El Heraldo
Opinión

La sexología es incomodad

Mientras la sexología y la sexualidad sigan siendo un tema casi tabú, aún en las Facultades de Medicina y de Psicología, esta actividad profesional tendrá muchas dificultades. Hoy, con muy pocas excepciones, como la Universidad de la Costa y la Universidad de Cartagena, no existen cursos regulares de sexología en las instituciones de educación superior de nuestro medio.

La sexología es una ciencia y una profesión incómoda. No solo hay que cuidar lo que uno va a decir en un artículo, conferencia o conversación con un paciente, o con un alumno, sino también cuáles palabras va a utilizar para que no se incomode al otro, pero que al mismo tiempo las entienda claramente.

Eso no ocurre en las otras áreas de la ciencia, como la Medicina o la Psicología. En estas disciplinas a las cosas se las llama por su nombre, solo en la sexualidad los órganos genitales o las prácticas que se viven se conocen mediante nombres coloquiales. A ninguna otra parte del cuerpo, que no esté relacionada con la sexualidad, se la llama por un nombre sustituto. A la oreja se le llama oreja y a la mano se le llama mano. Igual a las actividades de comer, conversar, etc. Pero al pene, a los testículos, el clítoris y a la vulva, pocas veces se los denomina con el nombre respectivo, tampoco se habla normalmente utilizando la palabra coito.

La dificultad para llamar a las cosas por su nombre en la sexología muestra lo incómodo que se hace trabajar en la disciplina, si el sexólogo no está bien formado.

No ocurre así con la formación y el entrenamiento de un cardiólogo, de un pediatra, de un arquitecto o de un administrador de empresas. El sexólogo requiere un entrenamiento especial para poder dirigirse al paciente, o alumno, sin herir su susceptibilidad. Hacer que el otro no se sienta ofendido ni avergonzado por un lenguaje muy directo y, al mismo tiempo, usar un lenguaje que se pueda entender, pues generalmente los consultantes no están acostumbrados a usar palabras técnicas o los nombres correctos de sus genitales y acciones sexuales (a veces, ni siquiera los conocen).

Mientras la sexología y la sexualidad sigan siendo un tema casi tabú, aún en las Facultades de Medicina y de Psicología, esta actividad profesional tendrá muchas dificultades. Hoy, con muy pocas excepciones, como la Universidad de la Costa y la Universidad de Cartagena, no existen cursos regulares de sexología en las instituciones de educación superior de nuestro medio.

El machismo imperante en nuestra cultura es una causa importante de la ausencia de la sexología en nuestro entorno universitario, dado que la investigación sexológica deja sin fundamentos varios de los preceptos importantes de la visión machista de la sexualidad y de la pareja humana.

Las intervenciones sexológicas, tanto a nivel psicosocial como terapéutico, son cada vez más urgentes en nuestro medio. Las noticias de abusos sexuales recientes en los medios de transporte público vienen a completar las falencias de nuestra formación en el área sexual que se manifiestan con los altos índices de contagios de infecciones de trasmisión sexual, la alta incidencia de embarazos no planeados en adolescentes, los procesos de divorcios que aumentan cada día y la frecuencia cada vez más alta de la disfunción eréctil, la eyaculación precoz, la resequedad vaginal y la disfunción orgásmica.

www.drjmgonzalez.com

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Indalecio Dangond

2022, un año turbulento

Se metió diciembre, el último mes de un año marcado por muchas turbulencias en lo político y económico.

En lo político, el balance es bastante decepcionante. Después de tantos escándalos de corrupción en la clase política del p

Leer
El Heraldo
Iván Cancino G.

Sorpresas en Qatar

Aunque mucho se criticó que el mundial de este año fuera en Qatar por sus límites en libertades para algunos miembros de la población, no obstante, este ha sido un encuentro futbolístico fuera de lo normal y para nada negativo.

