Últimas noticias

16:51

El encuentro, que se desarrollará del 24 al 26 de mayo...

La conocida periodista del diario Le Monde, Ariane Chemin, conocida por sus investigaciones sobre un excolaborador del presidente Emmanuel Macron.
16:43

A mediados de mayo tres periodistas que...

Andres Escobar (i), junto a Pablo Armero (d).
16:40

El lateral colombiano Pablo Armero fue despedido este...

16:23

La composición contó con la participación del cantante...

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump.
16:20

Tras una primera votación en la cámara alta a comienzos de...

16:19

El hecho dejó tres soldados heridos por esquirlas y otros...

16:17

El director Quentin Tarantino y los actores Brad Pitt,...

16:15

El artista dominicano llegará el 21 de junio a Valencia (...

Leonardo Espinosa, fiscal ad hoc para Odebrecht.
16:15

Espinosa ordenó la reactivación del proceso contra las...

El titulo es:Bonos agua en la Costa: perdidos $51 mil millones

Bonos agua en la Costa: perdidos $51 mil millones

Las obras que no se terminaron o no sirven se emprendieron en 26 municipios del Caribe. La Contraloría inició una serie de procesos de responsabilidad fiscal en varias poblaciones.

Cortesía
Cortesía
Planta de tratamiento compacta de Mariangola, en Valledupra, que nunca ha funcionado según la Contraloría. Cortesía
Por: Tomás Betín @tombetri

Las obras que no se terminaron o no sirven se emprendieron en 26 municipios del Caribe. La Contraloría inició una serie de procesos de responsabilidad fiscal en varias poblaciones.

Contratos por menor cantidad a los créditos recibidos sin que se sepa dónde fue a parar el resto de la plata, materiales robados, equipos que no sirven, obras posteriores que dañaron las que ya se habían hecho y procesos fiscales abiertos por doquier es el panorama que encontró la Contraloría en el Caribe al revisar qué fue lo que se hizo en todo el país con los préstamos de los denominados Bonos Agua que hace un par de meses tuvieron ad portas de dar un paso al costado de la cartera de Hacienda al ministro Alberto Carrasquilla.

En la Costa, un total de 47 municipios–de 117 a nivel nacional- accedieron a los créditos de los denominados ‘Bonos de Agua’ por más de $142.158 millones –de más de $440 mil millones en todo el país-. Sin embargo, de acuerdo con el informe de autoría -de 670 páginas y fechado en diciembre pasado- que reveló la Contraloría esta semana, en 26 de esos municipios caribes 30 obras no se terminaron o no funcionan.

Los proyectos sin terminar están en Bolívar (Altos del Rosario, El Peñón, San Fernando, Santa Catalina, Turbana y Clemencia) y Magdalena (El Banco y Concordia), municipios en los que hay en juego más de $18.643 millones en préstamos.

Y las obras finalizadas pero que no están en operación se encuentran en Atlántico (Palmar de Varela y Polonuevo), Córdoba (San Carlos, San Pelayo y Purísima), Bolívar (El Peñón, Altos del Rosario, San Fernando, Santa Rosa de Lima, Margarita, Arenal, El Guamo y Barranco de Loba), Magdalena (Pedraza, Pueblo Viejo y Sitionuevo), Cesar (Valledupar y Bosconia).

En estas localidades con obras inservibles se desembolsaron créditos por más de $33.131 millones. Es decir, entre proyectos inacabados e inoperantes se perdieron más de $51.774 millones.

En total, en el Caribe de los Bonos Agua hubo créditos para cuatro municipios del Atlántico por más de $8.432 millones, 19 localidades de Bolívar por más de $46.397 millones, cuatro del Cesar por más de $43.935 millones, cinco de Córdoba por más de $13.511 millones, 13 del Magdalena por más de $26.287 millones y dos de Sucre por más de $3.596.

Atlántico, proceso fiscal por anomalías
 
A Baranoa le giraron por concepto del crédito $1.960 millones, que fueron ejecutados en los contratos de obra 273-2010 y 290-2010 de interventoría, para el ‘Diseño y Construcción del Sistema de Alcantarillado de la Primera Etapa del Barrio Santa Elena’, cuyas obras según el ente de control fiscal “fueron entregadas dentro de los términos pactados, a satisfacción y funcionando de manera normal”.

