Sociedad

“Ahora puedo hacer lo que me gusta y no lo que me toca”: Gilberto Santa Rosa

‘El Caballero de la Salsa’ habló con EL HERALDO de su producción ‘Colegas’. También reflexionó sobre el papel que cumple la música en medio de la pandemia.

Con una enorme sonrisa comienza la entrevista por Zoom con Gilberto Santa Rosa. Su set es sobrio, elegante. Hay un fondo negro y dos imágenes: la portada de su nuevo álbum Colegas y otra en la que aparece junto a Tito Nieves, uno de sus “grandes hermanos”.

‘El Caballero de la Salsa’ dice que se está adaptando a esta nueva realidad y aunque extraña los escenarios, siente que con su música tiene una misión más importante en estos momentos, llegar a los hogares de sus seguidores con mensajes positivos. Son 19 canciones escogidas minuciosamente en un recorrido sonoro que pasa por la salsa brava y romántica, los boleros y el Son Montuno. ‘Gilbertito’, como lo llama su círculo más íntimo, se inclinó por esas canciones que tantas pasiones le despiertan y que han grabado sus artistas favoritos. Admite que inicialmente no contempló la idea de hacer un álbum con estos temas, pero que luego de grabarlas a su gusto decidió invitar a grandes amigos para interpretarlas y así pulir una verdadera joya musical.

Como invitados estuvieron artistas de la talla de Tito Nieves, Tito Rojas, Maelo Ruiz, Víctor Manuelle, José Alberto ‘El Canario’, Ismaelito Rivera, Choco Orta, Herman Olivera, entre otros. En una hora y 45 minutos se condensan sus voces con composiciones icónicas de cubanos y puertorriqueños.

En últimas, Santa Rosa se dio gusto en lo que quiso, al punto que sacó sus dotes como percusionista y le dio duro al bongó en canciones como Sonerito. “Estoy en una etapa en la que puedo hacer lo que realmente me gusta y no lo que me toca”.

P.

Armó usted un verdadero ‘dream team’ para esta producción musical, ¿en qué se basó para escoger a cada colega?

R.

Así es, aunque debo confesarte que esto no iba a ser un álbum, sino algo muy íntimo que quería mantener en secreto. Así que empecé a hacer canciones para mi gusto y cuando terminé el repertorio fueron 19 temas, algo extenso, así que decidí que sería enriquecedor hacerlo con mis colegas y empecé a asignarles cada tema a los muchachos de acuerdo a su estilo y algunas experiencias que he vivido junto a ellos. Este trabajo es demasiado especial porque ellos encajaron perfectamente en las canciones que les di y porque me sentí respaldado en todo el sentido de la palabra.

P.

¿Hay alguna anécdota en especial con sus invitados?

R.

Sí, muchas. Por ejemplo yo fui a buscar a Tito Nieves cuando vino al hotel a Puerto Rico, la grabación de él duró media hora, pero nos demoramos como cuatro horas echando cuentos en el estudio, hasta que el técnico nos dijo que nos teníamos que ir porque no lo dejábamos trabajar. En el caso de Maelo Ruiz, a él le tocó una canción muy particular, La fonda de Bienvenido, así que llegó con un menú especial para los que estábamos allí, no pasábamos de cuatro, pero como él es comelón, trajo comida como para 10 [risas]. Hubo canciones que se grabaron y yo se las asignaba, y ellos coincidían en que siempre la habían querido cantar, como por ejemplo con Choco Orta, que quedó feliz por hacer el tema Guateque de Chombo.

P.

¿Quiénes han sido esos colegas que le han dado la mano desde el inicio de su carrera?

R.

Uno de los colegas más cercanos en esta producción es mi querido amigo percusionista Jimmie Morales, con quien llevo más de 40 años trabajando. Pero no puedo dejar de mencionar a grandes cómplices que aparecieron en mi carrera como Mario Ortiz, Frankie Gregory y su Puerto Rico All Stars, José Canalero, Elías Lópes, el maestro Tommy Olivencia, Willie Rosario, Rafael Ithier y su Gran Combo. Gracias a ellos pude tener un taller para estar hoy frente a ti.

P.

Salsa brava, romántica, boleros y Son Montuno cubano, esto parece un recorrido por su trayectoria de más de 40 años...

R.

En realidad lo es, aunque no fue la intención, es simplemente el reflejo de más de cuatro décadas haciendo música, de todo lo que se aprendió y de con quién se aprendió. Es una verdadera fiesta en la que invité a mis compañeros. Este disco está basado en la admiración mía por la música, la gente que invité es porque los admiro mucho, con algunos de ellos ya había trabajado y con otros no. Para mi sorpresa y beneplácito me encontré con que ellos también querían trabajar a mi lado.

P.

Háblenos sobre el repertorio escogido para esta producción...

R.

