Sociedad

Los monumentos que cuentan la historia de Barranquilla

La Secretaría de Cultura y Patrimonio de la ciudad indicó que existen 38 esculturas en el espacio público. 20 de ellas serán declaradas Bien de Interés Cultural.

Barranquilla no solo es Carnaval, fiestas y verbenas, también es una ciudad que conserva su patrimonio cultural y que cuenta su historia a través de sus monumentos, los cuales rinden homenajes a diversas figuras o personajes locales, nacionales e internacionales.

Estas esculturas están ubicadas en parques, plazas, avenidas o lugares emblemáticos de la ciudad, logrando que todo aquel que tenga la oportunidad de encontrarse con uno de estos personajes, se transporten a la su historia y origen.

La secretaria de Cultura y Patrimonio de Barranquilla, María Teresa Fernández, explicó que aunque anteriormente a estas esculturas se les conocía con el término monumento, hoy son denominados Bienes de Interés Cultural (BIC) de grupo material.

Entre los bienes que hacen parte del patrimonio cultural mueble en espacio público se encuentran esculturas conmemorativas y artísticas, fuentes, mobiliario urbano, relojes, placas y algunas esculturas religiosas o que recrean hechos de la vida cotidiana.

Indicó, además, que tras un proyecto de inventario de bienes del patrimonio material, la Secretaría de Cultura ha venido adelantando el proceso de identificación, caracterización y valoración de estas esculturas conmemorativas y artísticas, lo cual ha permitido la identificación de un total de 38 en el espacio público.

 

Monumento La Ventana al Mundo, localizada en la rotonda de la Vía 40.

“20 de estas obras se encuentran en proceso de ser declarados como Bien de Interés del ámbito Distrital de acuerdo con lo establecido en el régimen especial de protección establecido en decreto 0758 de 2016”, aseveró la funcionaria.

Algunas de las obras que serán nombradas BIC son: Fundadores de la Aviación, Francisco de Paula Santander, La Bandera, Sagrado Corazón de Jesús, El toque de la cumbia, María Mulata, George Washington y Álvaro José Arroyo ‘El Joe’, entre otras.

La cartera de cultura de la ‘Arenosa’ añadió que en la ciudad existen tres monumentos que son Bien de Interés Cultural de ámbito nacional de acuerdo con la resolución 0395 del 22 de marzo 2006, estás son Cristóbal Colón, Simón Bolívar y La Libertad.

“Las esculturas conmemorativas, en el espacio público, hacen parte del grupo de bienes muebles del patrimonio cultural material. Estos bienes, sean públicos o privados, por encontrarse en el espacio público, dejan en claro que su disfrute es un derecho cultural”, sostuvo Fernández.

La funcionaria aseveró que de acuerdo con el plan de desarrollo 2020-2023 ‘Soy Barranquilla’, a través del proyecto de identificación, prevención y gestión del riesgo del patrimonio material, se contempla la intervención de cinco bienes muebles en el espacio público, como meta en la vigencia de cuatro años.

“El más antiguo es Cristóbal Colón que fue elaborado en 1892, por la colonia Italiana en barranquilla. Estas obras son un testimonio documental de una época, en la cual permite identificar de una comunidad en un territorio que posee una memoria”, añadió.

Adentrarse en la Historia

Ignacio Consuegra, representante de las universidades ante el Consejo Nacional de Patrimonio, ha dedicado los “mejores años” de su vida a conocer la historia de Barranquilla, que se resume en cinco libros que ha escrito sobre los aspectos arquitectónicos e históricos de la ciudad.

El historiador sostuvo que se debe reconocer que en las últimas administraciones se ha reconstruido la historia y que cada una de estas obras cuenta un “pedacito” de los sucesos “más relevantes” de la ‘Puerta de Oro’.

“Cada monumento que está en el espacio público nos está diciendo algo, tiene que haber sido por algo. Estas obras de arte son un museo a cielo abierto donde la gente entiende e interpreta la memoria de su ciudad”, agregó el también representante en el Consejo de Ministros de Cultura.

El experto añadió que el mantenimiento de las esculturas son competencia y potestad de los gobiernos; sin embargo, sostuvo que en ocasiones hay algunas instituciones que apadrinan algunas de estas obras para su sostenimiento, perdurabilidad y embellecimiento.

La escultura a los fundadores de la aviación, ubicado en la carrera 58 entre calles 59 y 64.

“Un ejemplo de esto es el caso del Águila de los Fundadores que está enfrente de la Universidad Simón Bolívar, la cual está apadrinada para su mantenimiento porque eso qué le puede costar a una universidad”, agregó el vicerrector de infraestructura Patrimonial de la Unisimón.

Un equipo periodístico de EL HERALDO recorrió algunas esculturas artísticas de la ciudad, en compañía del arquitecto Ignacio Consuegra, para conocer la historia que cuentan estas obras.

