Seis ‘elefantes blancos’ de $700 mil millones y 21 obras ...

    ¿Quieres recibir notificaciones?
    Si
    No
    INGRESAR Explora tu perfil

    Amigo lector,

    Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

    Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

  • SUSCRÍBETE

Últimas noticias

17:54

Se crearía una Sala de Descongestión en la Corte Suprema,...

17:54

María Victoria Angulo González supervisó además varias...

17:52

Una de las víctimas quedó en coma, mientras que su...

17:44

El parlamentario de los opositores Decentes, pero más...

16:24

El Gobierno Nacional, en cabeza de la ministra de Justicia...

16:00

En el encuentro del 31 de julio con Xi Jinping, se...

 Jimmy Morales.
15:54

Morales respondió ante las amenazas de Donald Trump de...

Imagen de referencia.
15:45

Se trata de un experimento que quiere demostrar que esta...

15:28

El Legislativo convirtió en ley el proyecto que reincorpora...

15:26

Se trata de David Barguil, Eloy Chichi Quintero, Eliécer...

Vista de la estación de bombeo de Repelón que nunca funcionó.
Vista de la estación de bombeo de Repelón que nunca funcionó.
Vista de la estación de bombeo de Repelón que nunca funcionó. Foto: Luis Rodríguez Lezama.

Seis ‘elefantes blancos’ de $700 mil millones y 21 obras “en riesgo”

Los seis proyectos demandaron inversiones superiores a los $700 mil millones. A Planeación Nacional le preocupan otros 21 proyectos ejecutados con regalías, los cuales están en estado crítico. Los proyectos de regalía suman una inversión cercana a los $155 mil millones y apuntan a beneficiar a 238 mil personas.

Los seis proyectos demandaron inversiones superiores a los $700 mil millones. A Planeación Nacional le preocupan otros 21 proyectos ejecutados con regalías, los cuales están en estado crítico. Los proyectos de regalía suman una inversión cercana a los $155 mil millones y apuntan a beneficiar a 238 mil personas.

La radiografía que ha presentado EL HERALDO sobre el sector de agua potable y saneamiento básico en sus tres últimas ediciones dominicales da cuenta de que miles de costeños aún deben buscar el agua a lomo de burro o comprarla en carrotanques, que en las zonas urbanas pueden abrir la llave pero encontrar el líquido solo durante 13 horas al día, en promedio. También que cerca de dos millones de habitantes no cuentan con infraestructura de redes de alcantarillado en 47 de los 195 municipios de la región, y por último que 72 municipios aún disponen sus basuras en los 16 botaderos a cielo abierto y una celda transitoria (sitios no autorizados identificados por la SSPD) que aún persisten en el Caribe.

La corrupción, la negligencia y la inoperancia del Estado y de contratistas no han permitido que el desarrollo toque todavía las calles y las casas de decenas de municipios, corregimientos y veredas.

Prueba de ello son los 21 proyectos del sector de agua potable y saneamiento básico en el Caribe  identificados como críticos por el Departamento Nacional de Planeación en su quinto y último informe del Sistema de Monitoreo, Seguimiento, Control y Evaluación (SMSCE) del Sistema General de Regalías (SGR), de marzo de 2018. 

Estos suman una inversión por el orden de los 155 mil millones de pesos y apuntan a beneficiar 238 mil personas en La Guajira (8 proyectos), Córdoba (5), Bolívar, Sucre, Magdalena y Cesar (2 c/u).

Los proyectos fueron aprobados entre 2012 y 2016, y son calificados como críticos porque tienen riesgo de funcionabilidad y/o sostenibilidad, poseen deficiencias y/o insuficiencias técnicas graves o presentan retrasos significativos injustificados.

En esta cuarta y última entrega de la serie sobre saneamiento básico en el Caribe este diario hace un repaso por algunas obras que en su momento se anunciaron como las grandes soluciones de agua y alcantarillado, pero nunca se concluyeron, no han entrado en funcionamiento o después de muchos años de espera están intentando ser retomadas a ver si finalmente cumplen con el propósito para el que se construyeron.

Estos seis proyectos han demandado una inversión superior a los $700 mil millones, de acuerdo con el corte de contratación y los valores adicionados en cada una de las iniciativas ejecutadas en los departamentos del Costa Caribe.

En el caso del Atlántico, uno de los proyectos que se encuentra a la deriva es el de saneamiento básico del municipio de Repelón, donde la población ve correr las aguas negras por las calles del municipio.