Entre tanto, a Palmar de Varela se le giraron por el crédito $3.394 millones para la ‘Reposición de redes del sistema de acueducto, optimización y ampliación de las redes de alcantarillado sanitario existente, y adecuación y rehabilitación de la planta de tratamiento’. No obstante, la Contraloría advirtió que la planta de tratamiento no está en funcionamiento, las aguas residuales no son tratadas. Actualmente el ente de control tramita un proceso de responsabilidad fiscal con auto de imputación de marzo de 2018 por $3.255 millones.

El valor girado a Polonuevo fue de $1.883 millones para el ‘Diseño, optimización y construcción del sistema de acueducto y primera etapa del sistema de alcantarillado del corregimiento de Pitalito’. Allí, “aunque las obras se ejecutaron acorde con las condiciones contractuales y acta de recibo final, la parte correspondiente al alcantarillado sanitario del corregimiento no ha sido puesta en servicio”.

Y en Sabanagrande se giraron $1.195 millones con el objeto de adelantar el ‘Diseño y construcción de la estación elevadora y redes de alcantarillado en los barrios Villa Marcela 1 y 2, Frías y La María 2’. Se lee en el informe que las obras contratadas se efectuaron en los usos previstos y están funcionando.

Vista de la laguna de oxidación en el municipio de Clemencia, Bolívar.
Vista de la laguna de oxidación en el municipio de Clemencia, Bolívar.

Bolívar: ¿Qué pasó con el resto del crédito?

En Altos del Rosario se suscribió un crédito por $2.954 millones y el convenio fue por $2.920 millones para la ‘Construcción de la primera fase del acueducto del corregimiento de San Isidro adelante y construcción de la primera fase del sistema de alcantarillado de la cabecera municipal del municipio de Altos del Rosario’.

La Contraloría cuestionó la modalidad de contratación directa sin justificación y agregó que “el valor del contrato no corresponde con el valor del crédito, no obstante, no es posible determinar con la información aportada por el municipio en qué se invirtieron el resto de recursos”. Y sobre las obras del sistema de acueducto en el corregimiento de San Isidro “se encontró al momento de las visitas que estas obras no se encuentran prestando ningún servicio a los pobladores de San Isidro”.

Un total de $1.732 millones le fueron entregados a Arenal para la ‘Construcción de la primera fase del sistema de alcantarillado del casco urbano’. El ente revisor objetó que las obras se hayan contratado sin convocatoria pública e indicó que “a la fecha de la visita, la planta compacta se había reemplazado por una de mayor capacidad, la cual haba sido construida por la Gobernación de Bolívar, debido al aumento de la población y la ampliación del sistema de alcantarillado del municipio”.

A Barranco de Loba le giraron un crédito por $1.159 millones y otro por $2.133 millones, para el ‘Estudio, diseño y construcción del alcantarillado de la cabecera municipal’  y para el ‘Estudio, diseño, optimización y ampliación del sistema de acueducto de la cabecera municipal’. En el primer contrato se estableció un hallazgo fiscal y la auditoría puso de presente que “actualmente el vertimiento de las aguas residuales no está llegando a las lagunas de oxidación”.

En Clemencia el crédito fue de que $2.080 millones y el contrato de $1.879 millones para la ‘Construcción de la segunda etapa del sistema de alcantarillado sanitario en la cabecera municipal’. El informe advierte que no es posible determinar en qué se usó el resto de los recursos y señala que “la conducción que va desde la estación Caracolí hasta la estación Cementerio no se encuentra en funcionamiento y así mismo la estación Caracolí no fue terminada”.

A El Guamo le prestaron $1.359 millones y el contrato fue por $1.261, por la ‘Construcción del sistema de acueducto del corregimiento San José de Lata primera etapa y construcción del embalse Charco Mundo’. Aquí hay un proceso de responsabilidad fiscal porque las obras “quedaron totalmente abandonadas y en proceso de deterioro, sin prestar ninguna clase de servicio”.

En El Peñón el crédito fue por $1.452 millones para 19 contratos de tratamiento de agua potable, tanques elevados, redes de distribución y tanques semienterrados, entre otros, para corregimientos de la localidad.

La Contraloría encontró, por ejemplo, que en el corregimiento de Buenos Aires la planta de tratamiento no fue terminada y la obra está abandonada; en Chapetona igual, en La Humareda y El Peñoncito ni el tanque elevado ni las redes de distribución funcionan porque no hay sistema de acueducto; el Castañal no funcionan el tanque semienterrado ni las redes de conducción.  

