El Heraldo
La abundancia de pescado es cada vez menos frecuente.
Región Caribe

Subienda de pescados está embolatada, advierte Aunap

Sequía por El Niño y otros factores afectan el fenómeno natural en el río Magdalena y sus ciénagas • En tres décadas la producción pesquera cayó de 30.000 a 1.200 toneladas.

VALLEDUPAR. Pescadores como Fernando Eliécer Flórez, a orillas del río Ariguaní, lo han advertido y ahora es la propia autoridad pesquera la que acepta la peor de las condiciones en esta actividad productiva: además de que la pesca ha disminuido significativamente en el país en los últimos años, en el presente no habría subienda.

Es decir, los pescadores se quedarían esperando ese fenómeno natural anual en el que diferentes especies de peces suben por el Magdalena en busca de las ciénagas para desovar, lo que genera una abundancia que tradicionalmente es aprovechada para abastecer los mercados.

Lo que hoy sucede en el río Magdalena es similar en otros caudales de agua. En la vereda Puerto Lajas del municipio de Bosconia, Flórez recuerda que el río Ariguaní hace 40 años era una “despensa de peces” para la región. Con nostalgia dice que “la abundancia se acabó” y desaparecieron especies como bocachico, bagre, comelón y blanquillo.

El pescador lamenta que las canoas están abandonadas, en la arena, por la sequía. “Esto era un paraíso, el río era caudaloso y la gente trabajaba contenta”, anota.

Su testimonio se suma al de Ismael Torres, pescador de la ciénaga de Zapatosa, que se surte de agua con las corrientes de los ríos Cesar y Magdalena. Comenta que hace unos 10 años el cuerpo de agua era abastecido de peces como coroncoro, dorada, picúa y zapatero. “Hoy prácticamente se acabaron por la pesca irracional, la contaminación y la deforestación”, enfatiza.

“Antes era común y motivo de orgullo sacar pescados grandes. Ahora esto poco se ve”, agrega Torres.

NO HABRÍA SUBIENDA

Las palabras de los dos experimentados pecadores son el reflejo de una realidad sobre la cual ayer alertó la Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca, Aunap: en el país la actividad pesquera se ha deteriorado “en más del 80%” en los últimos 30 años.

En cifras eso significa que de 30.000 toneladas de pescados se pasó a 6.000 en 2014. Lo más grave, dijo la Aunap en un comunicado, es que el año pasado el reporte fue de 1.200 toneladas y para el presente la productividad puede seguir cayendo. En lo que va de enero, por ejemplo, no han recibido informes de capturas.

“Para 2014 se reportó un desembarco de, aproximadamente, 6.000 toneladas; en el pasado mes de diciembre 1.200 toneladas y aún no se tiene información de los reportes en lo que va de enero, pero se evidencia que el fuerte verano ha cambiado la dinámica y flujo de aguas del río Magdalena y los niveles en las ciénagas, por lo cual no se ha dado la subienda”, indicó Miryam Larrahondo, profesional de la Aunap.

Bocachico, bagre rayado, dorada, blanquillo, doncella, capaz y pacora, son las especies más afectadas por el bajo caudal del Magdalena, de acuerdo con un sondeo con pescadores. Los efectos más graves se han sentido en 20 municipios ribereños al Magdalena entre Girardot, Cundinamarca, y La Gloria, Cesar.

DIFERENTES CAUSAS

La Aunap explicó que, además de la pesca artesanal indiscriminada, la reducción en la oferta pesquera también corre por cuenta de las alteraciones del régimen hidrológico del río, por los megaproyectos que se han construido a lo largo de su cauce y los veranos intensos como el que trajo, desde hace 11 meses, el Fenómeno de El Niño.

También, la disminución significativa del potencial productivo obedece al deterioro de las ciénagas del río Magdalena, que son los ecosistemas estratégicos tanto para el balance hidráulico como para la pesca por ser áreas de cría y engorde.

Lo que está sucediendo es igualmente el resultado de la contaminación, la sedimentación y la desecación generada por el hombre. En esa cadena los pescadores tienen parte de responsabilidad en que este año la subienda esté embolatada, pues hacen uso de artes de pesca ilegales, capturan especies por debajo de las tallas mínimas y la sobrepesca, subrayó la Aunap.

El director de la autoridad pesquera, Otto Polanco, recomendó no pescar por la escasez de especies. “Pescar no es la solución; es mejor ofrecer alternativas como la agricultura familiar en la que el Gobierno, a través del Ministerio de Agricultura, ha destinado recursos para impulsarla”, dijo.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.