilizando y es aplicarse la vacuna. Esta es la segunda causa de muerte por cáncer que se registra, la primera es la de mama”, anota Castro Espinosa.

La vacuna contra el VPH es gratuita para las mujeres entre los 9 y los 18 años. Anteriormente debían aplicarse tres dosis, pero ahora son suficientes dos.

El especialista insta a las mujeres colombianas a aplicarse esta vacuna y a no darle crédito a los estigmas que han surgido alrededor de ella por lo ocurrido en El Carmen de Bolívar donde varias niñas sufrían desmayos constantes.

El médico advierte que ese fue un episodio desafortunado y a su vez mal manejado desde el punto de vista de las comunicaciones, lo que hizo que los índices de vacunación contra el papiloma en Colombia se vinieran al piso, “estamos peor que Haití y Bolivia. A nivel nacional estamos por debajo del 20% cuando tuvimos niveles del 95%. Aquí en Sucre estamos por debajo del 2%, mejor dicho no hay programa de vacunación en este departamento. De 10 niñas se vacuna menos de una”.

Hay desconfianza

Revela el Director científico de la Liga Colombiana contra el Cáncer que la principal causa para que los padres no permitan que a sus hijas les apliquen esta vacuna es por la desconfianza que gira alrededor de la seguridad del biológico.

Ante esto desde la Liga iniciaron una campaña de promoción sobre la vacuna, su seguridad y la necesidad de que se aplique dado que estudios  de la Organización Mundial de la Salud (OMS) calculan que para el año 2.030 habrá en el mundo 21.4 millones de nuevos casos de cáncer de toda índole y qué mejor que prevenir este que tiene la medicina para hacerlo, dado que no existe aún la cura para todos.

Esos casos de más cáncer en el mundo representarán un aumento del 69% con respecto al año 2008, es decir, unos 12.7 millones de casos más.

El médico Carlos Castro Espinosa le recomendó a los sucreños, más de 800 entre hombres, mujeres y jóvenes, estudiantes de medicina, médicos, enfermeros, vacunadores, rectores de instituciones educativas y hasta sociedad en general que se dieron cita a su conferencia de 4 horas en el Auditorio Fortunato Chadid de la Gobernación de Sucre, que sean multiplicadores del buen mensaje sobre la vacuna para que así Colombia salga de la fase tercermundista en la que ha caído por cuenta de esta situación.

“En Colombia se siguen vacunando contra el virus del papiloma humano pero no con los porcentajes que quisiéramos obtener para que tenga un efecto benéfico a nivel nacional. No solo es la Costa Atlántica donde no se vacuna porque por ejemplo,  en Bogotá estamos en una cobertura menor del 8%. Sucre está muy mal porque tiene 1.8% de vacunación, pero nos preocupa Bogotá con una población tan alta y pocos vacunados. Hoy en día el mejor departamento es Nariño que logró recuperar índices de vacunación cercanos al 50% aunque estemos lejos del 95% que tuvimos al inicio”.

El médico Castro Espinosa continuará su recorrido por el país impulsando los beneficios de la vacuna contra el VPH y así eliminar el cáncer de cuello uterino de Colombia.

Finalmente el médico dijo que a Colombia hay dos cánceres que lo carcomen y son la politiquería y la corrupción, esta última que está, a su juicio, ‘casi que en el tuetano del colombiano”.