Fue

Leer
El Heraldo
Hernán Baquero Bracho

“Monche” Dávila

El génesis del administrador de empresas de la Universidad del Norte – de las primeras promociones y facultad insigne de los brillantes empresarios barranquilleros – y gerente general de la exitosa empresa Gases del Caribe, Ramón Dávila Mar

Leer
El Heraldo
Enrique Dávila

Frío, batalla, bluyines

Leí en un diario: “Clima en Kiev: habrá un frío infernal con temperaturas por debajo de cero grados”. ¿Si es frío puede ser infernal? Blas Carrillo, B/quilla

Puede serlo. Esta es una de esas frases que aparen

Leer
Ver más Columnas de Opinión
El Heraldo
Tomada de Freepik
Sociedad

¿Tendría relaciones sexuales en sitios públicos? Conozca qué es el dogging

Esta se ha convertido en una de las prácticas que más ha cogido fuerza en España y varios países europeos.

Hace varias décadas hablar de sexo era considerado un tabú o no era bien visto por la sociedad. Con el pasar de los años, este ha tendido a normalizarse y hoy en día es común hablar de tríos, orgías e incluso consumir contenido para adultos.

Entre las diversas prácticas que involucran el acto sexual, una de las que se hizo popular en los años setenta fue el ‘dogging’.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
El Heraldo
Mundo

En Suiza hombre se cambió de género para pensionarse más rápido

El trámite solo duró cuatro días y luego pudo disfrutar de su jubilación al instante.

Uno de los momentos más anhelados de cualquier trabajador es poder jubilarse y disfrutar de esa pensión que tanto cuesta 'cosechar'. Sin embargo, existen casos en el que las personas hacen hasta lo imposible por obtenerla mucho antes.

Un curioso caso se registró en Suiza donde un sujeto burló las leyes para modificar el género en su documento de identificación, cambiándose al sexo femenino con el fin de poder recibir su pensión antes de tiempo.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
El Heraldo
Opinión

Mujeres, amor, sexo y libertades

Bienvenidas las mujeres valientes, resilientes y revolucionarias, aquellas que se atreven a amar con libertad, que no se condenan a las normas verticales que tanto daño le han hecho al tejido social y que se encuentran en sinergias sororas que las protegen y a la vez les permiten generar transformación.  

Desde antes de nacer estamos condenadas a estereotipos de género, nos condicionan a pensarnos y que nos perciban débiles, dependientes, perfectas y poco reales, y como generadora de conductas que son sospechosas replicar “Deje de llorar como una nena” y un sinnúmero de prejuicios que alejan a las mujeres de realidades libertarias, eróticas y del amor propio.

Esta columna la hago inspirada en historias que por estos días de estadía en el caribe colombiano he escuchado, historias de mujeres que apegadas a su imaginario de “amor romántico” padecen relaciones dañinas que las perpetúan en el sufrimiento ante la espera de un final feliz, cual telenovela libreteada y eso lastima porque es necesario que se agiten las recetas y las mujeres vivan plenas y felices.

De este modo, la esperanza está en el movimiento mundial que dinamiza imaginarios sociales invitando a deslimitar la libertad de todos los géneros; mujeres es momento de reaccionar, regálense mucho amor, abracen, besen, canten, bailen, hagan de la moda un acto político y trasgresor que estremezca los esquemas culturales machistas y discriminatorios.

Bienvenidas las mujeres valientes, resilientes y revolucionarias, aquellas que se atreven a amar con libertad, que no se condenan a las normas verticales que tanto daño le han hecho al tejido social y que se encuentran en sinergias sororas que las protegen y a la vez les permiten generar transformación.

No es un dato irrelevante que en el primer mes del año haya reportes de mujeres asesinadas, es una tragedia, pandemia y una realidad perversa a la cual, debemos hacerle frente y activar todas las estrategias para cambiarla.

Es triste que habitemos un mundo de paradojas, en las cuales, los discursos protectores hacia las mujeres sean banderas discursivas de campañas políticas, pero que ellas vivan con miedo y alejadas de un contexto garante de sus derechos.

El mundo machista, sexista y caótico debe comprender que las mujeres somos sujetas de derechos, seres sexuales y eróticas con libertad para masturbarse, explorar el mundo, enamorase, conquistar, viajar y todo lo que considere para su felicidad, sin vivir con la zozobra de ser asesinadas o violentadas, es momento de habitar un mundo, una sociedad más humana que respete las diferencias y que no considere que puede establecer un manual de conducta en el cual, se ordene que las mujeres debemos ser perfectas y no reales, coquetas y heteronormativas, dependientes de una figura masculina de seudopoder o cosificada como objeto de atracción política o publicitaria.

