El Colegio Metropolitano de Soledad recibió el domingo de elecciones un buen número de votantes.
El Colegio Metropolitano de Soledad recibió el domingo de elecciones un buen número de votantes. Jesús Rico

Ley del Montes | Elecciones: Lo bueno, lo malo y lo feo

¿Cómo les fue a los candidatos a alcaldías y gobernaciones?. ¿Qué fue lo más destacado de la jornada electoral? . ¿Qué pasó con el voto en blanco?. ¿Quiénes ganaron y quiénes perdieron?

Política

¿Cómo les fue a los candidatos a alcaldías y gobernaciones?. ¿Qué fue lo más destacado de la jornada electoral? . ¿Qué pasó con el voto en blanco?. ¿Quiénes ganaron y quiénes perdieron?

En medio de grandes expectativas por los resultados en las principales ciudades del país, en las que se esperaban verdaderos “cabeza a cabeza” para conocer los resultados consolidados, entre ellas Bogotá, las elecciones locales de ayer transcurrieron en calma y sin mayores sobresaltos. La participación ciudadana y la abstención estuvieron dentro de lo presupuestado, teniendo en cuenta el comportamiento electoral en jornadas anteriores.

Las firmas encuestadoras se jugaron buena parte de su prestigio y los resultados preliminares indicaban al cierre de esta edición que buena parte de ellas le apostaron al “caballo ganador”, aún en aquellas ciudades donde se daba por descontada una elección muy apretada.

El voto en blanco salió al ruedo como protagonista electoral, inclusive en Barranquilla, donde ocupó un destacado lugar, por encima de candidatos con mucho recorrido político, como el ex concejal Rafael Sánchez Anillo. En Cartagena también jugó un papel protagónico, al igual que en el departamento de Bolívar, donde los electores le enviaron un mensaje contundente a la clase dirigente. El voto en blanco se convirtió en un hecho político en varias capitales del país.

El resultado de Bogotá, con el triunfo de Claudia López, constituye también en un hecho político. Significa no sólo el triunfo de una mujer, reconocida por su lucha contra la corrupción, sino la derrota del uribismo y el peñalosismo en cabeza del joven aspirante Miguel Uribe Turbay, quien -pese a ello- queda posicionado para el futuro. Pero en Bogotá también perdió Gustavo Petro, que se alejó de López para respaldar a su pupilo Hollman Morris. Con Claudia López también triunfaron Sergio Fajardo y Antanas Mockus, sus dos grandes padrinos electorales. El primero queda posicionado como aspirante a la Presidencia en 2022.

En Medellín también perdió el Centro Democrático, que respaldaba al ex senador Alfredo Ramos. Ganó Daniel Quintero, quien se mostró como un candidato independiente, aunque en la pasada campaña presidencial respaldó a Gustavo Petro. La Gobernación de Antioquia el ex gobernador Aníbal Gaviria, quien derrotó a Andrés Guerra, candidato del uribismo.

-Lo bueno-
Los nuevos jefes de la oposición

Por cuenta de la reforma política las elecciones regionales de ayer permitirán estrenar la figura de los “jefes de la oposición”, tanto en concejos municipales como en asambleas departamentales. Se trata, sin duda, de un logro democrático, que permitirá a los candidatos que ocupen los segundos lugares en alcaldías y gobernaciones acceder a una curul en concejos y asambleas. Es decir, serán jefes de la oposición y podrán ejercer control político a los nuevos mandatarios.

Las administraciones locales requieren con urgencia de un mayor control político, puesto que los organismos de control regionales no están cumpliendo a cabalidad con dichas funciones. Es evidente que varios de ellos fueron cooptados por los partidos y movimientos políticos, que han sabido sacar provecho de su ineficacia o complacencia. Ser jefe de la oposición les permitirá, además, convertirse en una alternativa de poder para las siguientes elecciones. Se trata, claro está, de una función que deben cumplir con absoluta responsabilidad. La alternancia en el poder es una de las características del sistema democrático.

La tranquilidad electoral en buena parte del país

En medio de un ambiente alterado en materia de orden público, debido a las amenazas a varios candidatos, la jornada electoral transcurrió con mucha tranquilidad en buena parte del país. La presencia de las llamadas “disidencias de las Farc” y de las bandas criminales constituyó un reto para las autoridades y electores, quienes supieron responder al reto de las organizaciones armadas al margen de la Ley.

La participación de los votantes estuvo dentro de lo esperado, tanto en las zonas más tranquilas como en aquellas que implicaban mucho riesgo. La abstención -uno de los históricos lunares en estas elecciones regionales- también estuvo dentro del margen presupuestado.

Voto en blanco, el hecho político

La capital de Bolívar fue una de las ciudades del país que le envió un mensaje contundente a la clase política tradicional, que en su mayoría respaldó la candidatura de William García. El voto en blanco en Cartagena se constituyó en un hecho político y también tuvo un papel destacado en otras ciudades de la Región Caribe, como Barranquilla. Aunque no ganó -y era muy difícil que lo hiciera- lo cierto es que se hizo sentir en las urnas para expresar su inconformidad con la clase política local y departamental.