Yo tenía un nudo en la garganta hace rato y moría por cantar cada una de esas canciones, pero no encontraba cómo, aunque realmente estoy en una época en la que me puedo dar mis gustos musicales y por eso me la jugué a grabar lo que verdaderamente me gusta. Cuando por fin ya entro a definir cada tema, me gustó mucho que La familia fuera nuestra punta de lanza, porque creo que define a la perfección el carácter de este álbum; qué mejor canción que La familia al lado de Tito Nieves, que para mí es como mi hermano. Realmente lo considero parte de mi familia, su simpatía aporta mucho al tema y logramos una versión muy bonita que la hace de mis preferidas.

P.

¿Este es un trabajo que pinta para Grammy, contempla ponerlo a concursar?

R.

Te agradezco por ese halago y es algo que me gustaría que pasara y te voy a decir el porqué. Sería una manera de reconocer tanto talento que participó en esta producción, y en lo personal sería un bálsamo por todo lo que estamos viviendo, esperemos a ver qué pasa en los Grammy.

P.

Se dio gusto tocando el bongó, háblenos de ese talento en la percusión...

R.

Sí, grabé unas cuantas piezas acompañando a unos de mis colegas como Ismaelito Rivera, a Michelle Brava y también en el caso del tema Sonerito suena tu bongó, que soy yo haciendo voces y dándole duro a la percusión. Así que me di una oportunidad de sacarme eso del espíritu y de verdad que disfruté mucho.

P.

¿Qué es lo que más recuerda a nivel musical y personal de Tommy Olivencia?

R.

Sin duda alguna se me viene a la mente una época muy bonita porque yo empecé a cantar en su orquesta a los 15 años, entonces era como entrar a las Grandes Ligas, porque era mi primera gran orquesta. Ya yo había pasado por la banda de Mario Ortiz, sólo en sesiones de grabación, mas no en la calle, así que entrar a la Primerísima de Tommy Olivencia me dio mucha cancha, aprendí demasiado del manejo del público y a escoger el personal para mi orquesta. Olivencia tenía un buen ojo y un buen oído para escoger su personal. Si analizas cada década, encuentras un sonido sólido. En el plano personal quería mucho a Tommy porque fue muy querido con mis padres, les hacía muchas bromas y eso siempre lo llevé en mi corazón. Cuando llegó el tiempo de separarme de la orquesta no fue un tipo egoísta, ni trató de hacerme daño, lo entendió perfectamente y tuvo mucho éxito, porque después de mi entró Frankie Ruiz.

P.

¿Qué es lo que más recuerda a nivel musical y personal de Willie Rosario?

R.

Fue mi escuela de la disciplina, de la seriedad, del respeto al público y al músico. Willie es un tipo con una organización absoluta, por eso a sus 96 años se mantiene activo. Él me enseñó a darle dignidad a nuestro arte, podíamos tocar cuatro bailes los fines de semana y hacerlo de maravilla, pero sagradamente había que ir a los ensayos entre semana, eso era sagrado.

Willie es una persona que dentro de su orquesta es muy serio, pero ya cuando tratas con él por fuera de los escenarios te das cuenta de que tiene un sentido del humor muy agudo, es un tipo muy simpático.

Cuando tenía alguna dificultad no se hacía el de la vista gorda, por el contrario se te acercaba y te decía cómo podía ayudarte, por eso lo aprecio mucho y fue en su orquesta donde me gradué como cantante.

P.

¿Le quedó algún colega por fuera de esta producción con el que quería grabar?

R.

Muchos, yo soy un admirador de la música, jamás he dejado de ser fanático, me disfruto mucho mi rol como cantante, pero sigo pendiente de rebuscar en los álbumes de los demás verdaderas piezas de colección. Yo voy a Colombia, a Panamá o Venezuela y me encuentro a muchachos con mucho talento y de inmediato comienzo a buscarlos en las plataformas digitales y me pego a su música. Es más, te voy a lanzar una primicia, en estos días estuve pensando en hacer una especie de serie musical porque son muchos colegas con los que quiero seguir grabando, porque se me quedaron muchos por fuera.

P.

¿Qué características debe tener una persona para que usted la pueda considerar su amigo?

R.

Debe ser una persona honesta, que tenga una visión clara de la vida y mucho respeto por los demás. En el plano musical me causa afinidad el timbre de voz, su capacidad de interpretación, su fuerza y originalidad.

P.

¿En este tiempo de pandemia siente que la música ha servido como refugio?

R.

 La música ahora se convirtió en un artículo de primera necesidad, pasó de ser un elemento de entretenimiento a uno terapéutico, porque la gente se ha refugiado en canciones de diferentes estilos y le da un poco de tranquilidad y esperanza en este momento de tanta incertidumbre. Creo que el mundo va a ser diferente de ahora en adelante y la música también, eso nos invita a los artistas a ser más creativos y pensar bien qué mensaje queremos llevar hasta los hogares de las personas del mundo.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.