Política | EL HERALDO

¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Vista de una de las sesiones del Senado de la República, en el periodo que terminó este sábado.
Cortesia
Política

Sesiones del Congreso: un periodo entre la virtualidad y la pandemia

 EL HERALDO conversó con congresistas de distintas bancadas sobre los proyectos más polémicos que se discutieron en esta legislatura.

Por primera vez en los más de 200 años de historia del Congreso de la República, este periodo legislativo –cuyas sesiones ordinarias acabaron el pasado sábado– los debates se hicieron de manera virtual por cuenta de la pandemia del coronavirus.

A pesar de que la labor legislativa comenzó un mes después de lo previsto, mientras se ajustaba el mecanismo para sesionar y el presidente Iván Duque expedía el decreto para autorizar la legislación remota, todos los ministros del despacho rindieron cuenta varias veces ante plenaria y comisiones y numerosos proyectos de ley y acto legislativo se aprobaron.

Entre estos los que más llamaron la atención por la polémica o el respaldo que atrajeron se encuentran la cadena perpetua para violadores y asesinos de niños, los pliegos tipo, el de pago a plazos justos, la ley de pasantías, la de titulación de predios, la ley antitrámites, la prohibición de experimentación cosmética con animales, la ley Jacobo, la regulación del plomo, la amnistía a deudores de multas de tránsito, la ley de borrón y cuenta nueva y el fondo para superar la miseria en Cartagena.

La virtualidad, mientras tanto, tuvo sus ventajas y sus desventajas. Entre las primeras se cuenta la intensidad del horario y días de trabajo de los congresistas, que laboraron desde temprano en la mañana hasta tarde en la noche y durante todos los días, incluyendo algunos fines de semana. Otro tema es que se acabó la ‘jugadita’ de marcar asistencia y volarse, las excusas, las ‘reuniones’ y demás. Y entre lo malo estuvieron las dificultades para algunos congresistas de amoldarse a la tecnología, los micrófonos abiertos impertinentes, las imágenes con escenas demasiado domésticas en las cámaras y el reclamo de algunos por el pago del internet por cuenta del Estado, tal y como en su momento reclamaban la gasolina desde los bolsillos públicos para sus camionetas de lujo.

El Capitolio no salió indemne de la pandemia y, pese a la adopción de todas las medidas de bioseguridad, a raíz de un polémico intento de la Cámara de sesionar de manera ‘semipresencial’, uno de los representantes dio positivo para la COVID-19 luego de que se alertara sobre posibles contagios en el cuerpo policial de seguridad del Congreso.

Parte de la oposición, entre tanto, denunció que no pudo hacer el control político debido a las medidas tomadas por el Gobierno para atender la emergencia; primero, porque no se discutió el tiempo suficiente, sino que se llevó el informe del Ejecutivo hasta el viernes pasado, a un día del cierre y, segundo, porque no se les dio la palabra a los partidos de izquierda y centro que tenían reparos sobre el manejo de la crisis.

El presidente del Senado, Lidio García, del Partido Liberal, emitió un comunicado en el que advierte que en la virtualidad “el cambio no ha sido fácil, ya que se debe garantizar que los ‘hackers’ no vulneren el sistema, avalar ciertamente que sea el senador el que vote en los debates de control político, conservar las actas de las plenarias y votar proyectos de ley”.

Dijo que decidió seguir haciendo las sesiones remotas porque “aunque recibí críticas de mis propios colegas por no retomar las sesiones presenciales, encontré apoyo en otros frentes de la opinión pública. El tiempo le da la razón a quien la tiene y el temor era que no se fuera a convertir el Senado de la República en un foco de contagio”.

A su vez, el presidente de la Cámara, el representante Carlos Cuenca, de Cambio Radical, escribió en su cuenta de Twitter: “Al cierre de la legislatura doy gracias a Dios y a mis colegas por la oportunidad de presidir @CamaraColombia. La #COVID-19 nos puso un reto adicional, y aún así logramos sacar adelante la agenda legislativa. La historia nos juzgará”.