Los habitantes de esta población del sur del Atlántico aseguran que las aguas servidas se han convertido en foco de contaminación, que impactan la salud pública de la población.

Atlántico
Vista de la estación de bombeo de Repelón que nunca funcionó.
Vista de la estación de bombeo de Repelón que nunca funcionó. Luis Rodríguez

La estación de bombeo y la laguna de oxidación de Repelón se convirtieron en foco de contaminación.

Por Laura Melissa Jiménez

Con recursos del Fondo Adaptación el 8 de junio de 2015 se inauguró el sistema de tratamiento de las aguas residuales de Repelón, un municipio carente de alcantarillado. Bajo el contrato 073 de 2014 se realizó una contratación para optimizar el servicio por valor de $ 8.710 millones. Lo que suponía una solución definitiva para sus habitantes,  terminó convirtiéndose en un “grave problema de contaminación”.

Las máquinas y conexiones de la estación de bombeo con la laguna de oxidación estaban listas para funcionar; sin embargo, la falta de seguridad y de voluntad política, según mencionan sus moradores, truncó el proyecto. Desde entonces, lo poco que había a la vista quedó en manos de inescrupulosos, la maquinaria se oxidó y el lugar se convirtió en el depósito de animales muertos y de toda clase de desechos.

El olor nauseabundo que produce el lugar y la plaga que se ha desatado a partir del abandono del proyecto, son el panorama que se hace evidente al llegar al sitio. Esta misma situación ha desencadenado enfermedades en la población, sobre todo, en la infantil, porque a escasos metros del lugar se levantó un hogar comunitario, en donde unos 20 menores pasan el día respirando el aire contaminado que proviene de este lugar y del agua que ha quedado estancada.

Un nuevo diseño que equivale a más inversión sería la solución para poner a funcionar la planta, y para mejorar las condiciones sanitarias de los repeloneros que en la actualidad utilizan pozas sépticas. Un funcionario de la Oficina de Gestión del Riesgo de la Alcaldía señaló que ellos también desconocen la causa por la que nunca se ha puesto en funcionamiento, y que la empresa de acueducto del sur del Atlántico estaría interesada en retomar el proyecto este año.

Córdoba

Una ilusión que se escurrió como el agua en San Pelayo.

Por Óscar Cuello B.

Como agua entre las manos, así se escurrieron las ilusiones de algunos campesinos frente al servicio de agua que iba a ser instalado en San Pelayo, a través del proyecto de agua rural que se contrató por medio de los llamados ‘bonos de agua’, con un crédito por $1.072 millones.

Un tanque elevado y varios kilómetros de redes del acueducto yacen sin uso por causa del fallido proyecto que se concluyó, pero con fallas técnicas que nunca se superaron. 

La contratación del proyecto la hizo la Alcaldía para el período 2008-2011, comprometiendo vigencias futuras hasta por 20 años y dineros del Sistema General de Participaciones (SGP) hasta por el 80%.

Willian Cogollo, residente de la vereda El Tapón, asegura que todos los días debe salir en busca del agua para preparar los alimentos y asear su hogar.

“Tenemos que ir a buscar el agua como a 500 metros de donde yo vivo, porque hasta mi casa no llega el agua. Me toca salir a mediodía a buscarla hasta un punto donde hay una electrobomba que permite succionar el agua por medio de una tubería que surte a unas poblaciones del vecino municipio de Cereté”, explica.

Otros afectados por la falta de agua en la zona rural son los pequeños criadores de ganado, quienes por la actual sequía no tienen forma de abastecer a los animales de corral.

“Cada día, cada minuto que pasa, la situación se agrava en la zona rural. La cifra de animales muertos por la sequía supera los 2 mil”, asegura José Antonio Petro, vocero del Comité Ganadero de San Pelayo.

Según el PDA de Córdoba, San Pelayo tiene 65% de cobertura en acueducto; sin embargo, un 35% de la zona rural literalmente se muere de sed.

Por el no funcionamiento del proyecto que surtiría de agua a las poblaciones, la Alcaldía de San Pelayo fue obligada mediante una tutela a garantizar el suministro en algunas poblaciones rurales contratando camiones cisterna.

Magdalena
Tanque subterráneo para 5.000 m3, ubicado en el sector del río Cordobita.
Tanque subterráneo para 5.000 m3, ubicado en el sector del río Cordobita. Cortesía

Acueducto de Ciénaga, terminado pero aún no funciona.