Las mujeres quieren ser libres, felices y romper el mundo de paradigmas que limitan su ser, ya basta de que la sociedad diga que puede o no hacer una mujer, es momento de las mujeres amorosas (sin romanticismos tóxicos), sexuales, rebeldes, unidas, imbatibles y viajeras del mundo. Ni una más violentada o asesinada, ni una menos con nosotras, es tiempo de  que no falte ninguna.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Indalecio Dangond

2022, un año turbulento

Se metió diciembre, el último mes de un año marcado por muchas turbulencias en lo político y económico.

En lo político, el balance es bastante decepcionante. Después de tantos escándalos de corrupción en la clase política del p

Leer
El Heraldo
Iván Cancino G.

Sorpresas en Qatar

Aunque mucho se criticó que el mundial de este año fuera en Qatar por sus límites en libertades para algunos miembros de la población, no obstante, este ha sido un encuentro futbolístico fuera de lo normal y para nada negativo.

Fue

Leer
El Heraldo
Hernán Baquero Bracho

“Monche” Dávila

El génesis del administrador de empresas de la Universidad del Norte – de las primeras promociones y facultad insigne de los brillantes empresarios barranquilleros – y gerente general de la exitosa empresa Gases del Caribe, Ramón Dávila Mar

Leer
El Heraldo
Enrique Dávila

Frío, batalla, bluyines

Leí en un diario: “Clima en Kiev: habrá un frío infernal con temperaturas por debajo de cero grados”. ¿Si es frío puede ser infernal? Blas Carrillo, B/quilla

Puede serlo. Esta es una de esas frases que aparen

Leer
Ver más Columnas de Opinión
El Heraldo
Opinión

Ni sexo ni comunismo

Un mensaje emitido esta semana por un colegio de Bogotá que asegura que allí «no se aprende sobre sexo, ideología de género o activismo LGBT», ni tampoco sobre «comunismo, izquierdismo o socialismo», es un claro signo de oscurantismo en un tiempo que debiera ser, como es apenas obvio, más avanzado que el del bien llamado Siglo de las Luces. 

Como si fuera ayer, recuerdo ahora esa clase de quinto grado de primaria en la que aprendí mucho más que el mero origen de la creación. «Ella tiene su vulva, y él, su pene», decía la profesora de Religión de forma enérgica, refiriéndose a cómo Dios había dispuesto las cosas en el mundo… hombre, mujer, naturaleza, sexo e identidad. Sin ser tan consciente de ello a mis escasos diez años, ese día entendí que el dogma y la moral no se pueden desconectar de la materia, que no existe alma sin cuerpo, que hay que llamar a cada cosa por su nombre, y que para comprender la religión hay que ver más allá de los libros sagrados. 

Un mensaje emitido esta semana por un colegio de Bogotá que asegura que allí «no se aprende sobre sexo, ideología de género o activismo LGBT», ni tampoco sobre «comunismo, izquierdismo o socialismo», es un claro signo de oscurantismo en un tiempo que debiera ser, como es apenas obvio, más avanzado que el del bien llamado Siglo de las Luces. En esa pieza gráfica, la institución con nombre de santo asegura que sus profesores solo deben enseñar «matemáticas, español, historia, ciencias, biología, filosofía y artes», entre otras materias, presumo, “inofensivas”. 

Me pregunto cómo se hace para enseñar disciplinas como la filosofía o la sociología omitiendo la existencia de ciertas corrientes políticas y filosóficas; cómo los niños y jóvenes aprenden de biología sin hablar de sexo; cómo conocen la historia de la humanidad desestimando corrientes o movimientos sociales; cómo reciben clases de arte esquivando la desnudez y el erotismo presentes en obras como las de Picasso… o cómo desarrollan la libre personalidad y el respeto por las diferencias en una institución educativa que limita la enseñanza solo a aquello que desde la moral egoísta de la fe católica se entiende como “bueno”. 