Así como hace algunos años el voto en blanco sirvió para que los habitantes del Cesar expresaran su inconformidad con la clase política, ayer los cartageneros enviaron un mensaje contundente a los dirigentes de la ciudad. El voto en blanco es una herramienta democrática que permite a los electores cumplir con su deber como ciudadanos y además expresar su inconformidad con la baraja de aspirantes a los cargos de elección popular.

-Lo malo-
La ligereza al denunciar la trashumancia

Uno de los delitos electorales más perversos es la trashumancia, que consiste en votar en un lugar distinto al de la residencia o sitio de trabajo. Es el vulgar “trasteo de votos”, práctica que debe ser combatida con toda severidad y está bien que las autoridades sean implacables en su erradicación. Pero lo que está muy mal es que esas mismas autoridades llamadas a combatir los delitos electorales, como el Consejo Nacional Electoral (CNE) y la

Procuraduría General, de forma ligera e irresponsable señalen a diestra y siniestra a millones de personas de incurrir supuestamente en ese delito sin tener ninguna prueba de ello. Horas antes de los comicios de ayer, tanto el Ministerio Público como el CNE anunciaron la anulación de la inscripción de más de un millón de cédulas, buena parte de ellas en la Región Caribe.

Semejante noticia les mereció primeras páginas en periódicos, así como titulares en radio y televisión. Ocurrió, sin embargo, que miles de personas no pudieron votar ayer por, al parecer, ser trashumantes, cuando la realidad es que estaban habilitados para hacerlo, como lo demuestra el hecho de haber votado en los puestos de votación en las últimas elecciones.

No hay derecho a que las autoridades electorales por irresponsables y ligeras atenten contra la democracia de una forma tan irresponsable. Ese tipo de denuncias deben realizarse con absoluta rigurosidad y no al vaivén mediático de un titular de prensa. Generalizar a toda la Región Caribe de incurrir en esa conducta delictiva reprochable causó un daño irreparable, puesto que

-juzgar por los testimonios de los afectados- fueron miles las personas señaladas de un delito que jamás cometieron. No se trata tampoco de desconocer una realidad que por décadas ha atentado contra la transparencia electoral en la Región Caribe, sino de soportar las denuncias en pruebas y sólidos soportes.

La falta de tarjetones para elegir Juntas Administradoras Locales

En algunos colegios de Barranquilla el inicio de la elección tuvo un atraso de varias horas por cuenta de la falta de tarjetones para elegir ediles. Ocurrió en el colegio Colón y en la Universidad Católica de Occidente, donde los votantes debieron esperar varias para ejercer su derecho al voto. Muchos de ellos optaron por abandonar el recinto, frustrados y aburridos, sin poder votar. El alcalde de Barranquilla, Alejandro Char, definió el hecho como “el punto negro de esta jornada democrática”.

La falta de tarjetones en algunos puestos de votación generaron inconformidad y malestar en varios votantes y con toda razón. El material electoral es la herramienta más importante para que los ciudadanos puedan ejercer su derecho a elegir y ser elegidos.

-Feo-
La guerra sucia por parte de algunas campañas

No es sano para el sistema democrático que algunos candidatos desconozcan o pretendan manchar el triunfo legítimo de sus contenedores u opositores. En la democracia hay que saber ganar y perder. No es deslegitimando el triunfo de los adversarios como se fortalece el sistema democrático.

El caso de Santa Marta y el Magdalena es particularmente crítico. Toda la campaña electoral se desarrolló en medio de una guerra sucia sin antecedentes. Ningún candidato se salvó de propinar golpes bajos a sus contendores. La estrategia pareció ser la de “ensuciar las aguas” para que nadie pudiera beber en ellas. Las nuevas administraciones deberán cerrar heridas y tratar de gobernar en medio de un ambiente muy crispado.

La “guerra de encuestas falsas” se convirtió en moneda común en Sincelejo y Montería, hasta el punto de que muchos electores prefirieron marginarse de la contienda electoral.

Has disfrutado de todos los contenidos gratuitos del mes que ofrecemos a nuestros visitantes

Te invitamos a registrarte en EL HERALDO

¿Ya tienes una cuenta?

Disfruta de los siguientes beneficios:

Acceso ilimitado

Noticias más populares

  • EN EL HERALDO
  • EN Política
  • EN VÍDEOS
  • EN FOTOS
X

Hola,

Bienvenido a tu cuenta de EL HERALDO.

Con tu cuenta de EL HERALDO vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

Bienvenido a EL HERALDO

Bienvenido, puedes ingresar con tu correo electrónico y contraseña registrada.

Si todavía no tienes una cuenta, puedes registrarte aquí, es gratis.

Conéctate con tu cuenta de Facebook ó Google

Registrate en EL HERALDO

Crea tu cuenta en EL HERALDO y vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

* La contraseña debe ser mayor de 5 caracteres, contener una mayuscula y un numero

x

Reestablecer tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el cual te registraste, te enviaremos un enlace para que puedas restablecer tu contraseña y acceder de nuevo.

La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web