Por Agustín Iguarán

El nuevo acueducto regional de Ciénaga es considerado un “elefante blanco”, no porque estructuralmente haya quedado a medias, sino porque a pesar de haberse terminado, con recursos del Plan Departamental de Aguas del Magdalena, no se pone en funcionamiento debido a que el municipio no lo ha recibido, pues la concesión que maneja el sistema (Operadores de la Sierra) objeta que hay “fugas”.

Su ejecución tardó 8 años. La obra – en la que se invirtieron $26 mil millones – se realizó en dos fases y en tubería de 900 milímetros, en poliéster. Tiene como componentes  fibra de vidrio, arena y resinas curadas. Su longitud es de 14 kilómetros, entre el tanque con capacidad para 5.000 metros cúbicos de agua, ubicado en el sector del río Cordobita, y el municipio de Pueblo Viejo.

La obra fue asignada en 2010 por Aguas del Magdalena a la firma Estructuras Especiales, pero en el 2013 se paralizó por incumplimiento de este contratista y en virtud de un incendio que consumió el 70% de la tubería disponible para su construcción.

Tras dos años de parálisis, en 2015 se licitó para su fase final. El contrato se le adjudicó al Consorcio Acueducto  Cienaguero y los trabajos se reiniciaron en junio de 2016. Aunque el término para finalizar era de 16 meses, hubo retrasos por la resistencia de la comunidad al momento de instalar la tubería. La obra física llegó a su fin en agosto 31 de 2018.

Según el PDA, el acueducto no lo recibe el municipio debido a que una vez en funcionamiento la presión del agua colapsaría las viejas redes internas o domiciliarias que el operador obligatoriamente debe cambiar.

La Guajira
Aspecto de la fase I de la represa sobre el río Ranchería.
Aspecto de la fase I de la represa sobre el río Ranchería. Héctor Palacios

La represa del Ranchería solo quedó para regular el caudal del río.

Por Sandra Guerrero B.

La construcción del proyecto multipropósito de la represa del río Ranchería, que se inauguró en noviembre de 2010, fue una gran noticia para los habitantes de La Guajira, porque la obra iba a solucionar el grave problema de agua potable que tienen muchos municipios de este departamento.

Los costos de la obra fueron de $637.369 millones y fue Premio Nacional de Ingeniería en 2006; sin embargo, los guajiros han estado esperando la segunda fase del proyecto que incluye la construcción de una microcentral hidroeléctrica que suministraría energía y el abastecimiento de agua a los sistemas de acueducto de los municipios de Barrancas, Fonseca, San Juan del Cesar, Hatonuevo, Maicao, Uribia, Distracción y Albania.

En un reciente informe de la Contraloría General de la Nación se declara que hay presunto daño patrimonial por $637.000 millones por la gestión antieconómica que ha presentado el proyecto de construcción de la represa del Ranchería.

Allí se explica que mediante contrato de obra 140 del 24 de diciembre de 2001, suscrito entre el Instituto Nacional de Tierras (Inat) y la Unión Temporal Guajira, se habían realizado los diseños detallados del proyecto Ranchería, la construcción de la presa El Cercado y las conducciones principales en las áreas de Ranchería y San Juan del Cesar, por valor inicial de $159.561 millones a precios de 2001 y plazo de ejecución de 71 meses.

La interventoría se realizó a través del contrato 139 de 2001, suscrito entre Instituto Nacional De Tierras (Inat) y Consorcio Desarrollo Guajira, el 24 de diciembre de 2001, por valor inicial de $7.004 millones y plazo de 72 meses. Finalmente el costo del proyecto, incluyendo los diseños detallados, la construcción de la presa El Cercado y las conducciones principales a las áreas de Ranchería y San Juan del Cesar, así como la interventoría, fue de $637.369 millones.

Sucre
Panorámica de la laguna de oxidación de Sincelejo.
Panorámica de la laguna de oxidación de Sincelejo. María Victoria Bustamante

Laguna de oxidación de Sincelejo, 17 años contratada y todavía no se ha terminado.

Por María Victoria Bustamante

Aunque hace poco la administración de Jacobo Quessep Espinosa puso en funcionamiento un 10% de la laguna de oxidación, esta obra sigue siendo considerada un ‘elefante blanco’ por cuanto lleva 17 años contratada y desde que nació arrastra no solo desechos, sino muchos otros males.

