Descripcion de la foto
Por: William González Badillo

La revancha de José Luis Chunga

El arquero barranquillero custodiará el arco del Junior mañana ante Nacional, en el juego de ida de los cuartos de final de la Copa.

La vida constantemente brinda segundas oportunidades y Chunga siempre lo tuvo claro. A pesar del duro momento que vivió luego de la lesión, el arquero barranquillero levantó rápidamente la cabeza y trabajó duro en su recuperación para estar listo cuando volviera a pasar el ‘tren’.

Y ese chance llegó un mes y 27 días después de aquel percance que lo sacó del duelo ante Lanús, por Copa Sudamericana (17 de julio). Chunga, con la complacencia del DT Julio Comesaña, custodiará mañana el arco del Junior ante Atlético Nacional, en el juego de ida de los cuartos de final de la Copa Águila.

El cancerbero barranquillero, de 27 años, confiesa que este será un duelo especial, pero trata de mantener la calma, confiando en que por fin se dé su ansiado momento.

“Siento mucha alegría, mucha motivación. Le doy gracias a Dios por esta nueva oportunidad que me brinda el fútbol de volver a jugar. Ojalá lo podamos aprovechar de la mejor manera, como creo que siempre lo he hecho, mientras las lesiones me lo han permitido. Las oportunidades llegan y uno tiene que aprovecharlas”, manifestó.

Chunga recuerda el duro momento que vivió tras la lesión. “Pasé días difíciles, saber que tienes la oportunidad jugar, de ser titular en el arranque y lesionarte en un partido tan importante como era ese en Argentina, creo que te golpea fuertemente”, dijo el barranquillero, que se aferró a sus más allegados para poder levantarse. “Toca levantar la cabeza y poner la confianza en Dios. Agradezco a mi familia, a mis compañeros, al cuerpo técnico y especialmente al cuerpo médico, que me ayudó a volver lo más rápido posible”.

A Chunga lo tomó por sorpresa la decisión del DT Julio Comesaña, que argumentó su presencia en el arco por un tema de confianza. A pesar de que Viera está habilitado —la expulsión solo lo inhabilita en la Liga— el entrenador colombo-uruguayo prefiere que el arquero barranquillero juegue para que siga ganando confianza. “Agradezco mucho al profe por su confianza. Yo vengo de una para por lesión de dos meses, que es bastante tiempo. Hay que llenarse de confianza. Los partidos le van dando a uno seguridad y esta es una bonita oportunidad, porque no es un partido fácil. En Bogotá me tocó entrar poco tiempo y me sentí bien”, expresó.

El cancerbero rojiblanco manda un mensaje claro. si bien la prioridad es la Liga, ante Nacional nunca hay partidos de medio peso y mucho menos en una fase decisiva de un torneo, llámese como se llame. “Este es un partido muy importante para nosotros. Siempre se ha dicho que la prioridad es la Liga, pero ahora Dios nos da la oportunidad de jugar un partido de cuartos de final de Copa, ante un rival exigente, y hay que aprovecharlo, hay que dar el todo por el todo. Va a jugar el Junior y ya eso es una responsabilidad grande”, dijo.

“Importante, un partido contra nacional siempre es un clásico, un partido muy lindo. Esperemos estar a la altura, hacer las cosas de la mejor manera y como te dije, darlo todo por el equipo. Que la gente tenga claro que juegue quien juegue, vamos a salir a ganar en Medellín”, concluyó el cancerbero.

Eder Castañeda por fin está listo y viajará

Otra de las novedades en la convocatoria —la cual tendrá 27 jugadores— es la presencia de Eder Castañeda, quien llegó como refuerzo para este semestre, pero que aún no ha podido debutar.

El defensor cucuteño, de 26 años, se recuperó de una lesión muscular y hará parte de la travesía Medellín-Manizales que afrontará Junior desde mañana, cuando parta a la capital de la eterna primavera, para luego, el sábado, hacer conexión con Manizales, donde el domingo enfrentará al Once Caldas, por la Liga.

Los que no harán parte del viaje son Víctor Cantillo, que ya está en la etapa final de su recuperación, y el samario Luis Carlos Ruiz, quien aún se encuentra en proceso de cicatrización del desgarro que sufrió en su pierna izquierda.