El Heraldo
María Paula Daza tiene 21 años y es estudiante de Derecho. Afirma que por su apariencia física recibió ataques en las redes que bajaron su autoestima. Con su cuenta en Instagram ahora invita al amor propio.
Sociedad

Mostrarse sin filtros: el gran reto detrás de las pantallas

Falsos estereotipos de belleza y baja autoestima son algunas de las consecuencias que se generan por el uso de estas herramientas.

Desde el primer momento en que me conocieron por redes siempre me decían—qué niña tan flaca, ¿estás enferma?— y cosas así, por eso casi no publicaba fotos”, cuenta María Paula Daza, una joven de 21 años que ha experimentado de cerca el cyberbullying.

Como ella, muchos hombres y mujeres se abstienen de mostrarse o prefieren hacer uso de filtros y de aplicaciones que cambian su aspecto físico, con el fin de sentirse seguros y no exponerse como son por miedo a las críticas. Esto último puede ser igual de peligroso que las personas que se esconden tras las pantallas para atacar y burlarse de los demás.

Los filtros, puntualmente de la red social Instagram, crean el efecto óptico de cambio de color en los ojos, perfilación de la nariz, aumento de labios, reducción de pómulos y hasta inyectan suavidad en la piel y el cambio de color.

Según el estudio realizado por Dove, llamado ‘Proyecto autoestima’, y en el que participaron 500 jóvenes españolas de entre 10 y 17 años, el 23% de las encuestadas “no se ven lo suficiente bien” si no editan sus fotografías, y el 20% siente “decepción por no tener en la vida real el aspecto que tienen en sus fotos de internet”.

Otra de las conclusiones es que el 69% de las mujeres asegura que intenta cambiar u ocultar al menos una parte de su cuerpo cuando se va a tomar una foto para sus redes sociales. En esa línea, el 63% reconoce que desearía estar más orgullosa de su cuerpo.

Ante lo anterior, puede concluirse que la validación por parte de los seguidores en redes sociales es tan importante para las jóvenes hoy en día que es muy difícil que se muestren sin filtros y con la primera fotografía que se tomen.

Los filtros, muy comunes en los teléfonos, ofrecen todo tipo de cambios en la imagen de la persona.

“Siempre me hieren, pero uno se acostumbra”

María Paula Daza, conocida en redes sociales como ‘Pauly’, ha sido víctima de burla, acoso y ataques por su físico. La joven de La Guajira sufrió por los comentarios negativos de personas en Instagram, debido a su delgadez.

“Mi problema es que desde muy pequeña comencé a adelgazarme porque comía muy poquitas cantidades, he estado en múltiples nutricionistas, psicólogos y todos han llegado a la conclusión de que es cuestión de contextura, no por enfermedad”, dijo.

Su condición física fue objeto de cyberbullying. Pauly llegó a tener en su primera cuenta de Instagram hasta 20 mil seguidores por ser amiga del fallecido cantante Martín Elías. Recuerda que al incrementarse los números en su red, también aumentaron las burlas.

“Una vez montaron una foto mía en vestido de baño en una página que se encarga de burlarse de la gente, me hicieron un meme y yo no sabía ni qué hacer, ni qué pensar. Los comentarios eran horribles, decían que merecía la muerte, que para qué vivía. Yo no entendía qué mal les había hecho para que me lastimaran así”.

La autoestima de Pauly se vio afectada, incluso llegó a creer que los internautas que la atacaban tenían razón, hasta tal punto de entrar en una crisis que la adelgazó y la llevó a pesar 36 kg.

“Yo cerré esa cuenta porque me andaban atacando y yo no aguantaba la presión, así que duré ocho meses sin redes sociales. Mi nueva cuenta tiene cuatro años y después, poco a poco, cuando estuve un poco más fuerte mentalmente puse el Instagram público”.

En la actualidad, la estudiante de Derecho cuenta con 62.900 seguidores en Instagram. Crea contenido sobre belleza, autoestima y amor propio, pues su historia de vida es ejemplo para más personas que pasan por la misma situación que ella vivió.

“Yo a diario tengo que leer un comentario negativo, no hay un día en que yo me meta y no me digan algo para herirme: —enferma, anoréxica, etc.—, pero ya uno se acostumbra. Ya yo no pienso en cerrar mis redes sociales por malos comentarios”.

Una realidad ficticia

Casos como el de María Paula Daza llevan a que las personas hagan lo posible por satisfacer los estándares de la sociedad, ya sea cambiando su forma de verse o haciendo uso de filtros y aplicaciones que distorsionan la realidad física de la persona.

En su mayoría, la presión social termina causando consecuencias fatales en el individuo que recibe las burlas y los comentarios negativos.

“Las personas que sufren de cyberbullying pueden tener un impacto emocional fuerte, desde su autoestima hasta problemáticas en las relaciones interpersonales, por lo que las consecuencias pueden ser muy severas”, explicó Olga Hoyos, psicóloga de la Universidad del Norte.

Según la experta, el problema no son los filtros, sino el uso que se les da, ya que estos sirven para “divertir, recrear y dar mayor creatividad”. Para Hoyos, la sensación de ansiedad y de angustia se da porque a las personas les gusta más cómo se ven con el filtro que en la realidad.

Por otro lado, la docente e investigadora en el área social de la psicología María Amarís indica que las personas criticadas están en alto riesgo de padecer de trastornos psicológicos.

“Las pautas que deben seguir es buscar ayuda profesional. También en esos procesos de ayuda pueden empezar a valorar que la belleza está dada por el potencial de cada persona y no solo por lo que físicamente se pueda estar mostrando. Deben usar técnicas de relajamiento, pensar antes de actuar, y tener a alguien de apoyo”.

Para Amarís, también es importante que las redes sociales y los medios de comunicación participen activamente en campañas sobre “la otra mirada de la belleza a nivel social”, ya que con los filtros “se venden nuevos estereotipos”, además que generan una “presión al ser humano” y dan una sensación ficticia de tener lo que la sociedad espera.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • redes sociales
  • filtros
  • fotografías
  • estereotipos
  • mujeres
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.