El Heraldo
Los comensales madrugaron para degustar de un buen pastel en Pital de Megua. Orlando Amador
Sociedad

El pastel y la arepa condujeron a Pital y Luruaco

Ambos lugares fueron los destinos preferidos de atlanticenses y turistas para disfrutar del Festival del Pastel y la Arepa de Huevo.

Una verdadera fiesta gastronómica convocó a los atlanticenses este domingo para degustar la riqueza culinaria que se asentó en Pital de Megua, Baranoa y Luruaco.

Sazón Atlántico 2022 contagió de sabor a los territorios que desde este viernes encendieron sus fogones para rendir honores al pastel y la arepa de huevo, alimentos embajadores de la cocina Caribe.

Todos los caminos conducían a dos destinos. Mientras algunos se dejaban seducir del olor de un buen pastel en Pital de Megua, otros dirigían sus pasos hacia Luruaco para dejarse conquistar de una arepa de huevo con sello atlanticense.

Con aproximadamente 31 kilómetros de distancia desde Barranquilla, se halla un corregimiento baranoero que hace 30 años congrega a numerosos visitantes para que vivan la degustación de un pastel originario de Pital de Megua.

 

Pital de Megua y Luruaco deleitan con sus festivales gastronómicos

Comensales disfrutaron con la visita gastronómica en el Atlántico. 

Comensales llegaron desde temprano a degustar la riqueza culinaria que se asentó en Luruaco. Orlando Amador
Ciudadanos disfrutaron del Festival. Orlando Amador
Algunos caminaban desde sus casas con sombrillas intentando apaciguar el calor que produjo el inclemente sol. Orlando Amador
Ciudadanos probando la arepa de huevo con sello atlanticense. Orlando Amador
Orlando Amador
Orlando Amador
Orlando Amador
Preparación de la arepa de huevo. Orlando Amador
Orlando Amador
Visitantes deleitándose con las preparaciones. Orlando Amador
Arepa de huevo. Orlando Amador
Orlando Amador
Orlando Amador
Una gran afluencia de carros se preparaban para ingresar a través de una fila que parecía interminable. Orlando Amador
Orlando Amador
Orlando Amador
Orlando Amador
Orlando Amador
Orlando Amador
Orlando Amador
Orlando Amador
Orlando Amador
Todos los caminos conducían a dos destinos.
El camino del sabor

Una gran afluencia de carros se preparaban para ingresar a través de una fila que parecía interminable. Algunos caminaban desde sus casas con sombrillas intentando apaciguar el calor que produjo el inclemente sol y otros se bajaban de sus medios de transporte procedentes de Barranquilla y todo el Departamento.

María Teresa Rojas llegó a las 9:00 a.m. de Barranquilla para conocer la magia que cada edición une a cientos de visitantes alrededor de un pastel. Llegó en compañía de familiares bogotanos que degustaron por primera vez el alimento.

“Le quisimos mostrar toda la riqueza que hay acá y esto se necesita hacer más a menudo, mostrar la belleza de las distintas poblaciones que hay en el Atlántico a través de estos festivales”.

Su tipo favorito es el mixto, compuesto de pollo y cerdo. Esos pasteles eran ofrecidos por Paulina Coba, una de las matronas que integró el Festival y del que hace parte hace 20 años.

Ver a su madre y abuela realizarlos cuando era pequeña, instauró en ella la sazón ideal para conquistar a todo aquel que probara un bocado de sus preparaciones.

“Este Festival es mi vida. Siempre estamos allí porque es una gran ayuda para nosotros y además nos emociona ver como la gente viene y se va con una sonrisa”.

¿Qué es lo que tiene el pastel de Pital que lo hace tan seductor?, ese es el interrogante que surge luego de observar la asistencia masiva que posee.

Para Denilson Miranda, el sabor proveniente de las manos de las matronas que  allí residen es inigualable, sazón que no ha encontrado en ningún otro rincón del Atlántico.

“Yo me la paso recorriendo todo el Departamento y no he podido comerme un pastel como el que me como acá. Es un excelente plan”.

El toque perfecto. Así describe la matrona Luisa Pachecho el secreto de un buen pastel. Sus 27 años de experiencia le han enseñado que en su preparación el ajo es infaltable y en cualquiera de sus experimentos culinarios está presente. 

La reactivación económica y turística del municipio es uno de los factores que más se benefició con la realización del Festival, por lo que para los hacedores representa un respiro a sus bolsillos. De esa manera, Pacheco ha logrado vender más de 300 pasteles desde que inició el evento gastronómico.

“La pandemia nos golpeó demasiado. Hacer este festival significa mucho para nosotras y esperamos que todos los años asista más y más gente. Todos son bienvenidos”.

En Luruaco también se dieron cita este domingo los comensales para disfrutar de una arepa de huevo. Orlando Amador
EL antojo PERFECTO

Una arepa de huevo es el deleite de muchos en un desayuno, aunque para degustarla no hay hora ni día específico. Luruaco es la cuna de este alimento. Cientos de ciudadanos llegan a este territorio para disfrutar las tradiciones de una cocina autóctona.

Claudia Peña quiso calmar sus antojos y se desplazó desde el municipio de Santo Tomás para compartir con su familia las nuevas innovaciones que ofrece la arepa. Desde combinadas con carne, pollo, queso, cerdo, butifarra, chicharrón, entre otros.

“Esto es lo mejor que hay en el Atlántico. En ninguna parte consigues una arepa así y venir a compartir con tus hijos no se compara. Primera vez que pruebo una arepa de huevo con carne y me fascinó”.

Hacia las 2:00 p.m., la matrona Magaly Carillo ya había acabado con seis cartones de huevos, lo que equivale a 180 arepas vendidas, más las que debía seguir cocinando. 

“Esto ha sido todo un espectáculo. Puedo decir que es de los mejores años del Festival. Ayer vendimos más de 300 y hoy vamos en el mismo camino”.

Además de la venta del alimento, también se instauró una mesa pedagógica que enseñaba a los visitantes los pasos para hacer una arepa de huevo, posterior a ello, se cocinaba y la persona que participaba, se le otorgaba una arepa gratis.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.