El Heraldo
Los jugadores de Junior terminaron masticando el amargo sabor de la derrota. EFE
Rincón Juniorista

Las cinco razones de la eliminación de Junior de la Copa Libertadores

Los Tiburones, que venían jugando bien, se desinflaron en el partido más trascendental para redondear la clasificación.

Junior venía jugando bien. Nadie lo puede negar. A pesar de las bajas que vino sufriendo en su plantel, por suspensiones y lesiones, se las arregló para dar la batalla en un grupo en el que pocos apostaron un centavo por él antes del inicio de la competencia y después del debut con empate 1-1 ante Santa Fe, en el estadio Metropolitano. Hasta pronosticaron que sería el último.

Sin embargo, el equipo de Luis Amaranto Perea tuvo un cambio de actitud, enderezó el rumbo futbolístico y se metió en la pelea por la clasificación. ¿Qué pasó en el último round? ¿Por qué no terminó avanzando a los octavos de final? Aquí están las cinco razones de EL HERALDO:

1- En la última batalla ante Santa Fe, cuando ya tenía asegurado un cupo a la Copa Sudamericana si no seguía con vida en la Copa Libertadores, debió darlo todo por el avance a los octavos de final del torneo continental. Faltó una mayor cuota de decisión, rebeldía, determinación, vigor y garra para llevarse por delante al principal rival del grupo.

Ante el cuadro cardenal, claramente el adversario más flojo del grupo D, tenía que imponerse a toda costa. A los ‘Tiburones’ se les vio carentes de hambre y sed de gloria en el momento más crucial. En estos partidos es que se debe sacar a flote lo mejor para poder marcar diferencia y trascender. Por momentos parecía que afrontaba un juego más del calendario regular, no parecía que se jugaba su continuidad en el torneo. Los clubes colombianos necesitan una transfusión de carácter.

2- Junior solo perdió un partido, el 2-1 ante River en Buenos Aires que estuvo marcado por un pésimo arbitraje en su contra (le dejaron de sancionar dos claros penaltis), pero solo ganó uno. Empató cuatro veces y en dos ocasiones ante el rival más flojo del grupo, Santa Fe. Cuatro puntos se escaparon en esa serie en la que Fluminense y River sacaron seis y cuatro unidades, respectivamente.

Aunque es válido decir que Junior fue el único que visitó al conjunto cardenal en una plaza con altura en medio de los problemas de orden público y las restricciones por las altas cifras de contagio de covid-19 que impidieron jugar en Bogotá. River lo visitó en Asunción, mientras Fluminense lo hizo en Armenia. De todas formas, le faltó a Junior marcar diferencia ante su contrincante más ganable, sobre todo en este último juego que encaró sabiendo que solo le servía vencer.   

3- Las bajas que se presentaron en el plantel por suspensiones y lesiones fueron bien compensadas por el trabajo colectivo, pero sí terminaron haciendo falta en el último partido para que el técnico Luis Amaranto Perea contara con mayores alternativas para armar la formación titular y surtir su banco de emergentes. A las ausencias de Germán Mera y Teófilo Gutiérrez, que fueron resueltas por el entrenador, se sumaron las de Luis ‘Cariaco’ González y Jhon Pajoy, que venían jugando de gran manera.

Pajoy, se perdió por lesión el choque ante Santa Fe y Junior lo extrañó sobremanera. Perea no encontró en Fabián Sambueza y Daniel Moreno el desequilibrio y profundidad que venía representando Pajoy para la ofensiva rojiblanca hasta que le alcanzaba la gasolina. El aporte del volante argentino fue totalmente nulo. Errático y sin fuerza, se extravió en la cancha y no generó nada de nada. Decepcionante su actuación en un momento en el que se esperaba que reaccionara y mostrara lo mejor de su fútbol.

4- El no redondear la victoria frente a River Plate en el estadio Romelio Martínez terminó siendo costoso para los rojiblancos en la definición del Grupo D. Ese punto que se llevó el equipo conducido por Marcelo Gallardo y los dos que se les escaparon a los ‘Tiburones’ fueron fundamentales. El triunfo se esfumó en el último suspiro de ese juego, en un tiro de esquina, como les suele suceder a los clubes colombianos en los torneos internacionales.

En un cuadrangular tan apretado era vital mantener ese triunfo que estaba en el bolsillo. En ese juego se contaron con suficientes opciones de gol para noquear al club argentino, pero no llegó el gol-pe de gracia. Faltó ‘punch’ y se bajó la guardia en la agonía del juego. Esa frustración complicó toda la situación y aspiración de clasificación.

5- A Junior le faltó un poco de tino y suerte para reflejar en el marcador el buen juego y dominio que ejerció durante los partidos contra River, Fluminense y Santa Fe. Frente al ‘Flu’, de ‘local’, contó con las mejores oportunidades de gol, pero solo pudo empatar 1-1. Ante el ‘Millonario’ también le sobraron opciones para anotar.

Frente al club cardenal, en el último partido, no jugó con la misma fluidez y claridad de los anteriores compromisos, pero generó las más nítidas opciones de gol. Le sacaron dos en la raya y dos le pegaron en el travesaño. Y hubo una que se le pasó a Borja cuando pretendía empujar la pelota con un planchazo casi en la raya.

No hubo puntería ni la fortuna que a veces se requiere en el juego. Cabe agregar que ante los brasileños tuvo que jugar de anfitrión en Guayaquil y no en su casa natural por los problemas de orden público en Colombia. Eso sin duda fue una desventaja en la Copa Libertadores.   

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.