El Heraldo
A través de bases de datos de perfiles se puede encontrar un ancestro común y empezar la búsqueda. Shutterstock
Salud

La ‘amenaza’ para la identidad de los donantes de esperma

A través de la web los donantes se pueden identificar indirectamente por su proximidad genética con alguien que se haya realizado una prueba de ADN. 

A Ryan Kramer le bastó un poco de saliva y nueve días de investigación genealógica para descubrir la identidad de su padre biológico, a pesar de que ese hombre nunca se había hecho una prueba de ADN y pensaba que nunca iba a ser ubicado. 

Fue en 2005, cuando comenzaban a aparecer los sitios de análisis de ADN. Ryan tenía 15 años. 

Trece años después, el auge de las pruebas particulares de ADN en Estados Unidos permite que las personas nacidas de donaciones anónimas de gametos u ovocitos identifiquen a su “donante” en la mayoría de los casos. 

“Hay que ser ingenuo para creer que una persona que dona esperma u óvulos puede permanecer en el anonimato en Estados Unidos”, dice a la AFP CeCe Moore, una pionera en genealogía genética y creadora de la página de Facebook DNADetectives. 

“La divulgación ocurrirá, es una consecuencia inevitable”, dijo a la AFP Peter Schlegel, presidente de la Sociedad Estadounidense de Medicina Reproductiva. Para este experto, dentro de cinco años esto será parte de la “conversación estándar” con donantes o candidatas para la procreación médicamente asistida (PMA). 

Los donantes se identifican indirectamente, por su proximidad genética a un primo lejano que se hizo una prueba de ADN. Con al menos 10 millones de personas analizadas en Estados Unidos, el simple juego de probabilidades significa que casi toda la población está asociada con uno de los perfiles registrados. 

El sitio que vendió su kit de ADN a Ryan calculó que dos hombres, en su base de perfiles, tenían con él un ancestro común en el siglo XVII. 

Suponiendo que el donante tendría el mismo apellido poco común que estos dos desconocidos, Ryan y su madre soltera, Wendy, consultaron entonces el registro estatal de Los Ángeles en la fecha de nacimiento del donante, el único dato biográfico que dio el banco de esperma. Bingo: un solo hombre tenía el apellido extraño. 

Al ser contactado, le dijo a Ryan que estaba “encantado de ser (su) padre genético”. Ahora están en contacto regular. 

“Él fue el primero en encontrar su donante por el ADN”, dice Wendy Kramer, cuyo sitio web Donor Sibling Registry, creado en 2003 y que vincula a hijos y donantes, ahora cuenta con 60.000 miembros. 

Seguir la pista

 Los cuatro sitios de Internet que ofrecen un servicio de pruebas y de coincidencia de ADN tienen actualmente tantos perfiles que es raro no encontrar al menos un primo lejano allí. 

A partir de este primo, las herramientas de investigación genealógica (documentos civiles públicos, obituarios, censos, periódicos, redes sociales...) ayudan a reconstruir el árbol genealógico de un ancestro común y de allí ir bajando hasta al donante, haciéndolo coincidir por sexo, edad y lugar. Mientras más información, más rápida es la investigación.  

Ryan ha encontrado ocho medios hermanos o medias hermanas desde 2017 a través de estos sitios, incluidos cinco este verano. Dieciséis en total desde 2005. “La realidad es que bien podría continuar encontrando un medio hermano o hermana cada dos meses por el resto de mi vida”, dice entre intrigado y divertido. 

Su experiencia es “muy positiva”, insiste. “¡Los considero miembros lejanos de mi familia!”. 

En Francia, donde el debate sobre el anonimato de las donaciones de gametos viene acompañado del de la apertura de la procreación médicamente asistida a todas las mujeres, las pruebas de ADN están prohibidas. 

Pero los franceses evaden la prohibición de entrega de kits, y bastaría, en teoría, con unos cientos de miles de perfiles para comenzar a obtener resultados. Es ya el caso en Reino Unido y, en menor medida, en Holanda, según CeCe Moore.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.