La primera en ser visitada fue el monumento a La Bandera, emplazada el 11 de noviembre de 1931, la cual fue una obra de Aníbal Tobón en honor a la libertad.

La Bandera está ubicada en el Parque 11 de noviembre localizado en la carrera 54 y calle 58 del barrio Antiguo Prado. Este pedestal está conformado por 5 bases de mármol, cuadradas y de distintas dimensiones. Los relieves del pedestal fueron tallados por extracción de material.

Esta escultura es símbolo de la independencia, representa a la Nación entendida como el grupo humano que comparte una misma cultura que el colectivo construye en el territorio que habita y en el que convive bajo las normas del Estado a cargo de mantener el orden, la libertad y la igualdad.

“La bandera está de espalda a la carrera 54 porque los abuelos decían que desde aquí se podía observar el río Magdalena”, recordó el historiador.

el monumento a la Bandera, emplazada en en la carrera 54 y calle 58 del barrio Antiguo Prado.

Otra de las obras visitadas fue la escultura a los Fundadores de la Aviación, ubicada en la carrera 58 entre calles 59 y 64. Fue instalada en 1969.

Uno de sus datos “más” curiosos es que se desconoce el autor de esta obra que conmemora el inicio de la aviación al país y a los pioneros en la aviación colombiana, quienes crearon la Sociedad Colombo-Alemana de Transportes Aéreos (SCADTA), la primera aerolínea en América y a sus socios fundadores, entre ellos a Ernesto Cortissoz su primer presidente cuyo nombre está inscrito en la placa del pedestal.

Consuegra sostiene que la escultura Simón Bolívar es una de más representativas de la ciudad porque está enclavada en el Centro de la ciudad, en el Paseo Bolívar, cuya obra es del escultor Francés Emmanuel Frémiet en el año 1919.

“Esta obra fue regalada por Andrés Obregón Arjona e inicialmente está ubicada en la Plaza de La Paz y luego fue trasladada al Centro. Este es un espacio que simboliza las dos veces que estuvo ‘El Libertador’ en Barranquilla”, indicó.

El monumento guarda relación con la historia de la independencia y la ciudad, como lo refieren dos de las placas del pedestal, que destacan el reconocimiento del Libertador del potencial que tenía la ciudad portuaria y su estadía en la misma, antes de llegar a San Pedro Alejandrino.

Una de las más recordadas esculturas es la del Sagrado Corazón de Jesús, localizada en la calle 80B con carreras 42D y 42E, cuya escultura es hecha en mármol blanco de Carrara de dimensiones considerables (pedestal de 6,40 m y figura de 6,60 metros)

La obra que es conocida coloquialmente como “El Santo Cachón”, tuvo su fecha de emplazamiento en el año 1952. “La gente la conoce de esta manera porque cuenta la historia que aquí venían los hombres a encontrarse con sus amantes”.

Se desconoce el autor de la escultura, pero en los relatos de la memoria de la ciudad y sus monumentos, se registra que fue donada por la señora Josefina Echevarría Díaz Granados. En la búsqueda de genealogías de la familia Echevarría en Barranquilla, tampoco se encontró ninguna referencia.

En la actualidad también hay monumentos que se consideran hijos de la arquitectura moderna, como es el caso de la Ventana al Mundo construido a finales de 2018 para coincidir con los XXIII Juegos Centroamericanos y del Caribe, en los cuales la ciudad fue anfitriona. Está ubicada en una glorieta del corredor industrial de la Circunvalar, cercana a su intersección con la Vía 40 y fue una obra donada por la empresa Tecnoglass.

“Este es el monumento más visitado de la ciudad y que realmente simboliza la cercanía del río con la ciudad”, contó el experto.

Consuegra contempló la idea de que luego de hacer un análisis e investigación, estudia la posibilidad de que a través de la Universidad Simón Bolívar sean donadas placas a las 38 esculturas de la ciudad para que quien la visite conozca parte de su historia y aspectos importantes.

Escultura Sagrado Corazón de Jesús, ubicada en la calle 80B.
Opinión de turistas

Luis Fernando Carmona, turista proveniente de Manizales, visitó la escultura de la Ventana al Mundo, debido a que ha escuchado “maravillas” de esta obra y aseguró que le gustaría conocer otros monumentos para conocer más acerca de la ciudad.

“Ya me tomé la foto y le mandé a todos mis amigos. Deberían hacer más publicidad sobre los monumentos históricos de Barranquilla”, dijo Carmona.

Por su parte, José Nuñez llegó desde Montería hasta la Ventana al Mundo en compañía de su familia para disfrutar de este espacio. “Es una obra que atrae el turismo y deberían impulsar muchas más”.

 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.