La educación es un fenómeno social fundamental, así la entendió el sociólogo E. Durkheim, en tanto que la sociedad «tiende a modelar al niño a su imagen». Sea formal o informal la educación que los niños y jóvenes reciban, esta debe permitir y promover el pensamiento crítico, desde una perspectiva en la que no solo seamos lo que vemos, sino también lo que pensamos sobre ello. Y esa dinámica implica que al final todos lleguemos a ser el resultado de nuestra propia visión del mundo.          

No se forman ciudadanos integrales ni globales cuando se esconde parte de la realidad. No es posible que todavía existan escuelas que, amparadas en la Biblia, los preceptos morales o cualquier otra arandela que se interponga al ser humano y a sus libertades y derechos fundamentales, minen la esencia de una auténtica educación holística que incluya a todo y a todos los que hacemos parte de esta patria universal llamada Tierra. Porque nada ni nadie llega a la excelencia a partir de principios selectivos. Porque no hay pedagogía cuando todo se resume a ocultar para educar. 

@cataredacta

 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Indalecio Dangond

2022, un año turbulento

Se metió diciembre, el último mes de un año marcado por muchas turbulencias en lo político y económico.

En lo político, el balance es bastante decepcionante. Después de tantos escándalos de corrupción en la clase política del p

Leer
El Heraldo
Iván Cancino G.

Sorpresas en Qatar

Aunque mucho se criticó que el mundial de este año fuera en Qatar por sus límites en libertades para algunos miembros de la población, no obstante, este ha sido un encuentro futbolístico fuera de lo normal y para nada negativo.

Fue

Leer
El Heraldo
Hernán Baquero Bracho

“Monche” Dávila

El génesis del administrador de empresas de la Universidad del Norte – de las primeras promociones y facultad insigne de los brillantes empresarios barranquilleros – y gerente general de la exitosa empresa Gases del Caribe, Ramón Dávila Mar

Leer
El Heraldo
Enrique Dávila

Frío, batalla, bluyines

Leí en un diario: “Clima en Kiev: habrá un frío infernal con temperaturas por debajo de cero grados”. ¿Si es frío puede ser infernal? Blas Carrillo, B/quilla

Puede serlo. Esta es una de esas frases que aparen

Leer
Ver más Columnas de Opinión
El Heraldo
Revista Miércoles

La infidelidad en la mujer

En general las mujeres no suelen tener aventuras fugaces, pero en el caso de que esto ocurra tienden a ocultarlo porque tienen temor de ser señaladas o juzgadas por sus conductas, con mucho más rigor que los varones. En general para las mujeres un 'affaire' aparece como el corolario de una larga relación de pareja insatisfactoria.

Habitualmente se cree que las mujeres son más fieles que los hombres, si bien esto está cambiando y en sociedades urbanas occidentales se nota que los porcentajes se tienden a emparejar, todavía los niveles de engaños e infidelidades son menores en las mujeres.

Las mujeres habitualmente desde los valores sociales tradicionales, sólo pueden disfrutar de su sexualidad dentro de una relación de pareja monógama, por lo que las infidelidades son mal vistas.

Las mujeres tampoco cuentan con facilidades a nivel social para tener sexo rápido o anónimo como los varones, tales como prostíbulos, saunas, etc., esto es así obviamente porque tampoco hay una gran demanda, lo mismo ocurre con la pornografía, si bien cada vez más mujeres la consumen, todavía los varones siguen siendo los principales clientes de este tipo de productos y servicios.

En general las mujeres no suelen tener aventuras fugaces, pero en el caso de que esto ocurra tienden a ocultarlo porque tienen temor de ser señaladas o juzgadas por sus conductas, con mucho más rigor que los varones.

Para las mujeres que son infieles la principal justificación suele ser el amor y mucho más lejos aparece el sexo, en cambio en los varones ocurre a la inversa. Las mujeres suelen buscar en una relación extramatrimonial amor, contención y cariño y raramente una aventura pasajera. Habitualmente cuando en la pareja ha habido engaños, si la mujer se ha enamorado de otro hombre es probable que quiera terminar con su marido, en cambio los varones incluso enamorados tienden a perpetuar ambas relaciones y son más reacios a terminar con su matrimonio.

Parece ser que la mujer tiene mayores dificultades de compartir su amor con dos personas, en cambio a los varones esto les resulta algo más fácil. A las mujeres en general les afecta más que sus maridos se enamoren de otra, en cambio los varones se sienten más traicionados si su pareja tiene sexo con otro.

