El Heraldo
Ivanna junto a sus hijos Sebastián, Julián, Gabriel y Francesca.
Orlando Amador Rosales
Qué ha pasado con

Ivanna Cárdenas y sus ‘quad’, un amor multiplicado por cuatro

Los ‘quads’, como los llama, se convirtieron en su motivación para salir adelante desde que nacieron en agosto de 2014.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Han pasado casi siete años desde que Ivanna Cárdenas se convirtió en mamá de cuatrillizos contra todo pronóstico. El 18 de agosto de 2014 los quads, como los llama, nacieron y vivieron sus primeros meses en incubadoras. Ivanna recuerda que “no tenía tiempo para pensar en su dolor”, sino en el que “de pronto, ellos estaban sintiendo” estando allí, lejos de ella. 

“Yo no sentía dolor del posparto ni nada, yo me dije —haré todo por mis hijos—”. Y así vivió mientras ellos se recuperaban en la clínica. Cuando Ivanna por fin pudo cargarlos por primera vez, sintió alegría y al mismo tiempo miedo ante la fragilidad de sostener sus cuerpos pequeños. Se sentía realizada besándolos y abrazándolos por primera vez. 

Hoy día sus cuatro hijos, Julián, Sebastián, Francesca y Gabriel, son unos niños sanos. Ella y su familia agradecen, sobre todo por la vida de Gabriel, el menor por un minuto de diferencia, pues la evolución de su salud ha sido “sorprendente”, ya que los médicos le advirtieron que su evolución no sería tan rápida en comparación a la de sus tres hermanos. 

“A mí me dijeron que no iba a hacer muchas de las cosas que hace hoy día y la verdad me sorprende a diario porque es muy inteligente y sus habilidades han demostrado que es un niño capaz y guerrero”.

Gabriel, junto a sus tres hermanos, crecen y aprenden en casa por el encierro originado por la pandemia. La encargada de las clases virtuales es Ivanna y se ha encargado de que los cuatro aprendan las diversas materias, sobre todo en inglés, idioma que desde casa les inculca y refuerza. A pesar de que disfruta de esta faceta como profesora, resalta que ahora valora mucho más la labor diaria de los docentes, ya que  “muchas veces” le ha costado tener la total concentración de sus hijos, pues cuentan con personalidades distintas. 

Ivanna se las ha ingeniado para trabajar con ellos y desde hace un año creó un perfil en Instagram (@Happyquads) en el que publica actividades en inglés y español para que los niños, entre 0 y 8 años, desarrollen sus habilidades en casa. Actualmente cuentan con 40 talleres entre manualidades, experimentos y trabajos, para que los más pequeños se entretengan y, a su vez, aprendan en casa. 

A lo largo de este proceso ella también ha aprendido de sus hijos, pues ellos le han enseñado a “ser más paciente” y a “demostrar mucho más” ese amor que les tiene, pues es “consciente del desespero que genera el encierro” tanto a ellos como padres, como también a sus hijos. 

Cuando terminan sus clases, Ivanna cuenta que ellos aprovechan para jugar en cada uno de los espacios que tienen en la casa, sobre todo en los que adecuaron para que se entretengan, ya que no pueden interactuar con otros niños. 

 

 

Ivanna posa en la terraza de su casa en Puerto Colombia. Orlando Amador

Por ejemplo, un día hicieron una actividad sobre los gérmenes en la que ella les explicó que “si no nos lavamos las manos bien, se nos quedan pegados  y ahí es cuando viene el covid”. Desde entonces, a pesar de que sus hijos no entienden completamente de qué se trata esta enfermedad, “son conscientes” de su peligro. 

“Ellos saben que han fallecido personas por eso. De hecho, un miembro de nuestra familia murió de covid. Así que cuando van a la calle no se quitan el tapabocas, saben que no se pueden pasar las manos por la cara y que, si tocan algo, deben echarse alcohol. Es algo que hacen casi que automático y avisan cuando necesitan ayuda”. 

Ivanna trata de verle lo positivo al encierro y encuentra en él una oportunidad para compartir más tiempo de calidad con sus hijos. A ellos los educa basándose en la paciencia que “hay que tener para criar” y lo hace bajo los valores, el amor y la fe en Dios que considera vital para que ellos crezcan como personas íntegras para vivir en sociedad. 

“Ser mamá es una labor muy difícil. Uno siempre quiere estar con sus hijos todo el día y hay mamás que no pueden, pero gracias a Dios tengo la oportunidad de hacerlo y lo disfruto en cada momento. No es fácil, pero se puede y hay que admirar a todas esas madres que también lo hacen”. 

Ivanna es diseñadora de interiores y ahora trabaja virtualmente. Recientemente lanzó con sus socias una línea de manteles e individuales que, además de las ventas, trabajan en el fortalecimiento de la marca en redes sociales. 

Además, por su trabajo ha estado un poco distante en su labor dentro de la fundación, Mommy 911, en la que ayudan a hogares comunitarios en Puerto Colombia. Anuncia que espera retomar pronto esas actividades pues entre sus pasiones está siempre ayudar a los demás. 

Una numerosa familia

Además de sus “quads”, cómo de cariño los llama, Ivanna tiene tres chihuahuas, Dante, Mailo y Lilo, que también considera como sus hijos. Dos de ellos llegaron antes del nacimiento de sus cuatrillizos y el último se unió a la familia hace aproximadamente tres años como regalo de cumpleaños para ellos. Todos juntos celebran a su lado este Día de la Madre.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Te puede interesar:

DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.