A Margarita le prestaron $2.142 millones pero solo se contrataron $1.327 millones y se desconoce en qué se gastaron el resto de la plata para la ‘Construcción y/o mantenimiento de plantas de tratamiento y cerramientos para acueductos rurales’. Aquí se sigue un proceso de responsabilidad fiscal por $929 millones.

En María la Baja hubo un crédito de $3.246.910.719 para la ‘Construcción del acueducto regional etapa 1 para los corregimientos el Níspero, Flamenco, Ñanguna y Correa’. Por este contrato se abrió un proceso de responsabilidad fiscal por presuntos sobrecostos y menores cantidades de obras ejecutadas.

Se desembolsaron en San Fernando $3.559 millones para el ‘Mejoramiento, optimización, implementación planta de tratamiento de agua potable’ y $1.667 millones para la ‘Construcción de planta compacta móvil flotante para tratamiento y potabilización de agua en los corregimientos de Santa Rosa, Guasimal, Contadero, Porvenir, Las Bateas, Las Cuevas, El Gato, Lázaro, Pampanillo, Palmar, Menchiquejo, Punta de Horno, Dios Me Vea’.

En Las Bateas el ente de control halló que la obra del tanque elevado está abandonada. En Dios me vea la planta de tratamiento de agua potable no está en funcionamiento. En La Guadua no se han instalado la planta de tratamiento ni el tanque de almacenamiento.  Y en Jolón están las obras inconclusas y en un “muy bajo porcentaje de ejecución física”.

El préstamo para Santa Catalina fue de $1.708 millones para el ‘Diseño y construcción para la optimización y ampliación del sistema de acueducto de los corregimientos de Loma de Arena-Pueblo Nuevo- Colorado El Hobo’, pero el tanque elevado “nunca se ha puesto en funcionamiento debido a que las obras necesarias para su operación no se terminaron”.

En Santa Rosa de Lima, con un crédito de $2.069 millones para la ‘Construcción de la primera ñetapa del alcantarillado’, las obras no son funcionales debido a la “falta de componentes del sistema de alcantarillado”.

Y recursos por $2.123 millones le llegaron a Turbana con el fin de ejecutar la ‘Construcción y optimización del sistema de acueducto’, pero el informe señala que los tanques de almacenamiento están abandonados.   

Imagen del sitio donde están ubicados los tanques de almacenamiento del acueducto de Los Corazones.
Imagen del sitio donde están ubicados los tanques de almacenamiento del acueducto de Los Corazones.

En Cesar no sirven las plantas potabilizadoras

A Valledupar le desembolsaron un préstamo por $2.174 millones para la ‘Optimización acueductos Mariangola y Los Corazones’, pero se lee en el reporte: “Acueducto no representó mejora en bienestar de la población. Plantas potabilizadoras instaladas nunca entraron en operación”.

En este contrato se configuraron hallazgos fiscales y hubo retrasos significativos toda vez que el proyecto tenía plazo de seis meses y la terminación se dio años después por la falta de permisos de propietarios de algunos predios por donde pasaría la línea de conducción del proyecto del corregimiento de los Corazones.

Y en Bosconia recibieron un crédito por $2.259 millones para la ‘Optimización y ampliación del sistema de acueducto y alcantarillado’, pero la Contraloría advirtió sobre este contrato en la auditoría: “Alcantarillado funcionando deficientemente por falta de terminación adecuada de emisor”.

En Córdoba se robaron los equipos de bombeo

A San Carlos le llegaron recursos por $5.707 millones para la ‘Construcción de colectores del sistema de alcantarillado sector I’, la ‘Construcción del acueducto rural del corregimiento
de Carrizal’ y compras de inmuebles y lotes rurales. No obstante, en este momento se lleva un proceso de responsabilidad fiscal por el total del crédito “por la no funcionalidad de las obras”.

En San Pelayo llegó un préstamo por $1.702 millones para la ‘Optimización de la estación de rebombeo ubicada en el corregimiento de Puerto Nuevo’ y la ‘Línea de impulsión desde Puerto Nuevo al corregimiento de Las Guamas’. Pero, de acuerdo al reporte del ente de control, “el tanque elevado no se encuentra funcionando ni prestando ningún servicio a la comunidad de Las Guamas”.