En general para las mujeres un affaire aparece como el corolario de una larga relación de pareja insatisfactoria.

Antiguamente la mujer tradicional era muy dependiente del varón, no se preocupaba por su autoestima y en general su opinión no era tan tenida en cuenta, por eso solía aceptar cualquier condición y muchas veces toleraba en silencio incontables infidelidades de su marido.

En la mayoría de las sociedades occidentales y en particular en las grandes ciudades los porcentajes de varones y mujeres infieles tienden a equipararse, aunque todavía los hombres lleven la delantera.

Esto se explica por varias razones, la mujer ya no tiene un rol pasivo en su vida, además está más dispuesta a buscar otros caminos cuando encuentra dificultades en su pareja.

Las edades en donde la infidelidad se da con mayor frecuencia en las mujeres es un poco más elevada que en el hombre, entre los 35 y 50 años.

Respecto del perdón, habitualmente las mujeres con más facilidad vuelven a creer en los varones si estos se arrepienten realmente, en cambio a los varones les cuesta más si ellas los engañaron.

En general cuando salió a la luz la infidelidad en una pareja, es más fácil superarla si fue llevada a cabo por el varón que si la protagonista fue la mujer.

www.miterapiadepareja.com

 

 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Indalecio Dangond

2022, un año turbulento

Se metió diciembre, el último mes de un año marcado por muchas turbulencias en lo político y económico.

En lo político, el balance es bastante decepcionante. Después de tantos escándalos de corrupción en la clase política del p

Leer
El Heraldo
Iván Cancino G.

Sorpresas en Qatar

Aunque mucho se criticó que el mundial de este año fuera en Qatar por sus límites en libertades para algunos miembros de la población, no obstante, este ha sido un encuentro futbolístico fuera de lo normal y para nada negativo.

Fue

Leer
El Heraldo
Hernán Baquero Bracho

“Monche” Dávila

El génesis del administrador de empresas de la Universidad del Norte – de las primeras promociones y facultad insigne de los brillantes empresarios barranquilleros – y gerente general de la exitosa empresa Gases del Caribe, Ramón Dávila Mar

Leer
El Heraldo
Enrique Dávila

Frío, batalla, bluyines

Leí en un diario: “Clima en Kiev: habrá un frío infernal con temperaturas por debajo de cero grados”. ¿Si es frío puede ser infernal? Blas Carrillo, B/quilla

Puede serlo. Esta es una de esas frases que aparen

Leer
Ver más Columnas de Opinión
El Heraldo
Muchas de las relaciones recientes se terminaron. 123RF
Salud

El 64% de las personas pusieron fin a su relación en pandemia

Así lo reveló un estudio ordenado por Profamilia.

La pandemia del coronavirus además de causar grandes estragos en el sector salud o financiero, también ha afectado las relaciones sentimentales de los colombianos. Así lo reveló un estudio ordenado por Profamilia y desarrollado por la Universidad de Gante (Bélgica) y el London School of Hygiene and Tropical Medicine.

Lea aquí: Facebook informará a cada usuario sobre dónde recibir la vacuna de covid-19

Según la investigación el 64% de las personas que estaban en una relación tres meses antes de la pandemia terminaron su relación durante la cuarentena y señalaron que esta ruptura estuvo ligada con la situación de salud pública. “Las relaciones familiares afectivas pasaron de extensivas a intensivas y cuando se comparte menos tiempo sucede que se puede liberar tensiones y cuando se comparte más intensivamente, pues hay más roses así sea por cuestiones simples”, manifestó Paulo Daniel Acero, del Colegio de Psicología.

También disminuyó el sexo

La encuesta mostró un dato aún más revelador: la disminución de relaciones sexuales en un 30%.

Lea también: Coronavirus al acecho: ¿cómo esquivarlo en espacios interiores?

“Tuvo que ver con la pérdida de espacios de intimidad, más personas circulando en menos área y eso hace que no se pueda tener las expresiones de afecto de manera libre, es decir que las parejas buscan espacios de escape que con la pandemia sí vieron reducidos y por eso tal vez un número mayor de conflictos”, explicó Acero.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
El Heraldo
Colombia

‘Uber Sex’, la nueva modalidad para tener sexo en aplicaciones de transporte

En Bucaramanga, taxistas reprochan a conductores que ofrecen servicios sexuales para los viajes.

