El Heraldo
Renny Padilla en plena faena carnavalera con su grupo de letanías Los Turpiales en el Cumbiódromo.
Sociedad

Renny Padilla: ‘El Turpial’ que verseará por siempre en el cielo

La covid-19 acabó con la vida del profesor que introdujo las letanías al aula escolar y creó el primer grupo infantil de esta modalidad en el Carnaval.

Su voz emanaba los versos que con facilidad brotaban de su mente prodigiosa. Con sus letanías Renny Padilla avisaba que la alegría, pedagogía y originalidad llegó al Carnaval de Barranquilla; quizás de la misma manera como el turpial con su canto anuncia un nuevo amanecer.

La cultura de nuestra ciudad se encuentra de luto, luego de que el ‘profe’ Renny cerrara sus ojos para siempre, este viernes 7 de mayo. La covid-19 acabó con la vida del docente en cuestión de 25 días, pero dejó en los corazones de sus familiares, amigos, estudiantes y colegas, una huella imborrable por su carismática manera de ser y la entrega que tuvo a su labor.

De ese ser humano que impregnaba los recintos con su ‘bacanería’ y amabilidad, que tenía el verso preciso para cada situación y que usaba la entonación de rezos como método pedagógico para el enriquecimiento artístico de sus alumnos, queda el legado de Los Turpiales y Turpialitos de la Escuela Normal Superior La Hacienda, los grupos de letanías que fundó.

Precisamente, Inmaculada de Hernández, directora de esta institución habló con EL HERALDO para expresar el sentimiento de tristeza que le produjo la partida del profesor.

Estamos de luto. Se nos fue un gran maestro, un hacedor del Carnaval. Toda una vida en la escuela y seis años formándose como maestro este Mokaná, y 42 años continuos al servicio de nuestra escuela. Cómo nos duele su partida, pero nos queda su legado y recuerdos en nuestros corazones”.

Padilla creó el primer grupo infantil de letanías al cual denominó Los Turpialitos de La Normal.

Literatura, tradición y Letanías

A los 66 años, luego de haber entregado 42 de su vida a la docencia en La Normal, Renny dejó de existir. Sin embargo, dejó una riqueza cultural, no solo a Barranquilla, sino al Atlántico y al Caribe entero. Su contribución con la literatura, la enseñanza y la creatividad fueron siempre de la mano y ejemplo de ello se ve reflejado en los más de 30 libros que escribió, entre ellos Letanías, un aporte al Carnaval.

El hombre nacido en Tubará, Atlántico, fue Licenciado en Ciencias Sociales, pero ejerció como profesor de español, en primaria. Introdujo en sus herramientas de enseñanza: las letanías, y entregó gran parte de su existir a estas.

“El ‘profe’ fue maestro mío en primaria en los años 80, fue una persona entregada a su trabajo, amante a la literatura, pero era exigente, exigía con cariño, eso era lo que lo hacía una profesor diferente. Fue el primero que nos enseñó que el Carnaval era una herramienta pedagógica y a través de las letanías pudimos involucrarnos más en nuestra fiesta y crear sentido de pertenencia, al mismo tiempo que aprendíamos sobre la lectura y escritura”, indicó Hugo Díazgranados, coordinador del Carnaval de los Niños y personaje carnavalero del ‘Paco paco’.

Hugo, que fue su estudiante y luego su compañero de trabajo en La Normal, afirma que de él solo le quedan los “buenos recuerdos” y aunque le “duele” su partida, queda con la “gran satisfacción” de haberle demostrado en vida su admiración y cariño.

“Tú hablabas con él y te transmitía una paz, una calma y ‘bacanería’, porque era de muy buen humor,  mamador de gallo, entonces era una combinación chévere. Estuvimos muy cercanos, nos reíamos mucho porque le dio muy duro la tecnología, pero era una persona a la que le gustaba salir adelante. Fue un compartir muy bonito y aunque me duele la ausencia, queda la satisfacción de haberle podido manifestar todo el cariño y la admiración que le tenía”.

Por su parte el rey Momo 2019, Freddy Cervantes, expresó que Renny Padilla “fue una de las personas que me enseñó a manejar el término de amistad literalmente”. Lo describió como un amigo leal, que nunca envidió triunfos y siempre tuvo una voz de aliento. “Yo  siempre había pensado en que cuando nosotros nos fuéramos quién iba a quedar al mando, y como no veía que se trabajaba en la generación de relevo, Renny creó Los Turpialitos, precisamente de esa conversación conmigo”.

Sus estudiantes lo recordaron como un profesor que exigía con mucho cariño.

Renny, un hombre familiar

Para darle el último adiós, sus familiares y amigos más cercanos, se reunieron en la mañana de este sábado a las afueras del Parque Cementerio Los Olivos, en una misa compartida y transmitida también por las redes sociales.

Una caravana de docentes de la Escuela Normal Superior La Hacienda despidió al colega y al amigo que se fue, con un audio donde pusieron las letanías de Renny. Su esposa Elena Jaraba y sus hijos Carmen Elena, Gina Sorell y José Alberto, entre lágrimas, también le dijeron “hasta pronto”.

“De mi papá resalto su carisma, su entrega por la pedagogía, la creatividad que tenía, su pasión, la disciplina, el compromiso con sus estudiantes y con el proceso académico. Él a través de las letanías enseñaba todos los componentes del área de español en primaria y trabajaba con ellas los 365 días del año”, afirmó Gina a EL HERALDO.

Sobre Los Turpiales y Turpialitos que creó el tubareño, su hija asegura que es un legado que “no debe morir” y que espera que algún otro docente con conocimientos del proceso educativo tome las riendas del proyecto pedagógico, que obtuvo más de 50 Congos de Oro, en el Carnaval de Barranquilla.

“Si todo mejora para el año siguiente, me gustaría hacerle un homenaje a mi papá con su grupo en el Encuentro de Letanías, como una despedida y en agradecimiento a él”, finalizó.

¡Vuela alto turpial, que  ahora tu canto será infinito!

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • docente
  • covid - 19
  • Pandemia
  • fallecido
  • Letanías
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.