La importante obra que busca, entre otras cosas, descontaminar el Arroyo Grande de Corozal, dado que Sincelejo es el más grande contaminante, es ejecutada por el Consorcio Saneamiento Sincelejo, que representa Carlos Gutiérrez, y bajo la interventoría de Intersabanas, que está a cargo de Armando Bula.

La obra fue contratada por primera vez por $1.172 millones; sin embargo, en los últimos 17 años se le han invertido más de $18 mil millones. Su ejecución estuvo pactada en tres fases. La actual administración encontró la fase I en un 70% y la llevó al 100%; la fase II ya está en el 100% y la tres está en ejecución. Una de las obras que falta es la construcción de la Ebar, es decir, la estación de bombeo.

La actual administración asegura que en julio de este año la laguna estará en un 100% de funcionamiento, pero en la actualidad solo recibe el 10% de la carga del alcantarillado de Sincelejo.

Está ubicada en el predio que se conoce como Río de Janeiro, que en su momento era un área de expansión urbana, lo que generó problemas en las administraciones de Jorge Ospina Vergara y Jaime Merlano. Este último fue quien compró el predio a unos costos que en criterio de la Contraloría eran muy altos, y por eso fue investigado fiscalmente.

Ospina Vergara fue condenado por la justicia por haber contratado una obra sin contar con el predio en 2002.

Cesar
Parte de las instalaciones inutilizadas del acueducto de Camperucho.
Parte de las instalaciones inutilizadas del acueducto de Camperucho.

El acueducto de Camperucho que nunca funcionó.

Por Miguel Barrios

Un detrimento patrimonial de $538 millones detectó la Contraloría de Valledupar por las obras que quedaron inconclusas desde 2011 para la construcción de un acueducto en la vereda Camperucho, jurisdicción del corregimiento Caracolí en este municipio.

A través del contrato 0252 de diciembre de 2010, la Alcaldía de Valledupar intentó llevarles agua potable a los habitantes de la vereda, pero el contratista no terminó los trabajos. El organismo de control en una auditoría a la obra pudo evidenciar que la tubería no llegó a la cabecera (faltaron 2.348 metros), lo que impidió que el acueducto funcionara.

La Contraloría reveló, además, que 4.000 metros de la tubería de conducción fueron instalados sobre la superficie, quedando a la intemperie, lo que facilitó la destrucción de la misma tras registrarse un incendio en la zona provocado por el intenso verano.

“Para este organismo, al no terminarse las estructuras indispensables para el funcionamiento del acueducto, por la ausencia de unos estudios previos acorde con la realidad del terreno y las distancias del trazado de la tubería, denotando improvisación en la actividad contractual, se condujo al deterioro prematuro de la tubería existente, además del incumplimiento con el resto que se requería para el funcionamiento del sistema”, sostuvo la entidad.

Dijo que faltó planificación desde el origen de la contratación, debido a que no se hicieron los estudios, como tampoco los cálculos y diseños de la cantidad requerida para el proyecto en el trazado, y no se tuvieron en cuenta las características del terreno densamente rocoso, montañoso y con bosque difícil de penetrar. En ese orden, según la Contraloría, no se justifica invertir cuantiosos recursos públicos y no cumplir con los fines estatales en la actividad contractual.

El veedor ciudadano Jaine Mora dijo que a pesar de que la Contraloría estableció un detrimento de $538 millones por las obras inconclusas del acueducto de Camperucho, y que la Fiscalía asumió una investigación para determinar responsabilidades penales por lo mismo, no existen sanciones al respecto.

Noticias más populares

  • EN EL HERALDO
  • EN Región Carib...
  • EN VÍDEOS
  • EN FOTOS
¡Hola!
X

Hola,

Bienvenido a tu cuenta de EL HERALDO.

Con tu cuenta de EL HERALDO vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

Bienvenido a EL HERALDO

Bienvenido, puedes ingresar con tu correo electrónico y contraseña registrada.

Si todavía no tienes una cuenta, puedes registrarte aquí, es gratis.

Conéctate con tu cuenta de Facebook ó Google

Registrate en EL HERALDO

Crea tu cuenta en EL HERALDO y vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

* La contraseña debe ser mayor de 5 caracteres, contener una mayuscula y un dígito

x

Reestablecer tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el cual te registraste, te enviaremos un enlace para que puedas restablecer tu contraseña y acceder de nuevo.

Estimado lector,

Acceso ilimitado
¿Ya tienes una cuenta?
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web
Copa america Brasil 2019 ¿Cúal es tu marcador? Juega aquí