No solo llevan a los pasajeros, sino que tienen relaciones sexuales con ellos dentro del vehículo. Esta nueva modalidad se está presentando en la capital santandereana y se supo gracias a videos donde se ven a las personas teniendo esta práctica en los automóviles.

Una nueva modalidad de prostitución estaría funcionando en la ciudad de Bucaramanga luego de que taxistas de la capital santandereana dieran a conocer videos de conductores de automóviles teniendo sexo con otros ciudadanos, al interior de los vehículos.

Uber Sex o Car Sex es la nueva forma de prostitución que se presenta en aplicaciones de transporte privadas donde el usuario ofrece al conductor una tarifa para hacerse a sus servicios de movilidad, pero que solo debe pagarse con relaciones sexuales, según el NotiCentro1 CM&.

La controversia se presentó luego de que un video se volviera viral donde se ve a una pareja teniendo relaciones sexo en la Avenida La Rosita de Bucaramanga dentro de un carro. Wilson Sáenz, veedor del gremio de taxistas bumangueses habló al respecto para el NotiCentro1 CM&.

“Ellos mismos publican en estos vehículos lo que se atreven a hacer. En estos días vimos un video que está rodando por las redes sociales donde desafortunadamente en la Avenida La Rosita están teniendo relaciones. O sea, ya tenemos la desfachatez de tener moteles ‘rodando’ en la ciudad de Bucaramanga”, expresó.

También, los servicios estarían siendo utilizados para el consumo de drogas al interior de los carros.

Con pantallazos de lo que pareciera ser  la aplicación InDriver, en la que usuarios y socios conductores regularmente regatean la tarifa más conveniente para ambas partes en un viaje, el gremio de taxistas de la Ciudad Bonita dio a conocer precios de servicios sexuales ofrecidos por usuarios al interior de la plataforma digital.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
El Heraldo
Cesar

Capturan a tres policías por corrupción en la URI de Valledupar

La investigación es sobre los delitos de concierto para delinquir, concusión, cohecho propio, constreñimiento a la prostitución y tortura.

La Fiscalía General de la Nación capturó en Valledupar a tres uniformados de la Policía Nacional adscritos al comando Cesar, por su presunta responsabilidad en hechos de corrupción al interior de la Unidad de Reacción Inmediata, URI, del barrio Dangond de la capital del Cesar.

Tras la investigación de la Fiscalía 12 seccional fueron privados de la libertad Sergio Antonio Mendoza Chiquillo, Ellevis Luis Alarcón Riviera y Edwin Calderón Vargas, todos con el grado de agentes.

La investigación, con periodo de enero a noviembre del 2020, es sobre los delitos de concierto para delinquir, concusión, cohecho propio, constreñimiento a la prostitución y tortura.

El expediente de la Fiscalía revela que, supuestamente, los agentes acordaron la exigencia de dinero a los privados de la libertad en la URI a cambio de lograr comodidad en el lugar, sexo entre los mismos internos y externos, con hombres y mujeres. Cuando se trataba de externos, según el ente acusador, los ingresos eran bajo una trama de camuflaje de abogados o reclusos.

Los policías capturados también serían los responsables del ingreso de celulares y licor para realizar parrandas en la sala de audiencia de la URI.

Sin embargo uno de los casos más graves, según la investigación, es cuando, presuntamente a cambio de $300.000, el custodio Sergio Antonio Mendoza Chiquillo, remitió hasta una celda a un capturado para que lo torturaran.

 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
El Heraldo
Opinión

2021 razones para seguir: resiliencia y valentía

Todos y todas contra las pandemias sociales que nos instalan en la involución y a tejer esfuerzos a favor de la transformación social.

El 2020 se anunció a lo largo y ancho del planeta como el año de las grandes cosas – incluso se hacían metáforas – con la visión perfecta, 2020. De manera abrupta nos invadió la pandemia (Covid) que de forma silenciosa y rápida ataca traicioneramente, para lo cual no nos prepararon y nos tomó en muchos casos despistados entre tantas ocupaciones y trajines propios de la era de la productividad /competitividad.