Y de $1.885 fue el valor del crédito para Purísima con el fin de hacer la ‘Construcción del macro acueducto rural en el corregimiento de Palma Larga y El Tigre’, ‘Optimización del acueducto rural de los corregimientos del Hueso y Aserradero’ y ‘Construcción de Unidades Sanitarias y Letrinas ubicadas en los corregimientos El Hueso y Aserradero y en las veredas Pretexto, Barrio Lindo y otros’.

Aquí el informe de la Contraloría da cuenta de que “el acueducto de El Hueso y Aserradero se encuentra funcionando parcialmente o en forma no adecuada ya que abastece de agua cruda a las comunidades sin el tratamiento previo para su potabilización (planta de tratamiento compacta se encuentra en la actualidad sin funcionar)”.

 Además, se robaron los equipos de bombeo, la subestación eléctrica y las acometidas eléctricas de la caseta de bombeo de la planta de tratamiento. Y el microacueducto rural de las veredas de Palma Larga y El Tigre no se encuentra operando.

Magdalena: la vía dañó las tuberías

A El Banco le prestaron $3.616 millones para los ‘Estudios, diseños y obras de construcción de la planta de tratamiento de aguas residuales y un sector del sistema de alcantarillado de las comunas 1 y 2 de la zona urbana’. Las obras tenían un plazo de siete meses pero se entregaron en 16 y no obstante en la auditoría se advierte que los trabajos están “sin terminar, sin funcionar y en investigación por parte de la Fiscalía”.

En Sitionuevo se obtuvo un crédito por $2.177 millones para los ‘Estudios, diseños y construcción de las redes de agua potable desde la cabecera municipal hacia las veredas Carmona y San Antonio’. Se tenía previsto hacerlos en seis meses pero se entregaron tres años después. “Obra terminada sin funcionabilidad, no se hizo planta de tratamiento, falta de planeación, no está funcionando por que se presentaron problemas con las tuberías dañadas por la Vía de la Prosperidad”, es el reporte del ente órgano revisor.

Añadió al respecto el reporte que “el contratista del mejoramiento de la vía (…) arrancó la tubería, sin reubicarla o reconstruirla, por otra zona o trazado, dejando las poblaciones de Carmona y San Antonio sin agua”.

De $1.178 fue el desembolso para Pedraza con el objeto de llevar a cabo la ‘Construcción de tres plantas de tratamiento de agua potable y obras civiles necesarias para el funcionamiento de los acueductos rurales de los corregimientos de Bahía Honda, Guaiquirí y Heredia. Pero lo que hay es un proceso de responsabilidad fiscal porque las obras no se encuentran en funcionamiento, están deterioradas y requieren del reemplazo de partes, redes y motores.

Desarenador en el acueducto de Mariangola, corregimiento de Valledupar.
Desarenador en el acueducto de Mariangola, corregimiento de Valledupar.

Para Concordia se giraron $1.010 millones para la ‘Construcción de la planta de tratamiento de agua potable, elaboración de barcaza, mantenimiento y optimización del tanque elevado y suministro e instalación de líneas de conducción y redes de distribución en el corregimiento de Bálsamo’. Sin embargo, el informe de auditoría es alarmante: “Todas las obras están abandonadas, sin ningún tipo de funcionabilidad o utilidad”.

Y a Pueblo Viejo le dieron un crédito por $1699 millones para la ‘Construcción del sistema de captación, potabilización y optimización de la conducción del acueducto del corregimiento de Tasajera y Palmira’.

En esta obra hay un proceso fiscal por el total de los recursos “teniendo en cuenta que la planta de tratamiento contratada nunca ha funcionado por cuanto las especificaciones técnicas de los equipos instalados por el contratista son de baja presión. Sin embargo, y a sabiendas de su inoperatividad, la obra fue recibida a satisfacción.

Los más endeudados

El otro drama que enfrentan 42 de estas localidades del Caribe, como lo reveló EL HERALDO hace un par de meses, es que tienen deudas por más de $148 mil millones a raíz de los intereses de los denominados también Bonos Carrasquilla.

De estas localidades costeñas, la de mayor pago de intereses es Valledupar, que recibió un crédito de $36 mil millones, ha pagado $39 mil millones en intereses y $5 mil millones de capital, para un total pagado de $44 mil millones.