Las bancadas

El representante César Lorduy, de Cambio Radical, puso de presente que “las sesiones en plenaria y comisiones numéricamente son superiores a las que se hubieran hecho en sesiones presenciales o por lo menos lo son comparativamente con respecto a las de la legislatura anterior”.

Frente a los debates remotos señala que “si bien hubo algunos inconvenientes con el manejo de la plataforma tecnológica, al final todo el mundo trabaja de manera eficiente y efectiva, y mi trabajo es como el que venimos haciendo desde el principio: 24 horas, siete días a la semana”.

En su balance personal, manifiesta: “Me siento muy orgulloso de haber aportado una gran parte del proyecto de pago a plazos justos, del de borrón y cuenta nueva, como ponente también de la cadena perpetua y se hizo realidad mi primera ley en compañía del senador Arturo Char, que es la de saneamiento de predios, que beneficiará más o menos a unas 3 millones de familias”.

Por su parte, el senador Iván Cepeda, del Polo Democrático, criticó: “No se surtió el asunto más importante que tenía que haber examinado de manera de rigurosa y meticulosa el Congreso, que son los decretos legislativos del Gobierno durante la emergencia, porque el viernes se hizo a las carreras y sin garantías, porque no se permitió que interviniéramos 22 congresistas de la oposición”.

Añadió el parlamentario que se debe volver a las sesiones presenciales o semipresenciales desde el próximo 20 de julio: “Este periodo muestra un debilitamiento del Congreso y sus funciones, y una concentración de las funciones del Congreso en el poder Ejecutivo bajo el estado de excepción, lo cual pone en peligro la precaria democracia que de por sí tenemos en Colombia, y eso genera la necesidad de que volvamos a las sesiones presenciales o al menos semipresenciales”.

Y dijo que la vuelta al Capitolio debe ser “como todas las actividades que se están dando, con la necesaria obediencia y acatamiento de las medidas de seguridad, porque la pregunta es por qué si miles de ciudadanos pueden salir a los centros comerciales a comprar electrodomésticos el Senado no puede ir a legislar, ¿cuál es el argumento que valida semejante aberración?”.

El control político

A su vez, la representante Katherine Miranda, de la Alianza Verde, destacó “la tendencia a buscar consensos de muchos compañeros de diversas bancadas para poder salir de esta discusión sobre la virtualidad o la presencialidad y poder llegar al acuerdo y que hoy en día está vigente en la Cámara de Representantes y es sesionar de una manera semipresencial con voceros de cada bancada y con todas las medidas de bioseguridad necesarias”.

Cuestionó la legisladora así mismo “el hecho de ver al Gobierno presentando un informe simplemente y que no se haya permitido hacer un debate de control a estas medidas, ha sido una de las grandes frustraciones porque hay medidas adoptadas por el Gobierno que claramente van en contra de lo que realmente necesitan los colombianos y benefician es a grandes empresarios  a los bancos, y dejan de lado la clase media que creo que en estos momentos es una de las más golpeadas y que no tiene auxilios o beneficios por parte del Gobierno”.

En relación con su labor parlamentaria, recordó que fue la autora “del proyecto para prohibir que productos cosméticos sean objeto de pruebas en animales, ese es mi primer proyecto de ley y hay un proyecto que es para mí muy importante, es mi bandera, y es el de la imprescriptibilidad de la acción legal para delitos sexuales en menores de edad, que está a un debate de convertirse en ley y esta iniciativa cuenta con concepto favorable del Consejo de Política Criminal y el apoyo de organizaciones de defensa de los derechos de niños y niñas, nunca ha tenido un voto en contra y tiene un apoyo unánime por parte de todas las bancadas del Congreso de la República”.