Inevitablemente la humanidad fue sometida a una confrontación con su capacidad preventiva y sobre todo con los poderes humanos del ser, que hemos ido perdiendo por despistarnos en una maratón capitalista que nos exige lograr un estatus; esos poderes humanos a los que hago referencia son el amor propio, la fe, la esperanza, la empatía, el amor, la espiritualidad, el autocuidado, entre otros.

En el 2020 se han despedido a grandes seres humanos, familiares, amigos, gente en general; la muerte se paseó por los países sin tener límite alguno, ni por raza o sexo, cultura o posición social. Esto lleva a reflexionar sobre lo fundamental y las transformaciones que debemos asumir.

De lo insólito al dolor

Si la muerte y el miedo a contagiarse invadió la vida de todos y todas, naturalmente generan afectaciones de salud mental y emocional; resulta insólito o paradójico que se hayan incrementado las violencias contra las niñas y las mujeres, el tiempo de cuarentena disparó las acciones machistas de poder vertical que somete a quienes parecen más débiles.

Estas situaciones llevan a analizar que si el dolor generado por una pandemia es fuerte, se intensifica cuando se desvisten otras pandemias sociales que se acostumbran a naturalizar, por ello estas letras se titulan 2021 razones para seguir, porque ante panoramas adversos estamos llamados y llamadas a ser resilientes y transformadores.

2021 razones para seguir

En medio de las adversidades que no se niegan, sino que se hacen conscientes para transformarlas por mejores escenarios, es importante afirmar que el 2020 también nos dejó buenas noticias como historias de mujeres que iniciaron emprendimientos sociales, cambios en el panorama político mundial y acceso de mujeres y jóvenes a cargos de poder, miles de relatos de comunidades que a pesar de todas las dificultades han reinventado sus vidas. Aunque resulte difícil borrar el dolor y decir que todo está bien, hago una invitación a activar la esperanza y los pensamientos que decreten lo mejor, porque el 2021 tendrá oportunidades para reescribir historias, sanar heridas y seguir creyendo y creando.

Hay un punto de partida: es el retorno hacia nuestro ser. Que el caos pandémico se convierta en un generador de real evolución de nuestro ser y para terminar afirmo que la empatía no puede ser una categoría efímera, sino acciones cotidianas que desde lo individual y colectivo tejan nuevas realidades, que nada nos impida volver a soñar, seguir creando y transformando.

Todos y todas contra las pandemias sociales que nos instalan en la involución y a tejer esfuerzos a favor de la transformación social. Tenemos 2021 razones para seguir, aunque a veces el espíritu se sienta agotado. Este 2020 tuvimos todo el aprendizaje necesario para ser una mejor humanidad. Al fin y al cabo, “la vida no se hace más fácil o más indulgente, nosotros nos hacemos más fuertes y resilientes”: Steve Maraboli.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Indalecio Dangond

2022, un año turbulento

Se metió diciembre, el último mes de un año marcado por muchas turbulencias en lo político y económico.

En lo político, el balance es bastante decepcionante. Después de tantos escándalos de corrupción en la clase política del p

Leer
El Heraldo
Iván Cancino G.

Sorpresas en Qatar

Aunque mucho se criticó que el mundial de este año fuera en Qatar por sus límites en libertades para algunos miembros de la población, no obstante, este ha sido un encuentro futbolístico fuera de lo normal y para nada negativo.

Fue

Leer
El Heraldo
Hernán Baquero Bracho

“Monche” Dávila

El génesis del administrador de empresas de la Universidad del Norte – de las primeras promociones y facultad insigne de los brillantes empresarios barranquilleros – y gerente general de la exitosa empresa Gases del Caribe, Ramón Dávila Mar

Leer
El Heraldo
Enrique Dávila

Frío, batalla, bluyines

Leí en un diario: “Clima en Kiev: habrá un frío infernal con temperaturas por debajo de cero grados”. ¿Si es frío puede ser infernal? Blas Carrillo, B/quilla

Puede serlo. Esta es una de esas frases que aparen

Leer
Ver más Columnas de Opinión

Páginas

DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.