La Contraloría señala en la auditoría que Valledupar suscribió el 26 de abril de 2010 el contrato de crédito 614500565 con el Fideicomiso Grupo Financiero de Infraestructura 2008-1 por $36.765 millones, con una tasa pactada del UVR+11, un plazo de 19 años contados a partir de la fecha de desembolso del préstamo e imposibilidad de prepago del préstamo. Este crédito pignoró los recursos hasta un 75% del Sistema General de Participaciones, SGP.

Otro de los municipios caribes más endeudados es San Martín de Loba, Bolívar, que recibió un crédito de $4.488 millones, ha pagado $4.976 millones en intereses, $287 millones de pago a capital, para un pago total de $5.264 millones.

Y San Fernando, Bolívar, recibió $3.559 millones, ha pagado en intereses $3.972 millones, $679 millones de pago capital, para un pago total de $4.651 millones.

Otras localidades costeñas que han pagado más de una vez el valor del crédito: San Antero, Córdoba (ha pagado $1.877 millones en intereses y le prestaron $1.227 millones); Baranoa, Atlántico ($2.238 millones pagados y $1.960 millones prestados); Bosconia, Cesar ($2.661 millones pagados y $2.365 millones prestados); Haltillo de Loba, Bolívar ($3.068 millones pagados y $2.737 prestados) y Santa Catalina, Bolívar ($1.907 millones pagados y $1.708 millones prestados).

También figuran Margarita, Bolívar ($2.385 millones pagados y 2.142 millones prestados); El Guamo, Bolívar ($1.490 millones pagados y $1.359 millones prestados); Clemencia, Bolívar ($2.281 millones pagados y $2.080 millones prestados); Santa Rosa de Lima, Bolívar ($2.268 millones pagados y $2.069 millones prestados);  El Peñón, Bolívar ($1.588 millones pagados y $1.452 millones prestados); Zapayán, Magdalena ($1.501 millones pagados y $1.420 millones prestados) y Barranco de Loba, Bolívar ($3.309 millones pagados y $3.293 millones prestados).

Aspecto interior de la PTAR de El Banco, Magdalena, sin funcionamiento.
Aspecto interior de la PTAR de El Banco, Magdalena, sin funcionamiento.

Los debates a Carrasquilla

El ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, salió avante del debate de moción de censura de octubre pasado en la Cámara por una amplia votación. Semanas antes, en el Senado, también había sido citado a un debate de control político en la plenaria del Senado.

En ambas audiencias, el senador del opositor Polo Democrático, Jorge Robledo, señaló a Carrasquilla de haberse ganado $22 mil millones dejando casi listo un proyecto de ley desde cuando era ministro también de Hacienda (2003-2007) para lucrarse luego en el sector privado, creando una serie de empresas para ello y, además, convenciendo a alcaldes de endeudarse con una alta tasa de interés a 19 años, sin la posibilidad de prepagar, para proyectos de agua que tuvieron poco control y que habrían significado un supuesto detrimento de más o menos $1 billón.

Carrasquilla, en respuesta, aseguró que los giros que se dieron no fueron de $22 mil millones sino de $8 mil millones, que no tuvo participación accionaria en el esquema del negocio, que solo prestó una asesoría financiera y defendió el instrumento financiero ante los alcaldes y concluyó que la plata no está en su bolsillo y que mucho menos hubo un detrimento porque alguien se inventó una tasa de interés.

Noticias más populares

  • EN EL HERALDO
  • EN Región Cari...
  • EN VÍDEOS
  • EN FOTOS
¡Hola!
X

Hola,

Bienvenido a tu cuenta de EL HERALDO. Aquí puedes conocer más sobre tu cuenta, además de ver y editar su información personal.

Con tu cuenta de EL HERALDO vive una nueva experiencia. Los usuarios registrados tienen acceso a:

Acceso Ilimitado

Accede a EL HERALDO

Bienvenido, por favor ingresa con tu correo electrónico y contraseña registrada.

Recuerda que puedes usar tu cuenta de EL HERALDO en cualquiera de nuestros portales.

Conéctate con tu cuenta de Facebook o Google
¿Tienes problemas para ingresar? Escríbenos a soporteweb@elheraldo.co

Registrate en EL HERALDO

Crea tu cuenta en EL HERALDO y vive una nueva experiencia. Los usuarios registrados tienen:

Acceso Ilimitado

¿Tienes problemas para registrarte? Escribenos a soporteweb@elheraldo.co
x

Reestablecer tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el cual te registraste, para enviarte el enlace para reestablecer tu contraseña.

La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web