El representante Erasmo Zuleta, de La U, resaltó “el trabajo del presidente de la Cámara, con quien a pesar de todas las dificultades que se viven en el país a causa esta pandemia, fue con su liderazgo y con el trabajo de todos los representantes que nos sobrepusimos a esas dificultades y le cumplimos al país”.

Advirtió el congresista que la virtualidad en el Legislativo “permitió ver una de las grandes brechas que existe hoy en nuestro país y es el acceso a las plataformas virtuales para hacer más eficientes y eficaces todos los procesos. Hay que decir que el Congreso no estaba preparado para funcionar de manera virtual, como tampoco lo estaban la Presidencia o las altas cortes, pero hay que rescatar que nos adaptamos”.

Concluyó señalando que hubo garantías para el Congreso de la República y que “la oposición tuvo su espacio como lo ha tenido siempre dentro del Congreso y fueron respetadas sus posiciones e intervenciones cada vez que hacían solicitud del uso de la palabra”.

“En la virtualidad “el cambio no ha sido fácil, ya que se debe garantizar que los ‘hackers’ no vulneren el sistema”.

Para el senador Efraín Cepeda, del Partido Conservador, “el tema de la virtualidad ha resultado muy positivo para el Congreso, realmente las sesiones han sido diarias y más de una en algunos días, hemos tenido hasta dos comisiones y una plenaria, el trabajo ha sido desde las 8 de la mañana hasta las 12 de la noche. En la Comisión de Ordenamiento Territorial que presido hemos tenido 29 sesiones y hemos seguido trabajando por la descentralización, el 90% de los ministros pasaron por la comisión en el examen de los decretos de emergencia”.

Destacó el senador la gestión que hizo frente a “la ley de plazos justos, proyecto importante que sin duda protege el empleo de las mipymes, que generan más del 80% del empleo formal de Colombia y no tiene fácil el acceso a créditos”.

Y el senador Mauricio Gómez, del Partido Liberal, considera que “no ha sido fácil volcar todo a lo virtual y reconozco el esfuerzo técnico y humano que se ha hecho en el Senado y todas sus divisiones, para poder cumplirle al país”.

Puso de presente que su trabajo durante la pandemia fue “hacer propuestas al Ejecutivo de sectores que, por peticiones o denuncias que recibía, estuvieron requiriendo un apoyo por el cese de actividades económicas. Por tanto, hice un llamado a la Superfinanciera y a la banca para que congelaran temporalmente las cuotas de pagos e intereses que cancelan los ciudadanos mensualmente; lideré mesas de trabajo entre la ministra de Transporte y los gerentes de los sistemas de transporte masivos del país para contemplar mecanismos de financiación y salvamentos de las empresas prestadoras del servicio que presentaban pérdidas millonarias por la disminución de pasajeros; cuando se conoció de las alzas en las tarifas de energía, le exigí a la Creg que los generadores hicieran efectiva una reducción; y tomé la vocería por el Amazonas y alerté al Ministerio de Salud del alto riesgo de contagio que presentaba este departamento días antes de confirmarse el primer caso positivo”.

Resaltó además que estuvo como coordinador ponente del proyecto de ley de plazos justos, que fue coautor “del proyecto de ley que promueve la creación de la Renta Básica de Emergencia en Colombia para atender las necesidades de los hogares en situación de pobreza y vulnerabilidad”, y que radicó el proyecto de ley por medio de la cual se promueve el uso y la disponibilidad de tapabocas inclusivos, por la barrera que generan los tapabocas convencionales en la comunicación de la población con discapacidad auditiva.

“Valoro la voluntad que hemos tenido todos los congresistas en estos meses, hoy finalizamos una intensa legislatura virtual y seguiremos comprometidos con los proyectos que faltaron por debatir y votar cuando retomemos el 20 de julio”, concluyó Gómez Amín.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más noticias de:

  • cuarentena
  • legislacion
  • Pandemia
  • Plenaria de Senado
  • Senado de la República
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web